jueves, 25 de febrero de 2010

Reencarnacion Capitulo 10

Y PARA TERMINAR ESTA SEMANA UN GRAN CAPITULO CON UHN FINAL QUE LOS DEJARA PICADOSSS JEJEJEJEJJEJE ESPERO LES GUSTE Y DISFRUTENLO QUE TENGAN BUEN FIN DE SEMANA Y NOS LEEMOS HASTA EL MIERCOLESS BYEEEE BESITOS VAMPIRESCOSSSS
mike newton Pictures, Images and Photos


Reencarnacion Capitulo 10
Emmett POV
Han pasado ya varios días desde que Valerie y yo…bueno desde que nos besamos por primera vez. No puedo negar que sí siento algo por ella. Ese día fui por ella y por supuesto, ella ya me esperaba.
Me bajé del Jeep para ayudarla a subir, y una vez que la tenía en mis brazos ¿por qué no besarla? Ya me había acostumbrado a la sensación y era algo fácil de manejar.
- Buenos días – le dije sonriendo
- Buenos días – respondió ella de igual modo
Llegamos a la escuela y antes de que ella se fuera a su salón, la volví a besar. Ella correspondió y cuando nos separamos me sonrió coquetamente.
El día fue muy olvidable, esa es la verdad. Cuando llegó la hora del almuerzo, fui por Valerie y ambos entramos a la cafetería, nos servimos la comida y nos fuimos a sentar en la mesa de siempre, hasta ahí, un día normal, entonces la puerta de la entrada se abrió y yo me quedé petrificado, esa esencia, ¡¡Imposible!! Me giré y miré hacia la entrada.
Mi vida dio un vuelco, no podía creer lo que veía, Rose había regresado y estaba nada más y nada menos que con el imbécil de Mike Newton ¡¡Mike Newton!!

Rosalie POV
Cuando llegué a casa esa mañana, Emmett ya no estaba en la casa, sólo estaban Alice y Jasper, que obviamente me esperaban. Mis padres me dieron la bienvenida y me acogieron nuevamente como si nada estuviera pasando y Alice ya había planeado todo. Me quedaría con ella en la habitación y Jasper se iría con Edward.
Después nos fuimos a la escuela, ese día no tenía ninguna clase con Emmett hasta después del almuerzo, por lo tanto no se daría cuenta de mi presencia hasta entonces.
Entré a mi primera clase, Español con la señora Goff, era una clase que me daba igual francamente, la tomaba con Alice y unos cuantos más de su año. Nos sentamos juntas hasta atrás y la clase pasó rápidamente, hasta que a la profesora se le ocurrió ponernos un trabajo en parejas que ella escogería.
- Veamos, señor Newton usted lo hará con la señorita Hale – la profesora dijo y ambos nos miramos.
Él estaba un poco aterrado y sorprendido por ello, yo le sonreí un poco para tranquilizarlo.
- Bueno chicos tienen cinco minutos para ponerse de acuerdo – nos dijo la profesora una vez que dictó todas las parejas
- Eres verdaderamente mala Rose – me susurró Alice riendo
- Lo sé
Me levanté de mi lugar y me fui a sentar junto a Mike. El chico estaba aún sorprendido yo ahogué una risita.
- Bueno compañero ¿Qué se te ocurre que hagamos? – le pregunté con una sonrisa que lo deslumbró
- Ehh…pues…lo que tú quieras…yo no…no tengo problema – respondió el chico tartamudeando
- Mmm…pues la profesora dijo que podríamos hacerlo de cualquier cosa así que, ¿de qué te gustaría hablar?
- Pues la verdad no lo sé, aunque debo confesar que me encantaría hacerlo de coches, son como que una obsesión que tengo – sus mejillas adquirieron un color rojo vivo y yo me aguanté la risa nuevamente
- Me parece genial, a mí también me encantan los coches – le confesé
- ¿En serio? – me preguntó sorprendido
- Te lo juro
De ahí, esos cinco minutos nos la pasamos hablando de autos,Mike estaba más a gusto conmigo y eso me alegraba, sin mencionar que el chico era realmente simpático, me invitó a sentarme con él en el almuerzo y tuve que aceptar, por fin alguien entendía mi gusto por los automóviles.
Acabada la clase me fui con Alice que me miró sonriente y negó con la cabeza.
- Eres Mala – me dijo nuevamente
- No lo creo – le di un beso en la mejilla y me fui a mi siguiente clase, que por cierto, tenía con Jasper y Edward.
No me sorprendió que ambos ya estuvieran enterados de lo que había sucedido con Mike.
- ¿Mike Newton? – preguntaron los dos al mismo tiempo y con cara de asco
- Sí, me toca hacer un trabajo con él así que me aproveché…un poquito
- ¿Cuánto es poquito para ti Rose? – me preguntó Jasper sarcástico y los tres reímos
Una vez que terminaron todas las clases antes del almuerzo, llené mis pulmones de aire y suspiré nerviosamente, era hora de enfrentarme a la realidad, era hora de ver a Emmett con…con…con esa.
Mike me alcanzó antes de entrar a la cafetería, para que lo hiciéramos juntos. Me estaba contando una de sus “aventuras” y yo me reía con sus ocurrencias, este tipo era simpatiquísimo, entonces abrió la puerta y con mi vista periférica pude ver a Edward y a Bella sentados donde siempre, Jasper y Alice también estaban sentados donde siempre; y finalmente vi la espalda de Emmett y a la chica que lo acompañaba.
Entonces Emmett se tensó y volteó a verme completamente sorprendido.

Valerie POV
Ya estando en la cafetería con Emmett nos sentamos en la mesa de siempre y ya casi nadie nos veía, aunque algunas chicas todavía comentaban el suceso a nuestras espaldas. La verdad era que me encantaba ser el centro de atención aunque fuera sólo por unos cuantos días.
Sin mencionar que lo que más me hacía sentir importante era saber que estaba conmigo uno de los chicos más guapos y deseados de la escuela. Me sentía muy, muy importante y cuando alguna chica me miraba con enojo yo no podía más que sonreír complacida.
Y entonces, la puerta se abrió. Por ella entró un chico de Biología, Mike Newton pero no era él lo que llamaba la atención, sino su acompañante, una chica rubia de ojos dorados, que era increíblemente hermosa. Emmett se tensó en el momento en que entraron y al ver a la rubia se quedó estático.
Y no era el único, todos se nos quedaron viendo, a él, a mí y a la rubia despampanante y entonces me cayó el veinