jueves, 6 de mayo de 2010

Revelación – Bella

HOLA AMIGOS AQUI DEJANDOLES EL CAPITULO DEL VIERNES PESPERO LES GUSTE YA SE PONE MAS BUENO JEJEJEJE GRACIAS POR SUS COMENTARIOS Y SI YA SOBREVIVI AL DOLOR DE MANO JAJAJA SI LES CONTARA LO QUE ME PASO JAJAJ PERO BUENO MAÑANA EN LA NOCHE LA SORPRESA VAAA??????? OK OK ESPERO LES GUSTE ME VOY BIIEE BESITOS VAMPIRESCOS LOS QUIERO


Revelación – Bella

La mirada de horror y shock en el rostro de Edward solo agravaba el temor generado por el frío silencio de Carlisle.

"¿Qué tiene de malo?" dijo Rosalie impaciente. "¿Qué significa ese estúpido tatuaje?"

Carlisle aclaró su garganta, y yo me acerqué a Edward para poner mi mano en su espalda tentativamente.

"¿Edward?" susurré suavemente, "¿Qué sucede?"

"No se como pasamos esto por alto," comenzó Carlisle. "Todo tiene sentido ahora… las habilidades únicas y la tendencia a crear destrucción…" murmuró Carlisle para si mismo.

Finalmente volvió a mirarnos. "Parece ser que Nathan y Colin McFadden son hechiceros." Dijo simplemente.

¿Qué? Yo no tenía idea de lo que estaban hablando. Jasper se puso tieso ante la palabra, pero el resto de mi familia miró a Carlisle con perplejidad por su deducción.

"¿Puede alguien molestarse en decirme exactamente que significa eso? ¿Los hechiceros no están casi en la misma categoría que las brujas? Declaró Emmett.

Carlisle frunció el ceño. "Desafortunadamente sé muy poco acerca de los hechiceros. Su historia que deriva de la era Druida, y sus raíces iniciales tienen alguna relación con la Wicca," respondió Carlisle.

"¿Wicca? ¿Cómo adoración satánica?" pregunto Rosalie.

"No, ese es un error común. La Wicca no se trata de la adoración a Satán. Es un sistema de creencia que deriva de una perspectiva basada en la naturaleza más que todo. Lo que si sé es que los hechiceros fueron desterrados de la tradición Wicca hace muchos siglos."

"¿Desterrados?" pregunté.

"La palabra 'Hechicero' básicamente significa 'Violador del juramento' en inglés antiguo," explicó Carlisle. "leí hace muchos años que había un gran escepticismo en la historia de la Wicca entre aquellos que practicaban la magia blanca y aquellos que estaban profundamente enfocados en las artes oscuras. Cada vez que existe un grupo de individuos que poseen dones únicos, siempre hay ciertos miembros de ese grupo que creen que sus dones pueden y deben ser usados para controlar en vez de enriquecer la vida de otros humanos. Creo que los hechiceros fueron expulsados de la Wicca porque ellos creían que a ellos debería permitírseles usar sus poderes estrictamente para la ganancia personal sin preocuparse por el daño que puedan causar. Los verdaderos seguidores de la Wicca creen que la madre tierra es la fuente de toda la vida y poder, y cualquier acción que amenace o dañe los obsequios de la madre tierra debe ser evitada a toda costa. Mas allá de eso, no se mucho más." Admitió Carlisle.

"Espera. Dijiste 'otros humanos' ¿Eso significa que los hechiceros pueden ser destruidos prácticamente de la misma forma? Después de todo, esto significa que en su núcleo son solo humanos especiales," preguntó Jasper, con sus intenciones muy claras en su voz.

"Podría asumir eso." Carlisle frunció el ceño. "Como mencioné antes, no sabemos la extensión de sus poderes, y creo que cualquier acción de nuestra parte seria totalmente prematura si no nos aseguramos de averiguar de que son capaces."

"Siobhan," murmuró Edward.

"¿Discúlpame Edward?" dijo Carlisle con sorpresa.

"Cuando Bella y yo conocimos por primera vez a Siobhan, ella estaba muy impresionada con los dones que nosotros poseíamos y que le habíamos heredado a nuestra hija. Ella pensó en una familia de brujas en particular que ella conocía. Ella nunca había conocido otro vampiro que pudiera leer la mente de otros sin contacto físico, pero ella recordó una historia sobre un grupo de brujas poderosas que tenían esta habilidad. Solo lo escuché de paso en sus pensamientos."

"Creo que deberíamos hablar con ella Carlisle," dijo Esme ansiosa. "Quizá pueda darnos una idea de contra que estamos lidiando exactamente."

Carlisle salió con el teléfono. Edward aún estaba parado al lado de la isla de la cocina con el dibujo del tatuaje de Colin debajo de su mano. Estaba sumido en sus pensamientos.

"¿Alice?" preguntó tranquilamente.

"¡Lo se Edward! No tengo problemas para ver que es lo que harán, ¡Pero no tenía idea de que eran hechiceros! ¡Ni si quiera vi esa posibilidad!"

"¿Esto significa que algunas partes de su futuro están ocultas para ti Alice?" dijo Emmett.

"¡No lo se! Gimió ella. "Es muy pronto para saberlo."

"Yo no podría haberlo sabido basado en sus pensamientos, que ellos pensaban sobre si mismos como algo mas que especiales." Declaró Edward.

"¿Acaso importa? Pregunté. "Sin importar lo que sean, ellos tienen poderes que nunca antes hemos visto en humanos. ¿En que cambian las cosas si ellos no pueden ponerle un nombre a sus habilidades?"

"Eso cambia las cosas considerablemente," dijo Jasper con frustración. "Una vez escuché a María llamar alguien 'Hijo de hechicero'. Ella dijo que, mientras los caminos antiguos del mundo se desvanecían de la memoria y experiencia humana, la mayoría de la gente no se daba cuenta de que aquellos que aún practican el ocultismo todavía existen. Adicionalmente, ella dijo que algunas personas poseen habilidades únicas que sólo pueden ser explicadas por un ancestro común basado en la brujería. Este humano en particular del que hablaba María era un apostador extremadamente dotado. Ella dijo que la única forma de que él pudiera ser tan 'afortunado' era si era el hijo de un hechicero." Él frunció el ceño molesto. "Ella también dijo que los hechiceros practicaban la magia negra. Tener poderes es una cosa. Usarlos para propósitos oscuros es otra."

Esta era la razón por la cual Jasper había estado tan incomodo. Siempre que él sentía que Alice era amenazada por algo al menos un segundo, Jasper tendía a comportarse de forma muy parecida a Edward cuando se trataba de mí. Carlisle caminó de vuelta a la habitación.

"Siobhan, todos estamos aquí para hablar contigo. Voy a ponerte en el altavoz ahora."

"¡Hola mi queridos Cullens!" dijo Siobhan con su caluroso acento irlandés. "¿Qué puedo hacer por ustedes hoy?"

"Siobhan, es maravilloso escuchar tu voz. De hecho hemos encontrado algunos individuos de los que quizás puedas darnos algún tipo de información." Dijo Edward pensativamente.

"¡Edward! ¿Cómo esta tu maravillosa esposa y hermosa hija? ¡Nessie ya debe haber crecido completamente para este momento!"

Edward sonrió de forma extraña. "Ya creció y está causando todo tipo de estragos en mí."

Siobhan se rió. "No esperaría nada menos de una hija tan cabezadura como Nessie. Dime que información necesitas."

"No quiero gastar tu tiempo, así que iré directo al grano. ¿Tienes alguna información sobre los hechiceros?" preguntó Edward.

Silencio absoluto. "¿Cómo saben que están lidiando con hechiceros?" dijo Siobhan un poco sorprendida.

"En este punto, simplemente nos basamos en el hecho de que uno de estos hombres humanos parece poder controlar la mente de otros y el otro parece saber la diferencia entre la verdad y las mentiras, de forma muy parecida a Maggie."

"Es interesante que saques eso a relucir. Maggie pertenece a una larga línea de Brujas," declaró Siobhan.

"¿Disculpa?" dijo Esme en Shock.

"La familia de Maggie tiene una gran historia en la religión del Dios Astado y la Diosa triple. Desde luego, ellos siempre han practicado la magia blanca, nunca las cosas abominables que hacen los hechiceros."

"Pensé que los hechiceros eran simplemente como brujas pero hombres." Dijo Emmett.

"Ese es un error común. Los brujos hombres son llamados usualmente Magos. Son mas como hombres sabios, de donde el nombre Mago se deriva. Los hechiceros no son bienvenidos en la sociedad de brujas y magos que practican magia blanca."

"¿Por qué es eso Siobhan?" dije.

"Porque, mi querida Bella, su mera existencia profana la fuente de sus dones. Ellos rompen el favor al abusar de los principios fundamentales de fu fe… la Rede Wicca. La Rede Wicca simplemente declara: 'Haz lo que quieras, a nadie dañes'. Es muy fácil de entender. Las brujas y los magos pueden usar los poderes dados para ellos por la Diosa triple siempre y cuando no dañen a otra persona en el proceso. Los hechiceros no se preocupan por a quien dañan. Solo les importa llevar a cabo sus intenciones. Es por esto que me pregunto que los hace creer con certeza que están lidiando con hechiceros."

"Ellos definitivamente no están usando sus poderes en consideración del bienestar de otros," respondió Carlisle. "Ellos también marcaron sus cuerpos con la palabra celta que significa hechicero."

"¡Que tonto de su parte! Bueno, supongo que la era moderna los ha hecho indisciplinados con respecto a ocultar sus identidades. Ellos caminan entre nosotros sin temor ahora, y algunos de ellos ni si quiera saben que lo son. ¡Es increíble cuantos hay allá afuera que tienen poderes y no tienen idea de que la fuente esta en los caminos antiguos!"

"¿Qué quieres decir?" preguntó Alice con una voz suave.

"Muchos humanos suelen atribuir sus buenas fortunas o logros a la suerte o meros accidentes. Frecuentemente, sus mentes poseen una extraña habilidad para hacer algo que no pueden explicar. Algunos son apenas afortunados, otros son verdaderamente talentosos. Ellos no han estudiado apropiadamente su historia. De hecho, estoy segura de que tu familia puede tener algunas raíces en lo oculto Carlisle."

Todos nos miramos en un shock silencioso.

"¡Ay por favor! Un adivinador, un lector de mentes, un escudo, un manejador… ¡Todo esto no puede ser apenas por azar! Especialmente Edward. Una vez hubo una familia en los comienzos de la brujería, los Masons del clan de New Forest en Southhampton. Antes de su desaparición a finales de los 1800, se decía que ellos tenían tradicionalmente las habilidades que Edward tiene, para leer la mente de aquellos a su alrededor con perfecta claridad."

"¿Dijiste 'La Familia Mason'?" pregunté tranquilamente. "El nombre biológico de Edward es Masen, con una 'e'."

Edward se quedó mirándome mientras procesaba la información.

"¡Lo ves! Dijo Siobhan triunfante. "No por casualidad tienes ese don."

Edward frunció el ceño. "¿Cómo podemos esperar lidiar con estos hechiceros Siobhan?"

"Los hechiceros son criaturas difíciles e increíblemente tercas, por lo que e oído. La abuela de Maggie tuvo una riña con uno, hace siglos. Ellos no se rinden cuando desean algo. Ellos creen que sus poderes les conceden acceso a todo lo que quieran adquirir sin importar el costo, es por esto que fueron desterrados y llamados 'Violadores del juramento'. Aunque no puedo imaginar que sea terriblemente difícil controlarlos. Ellos tienen un terrible temor por los vampiros."

"¿Ellos nos temen?" preguntó Emmett con la primera nota de humor en la habitación por mucho tiempo.

"¡Por su puesto que sí! Los vampiros y los hechiceros han manchado la historia también. Verás, los vampiros poseen algo que los hechiceros han deseado inmensamente por siglos y no han logrado adquirir: La inmortalidad. Hace muchos años, los hechiceros intentaron atrapar vampiros y estudiarlos en un intento de aprender la fuente de su juventud infinita. Como pueden imaginar, estos vampiros no podían ser contenidos, y desataron su ira contra los hechiceros como venganza. En un intento de librarnos de sus molestias, los Volturi incluso asistieron a la iglesia en la era de la inquisición… desafortunadamente, muchas brujas y magos que practicaban magia blanca fueron destruidos tras ser implicados erróneamente. Un convenio de paz fue formado después de eso entre los altos sacerdotes y los Volturi. En esencia, los hechiceros no pueden intentar robar la inmortalidad o alertar a los humanos sobre nuestra existencia. De forma similar, nosotros no les causaremos daño físico sin ser provocados y mantendremos sus poderes en secreto también."

"¿Qué constituye una provocación?" dijo Jasper mientras su rostro se endurecía.

Siobhan se rió. "Como mencioné con anterioridad querido Jasper, no debe ser difícil controlarlos. Ellos están muy concientes del hecho de que no pueden ganar en una pelea contra vampiros a menos que sean capaces de convertirse en uno. Lo mas que pueden ser para ustedes es una molestia."

"¿Que crees que debemos hacer?" preguntó Carlisle.

"Creo que eso es obvio. Si los hechiceros están causándoles penas, simplemente revelen lo que son a ellos. Ellos no pueden decirles a otros humanos, y ellos no se cruzarán con un clan tan numeroso y poderoso como el de ustedes. Creo que sus problemas se resolverán bastante rápido una vez que ellos sepan que deben respetarlos. Un poco de temor nunca le hizo daño a nadie, en especial a un hechicero." Se rió para ella misma.

"¿Qué pasa si no funciona?" dijo Edward dudando.

Siobhan pensó por un momento. "Si consultan al líder de su clan, deben ser capaces de manejarlo también. El líder posee el Libro de las Sombras del clan, este es el libro que es heredado de líder a líder y contiene hechizos, advertencias, experiencias y otras informaciones útiles para ser pasadas a las generaciones subsecuentes. El resto del clan debe seguir su liderazgo. ¿Exactamente cual es el problema?"

"Uno de los hechiceros a demostrado tener preferencia por Bella," dijo Carlisle con una sonrisa triste.

Siobhan dejó salir una fuerte risa, "Estoy bastante segura de lo bien que Edward se lo esta tomando. Querido muchacho, confía en mí cuando te digo que sus intereses se desvanecerán rápidamente cuando descubra que debe vencer a un poderoso vampiro para ganar su afecto.""

"Incluso eso no será suficiente," dije sarcásticamente. Siobhan se rió de nuevo.

La mirada de Edward era pensativa. "¿Estas segura de que no sería mejor que nosotros simplemente nos fuéramos y comenzáramos nuestra vida en otro lugar?" preguntó.

"No creo que eso sea necesario. Adicionalmente, los hechiceros no se rinden fácilmente. Ellos detestan ser vencidos en cualquier cosa. Cuando sus objetivos son frustrados, es imposible saber que tan lejos son capaces de llegar para rectificarlo. Es mas seguro no subestimarlos, especialmente si no conocen la extensión de sus poderes. Ustedes tampoco parecen saber cuantos son, o cuanto alcance tiene su red. Es más seguro asumir que son más de dos, especialmente si son dos muchachos jóvenes. La mejor manera de lidiar con una molestia es afrontarla pronto antes de que se convierta en algo fuera de control"

Yo tenía dificultades para estar en desacuerdo con Siobhan. Hace años, todos cometimos el error subestimar a otros vampiros en su celoso odio hacia nosotros. Gran parte de mi joven vida adulta había transcurrido en el temor, y arriesgamos a nuestra familia y las vidas de nuestros amigos para corregir ese error. Yo no quería que volviera a pasar.

"Simplemente no me siento cómodo revelando lo que somos a humanos," dijo Carlisle poco contento.

"Lo entiendo Carlisle," respondió Siobhan. "Es una situación poco ideal. Puedo sugerir que las alternativas también serán desagradables para ti… tu filosofía única sobre la vida humana dicta que destruir a estos jóvenes hechiceros es un último recurso, o es inadmisible. Revelar lo que son de verdad es la mejor forma de asegurarse de que la vida de tu familia no será interrumpida y que estos jóvenes hechiceros entiendan los límites de su alcance. Quizás puedan ayudar a la gente de su pueblo al darle a estos muchachos una dosis de realidad, por mas horrible que pueda ser." Ella declaró con diversión.

"¿Los Volturi no tendrán problemas con nosotros por decirle a los hechiceros lo que somos? " Pregunté mientras otro terrible recuerdo del pasado se asomó en mi cabeza.

"Puede ser. Si lo recuerdas, sus problemas consisten en los humanos que no saben lo que somos, no que nosotros hayamos sido quienes se lo dijeron. En el peor de los casos, ellos destruyen a los hechiceros. Yo diría que eso resuelve los problemas de todos." Remarcó Siobhan sin piedad.

"Nos has dado mucho en que pensar," Carlisle reflexionó. "Te agradezco mucho por tu tiempo querida Siobhan. Nuestro cariño y mejores deseos para Liam y Maggie."

"¡Desde luego Carlisle! Cuando quieras. Actualícenme en la situación. ¡Al parecer su familia siempre tiene los momentos más interesantes! Creo que quizás iré a visitarlos de nuevo solo para poder inyectar un poco de emoción a mi monotonía. ¡Estoy segura de que Maggie estará extasiada de saber que nuestras investigaciones en lo oculto han probado ser más beneficiosas que un mero intento de pasar el tiempo! Carlisle se rió con ella.

"¡Ah! Una última cosa. Si estos jóvenes hombres saben que son hechiceros, entonces probablemente son descendientes de un poderoso linaje. Actualmente, solo aquellos hechiceros que son cuidadosos con respecto a su progenie y su linaje tienen conocimiento de su existencia. Debido a que ha habido muchos matrimonios con personas que no son como ellos, muchas familias ya no tienen la habilidad de practicar ningún tipo de magia. El hecho de que sean capaces de controlar mentes y saber la diferencia entre la verdad y la ficción como meros humanos indica que su linaje ha sido controlado cuidadosamente. Sus familias se han casado y reproducido muy astutamente con atención a la genealogía y a la historia. Sean concientes de esto y nunca olviden que los hechiceros realmente desean dos cosas: la inmortalidad y el avance de su progenie."

"Muchísimas gracias de nuevo," dijo Carlisle calurosamente. Ellos intercambiaron unas cuantas amabilidades más antes de desconectar la línea.

Carlisle se volteó hacia nosotros luego de colgar el teléfono.

"Bueno," Dijo Emmett con una gran sonrisa. "Supongo que todos saben lo que pienso. ¡Es hora de asustar a algunos hechiceros! Mi voto va por la versión teatral… ¿Quizás podríamos dejar un oso o un león montañés drenado de sangre en frente de su casa? Tipo la escena de El Padrino."

"¡Emmett!" lo regañó Rosalie.

"Aún no estoy convencido de que revelarnos sea la mejor manera de actuar," declaró Carlisle pensativamente.

"Realmente no quiero mudarme de nuevo" remarcó Rosalie. "Normalmente estaría de acuerdo con Carlisle. Odio cuando los humanos saben que somos vampiros. En esta circunstancia, pienso diferente. ¿Es tan malo que sepan lo que somos, especialmente cuando no le pueden decir a nadie? No será muy difícil que crean que es la verdad. Después de todo, si hay brujas y hechiceros en el mundo, los vampiros no pueden ser muy difíciles de imaginar."

"No estoy preocupado en su habilidad de creer lo que somos. Es sólo que estoy preocupado con ser capaces de controlar lo que hagan con ese conocimiento." Respondió Carlisle.

Jasper frunció las cejas. "Como Edward es capaz de leer sus mentes y al parecer Alice es capaz de ver su futuro, deberíamos ser capaces de saber si quieren hacer algo dañino para nosotros. Siobhan también dijo que ellos tienen un temor innato por los vampiros que va a prevenir que quieran provocarnos. Creo que esto puede funcionar. Debo admitir que es bastante atrayente para mí el demostrarle a estos odiosos niños que no son la cosa más espantosa en el pueblo."

Alice se rió con cariño y estrechó sus ojos. "Creo que funcionará. De hecho, estoy bastante segura de que Nate perderá su interés por Bella si descubre que somos vampiros. Ellos ya están pasando dificultades para determinar porque ella no puede ser controlada por ellos. Estoy casi segura de que la verdad los forzará a rendirse y a darnos un amplio espacio para no molestar a Edward. Por lo menos, si los asustamos para que nos eviten, podremos vivir nuestras vidas en paz."

De repente, Rosalie comenzó a reírse. Su risa creció mientras hacía eco en las paredes de la cocina. Las esquinas de la boca de Edward subieron un poco. Rosalie sostuvo su estomago para ayudarla a calmar su curiosa fuente de alegría.

"¿Qué es tan gracioso?" exigí.

"¡Oh! Dejó salir Rosalie mientras intentaba terminar de reír. ¡Bella tú eres como una problemática Helena de Troya! ¡Todos quieren un pedazo de ti! Primero llegas al pequeño pueblo de Forks y te adueñas rápidamente del alma de un vampiro enfermo de amor, un Edward Cullen. Luego Jacob Black, el antiguo hombre lobo, promete un amor eterno por ti. Finalmente, un hechicero que viene de un linaje de horripilantes adoradores de Satán quiere realizar magia negra para hacer que te enamores de él. ¡No se pueden inventar este tipo de cosas!" y ella comenzó a reírse de nuevo.

Le fruncí el ceño hasta que me di cuenta que el resto de mi familia parecía estar controlando las ganas de reír. Los labios de Edward continuaron temblando, y los hombros de Jasper estaban temblando. Emmett eventualmente enterró su cabeza en el hombro de Rosalie, pero no sin antes dejar que una alta carcajada lograra salir de su boca. Alice había cubierto su boca con su mano, y los ojos de Esme estaban más brillantes de lo usual en un intento de ocultar el humor.

La escandalosa carcajada de Carlisle lo logró. Me quedé parada ahí tratando de aferrarme a mi indignación mientras el resto de mi familia disfrutaba de la ironía de la situación. Eventualmente, no pude evitar acompañarlos.

"Ustedes saben" dijo Edward cuando la risa comenzó a calmarse, "Que yo podría estar de acuerdo con que divulgáramos lo que somos si tuviéramos la certeza de que esta información no causará problemas a los humanos a nuestro alrededor. Si Nate y Colin desean volverse difíciles, estoy de acuerdo en que estaremos mucho mejor equipados cuando no tengamos que ocultar nuestras ventajas de ellos nunca más."

"Esto significa que Bella de hecho podría darle una paliza a Nate si quisiera." Dijo Alice con otra sonrisa.

"Preferiría que lo averiguaran e intentaran ignorarnos. Odio tener que pretender que no veo a todo el mundo quedarse mirándome y susurrando a mis espaldas. Ya tuve más que suficiente emoción esta semana, más de lo que he tenido en todos los años que fui una humana atendiendo a clases. Excepto en la secundaria de Forks, claro." Declaré con una sonrisa.

"Mientras mas lo consideramos, mas claro se vuelve todo." Anunció Alice con resolución. "Si le decimos a Nathan McFFaden que somos vampiros y que debe alejarse de nosotros, él definitivamente va a renunciar a seguir acosando a Bella. Es casi seguro."

"Eso es todo lo que quería escuchar. Así que, ¿Alguien mas esta a bordo con la versión teatral?" Emmett sonrió.

"Emmett," Edward gruñó, "Un poco de garbo no hará daño."

"¿Garbo teatral? ¿Qué sugieres Edward? Él replicó.

"Para empezar, no arrastraría un cadáver a su puerta."

"Sólo era una forma de empezar la discusión. ¡Hombre que divertido es esto!"

"Sólo será divertido si funciona," dije.

"Y funcionará." Dijo Alice.

"Me pregunto si también podemos asustar a Nate McFFaden para que sea mas cuidadoso con las decisiones que él hace que no involucran necesariamente a nuestra familia. No haría daño si él no golpea a otra chica nunca más." Consideró Edward pensativamente.

"Estoy de acuerdo, pero pienso que deberíamos ocultar nuestras otras habilidades de ellos, de ser posible. Es sólo que es mas beneficioso si ellos no están concientes de nuestras ventajas únicas mas allá de ser vampiros." Contribuyó Jasper.

"Estoy de acuerdo." Dijo Carlisle.

"OK ¡OK! ¡Estamos de acuerdo entonces! ¿Ahora como vamos a hacer esto?" dijo Emmett impacientemente.

De repente, el aspecto de calma en el rostro de Edward desapareció. Escuché el sonido del Mustang de Jake rodear el camino de nuestra larga entrada. Edward gruñó y agarró mi mano. Paralizada por mi confusión, el me lanzó sobre sus hombros y corrió borrosamente hasta nuestra habitación.

"¿Dónde esta el incendio?" se rió Emmett.

Edward me colocó gentilmente en el suelo al lado de la cama.

"¿Edward? ¿Qué sucede?"

"Esto es mas de lo que puedo manejar por los momentos. Sólo necesito un respiro."

"Nessie está llegando a casa. Escuché el auto de Jake." Dije, sintiendo que quería ir abajo a verla.

"¡Por eso necesito un respiro!" Edward suspiró. Él se dejó caer de espaldas en nuestra cama con un aspecto vacío en el rostro. "Él esta tomando su mano Bella."

"¿De verdad? ¡Eso quiere decir que le contó!" una extraña mezcla de felicidad y pérdida me llenó.

Edward se sentó en un flash. Un trazo de ira se hizo presente en su rostro. "¡Él la besó! ¡A mi niñita! ¡Ese perro puso sus manos sobre ella!" no había forma de confundir la furia en su voz.

Caminé cuidadosamente hasta él y puse su rostro entre mis manos. "Mi amor. Le dijimos que podía salir con ella. Estas son las cosas normales que vienen con eso."

"No puedes estar tan calmada acerca de todo esto Bella. A ti también debe molestarte."

"Me molesta. Casi siento como si la estuviera perdiendo. Sólo sigo recordándome lo mucho más feliz estuve cuando encontré el amor. Nessie ya es una niña muy feliz. ¿Te imaginas cuan extasiada estará cuando esté enamorada?" dije con una pequeña sonrisa.

"Ella ya esta enamorada Bella. Ambos están asquerosa y desesperadamente enamorados. Jake esta esforzándose por ocultarlo, y Nessie lo grita desafiantemente con cada pensamiento."

No tuve tiempo para ocultar la consternación en mi rostro. Edward se puso de pie y me miró con una sonrisa irónica. Sus ojos estaban tan llenos de ternura cuando me vio que no pude evitar sonreírle de vuelta.

"Estas esforzándote por ocultarlo señora Cullen, pero sospecho que esto es mas difícil para ti de lo que quieres que piense."

Mis hombros se hundieron un poco ante su correcta evaluación.

"Como sea," fruncí el ceño sin intentar ocultar mi frustración. "Mas le vale que no lo arruine. ¡Espero que le haya preguntado antes de besarla!" recuerdo la noche que me rompí la mano tratando de golpear a Jake por besarme sin mi permiso.

Edward sonrió "Ella lo besó a él… y no le preguntó primero."

Mi mirada de sorpresa provocó que Edward sonriera más. El se inclinó y puso sus labios en mi sien. La presión de su beso derritió la tensión de mi cuerpo como una llama al hielo. Inhalando, el arrastro la punta de su nariz desde mi sien hasta mi barbilla. Me dio un beso debajo de mi mandíbula y se movió lentamente hasta mi cuello mientras pasaba la punta de sus dedos por mi estomagó y alrededor de mi espalda para acercarme mas a él. Edward Cullen podría escribir un libro sobre seducción. En menos de treinta segundos, todo lo que podía pensar era que quería más. Luego de rendirme a ser una tonta incontenible, el me liberó lamentándose cuando escuchó el sonido de la voz emocionada de Nessie en la casa. El apretó sus dientes y tomó mis manos para ir escaleras abajo.

"Y una vez mas, vamos al desgarramiento." Él citó entre dientes.

Yo suspiré y besé su mano.

1 comentario:

..//((^aLexcullen^))//::.. dijo...

hey como estas bueno por lo ke lei estas ya mejor de tu mano en fin ya kiero ver la sorpresa siii en fin hay esta muy padre la historia recorde la primera vez ke la lei y me encanto ahora ando encontrando detalles ke no me habia dado cuanta en fin te dejo cuidate mucho y aver ke dia pasas por mi blog bay
bloodkiss

Loading...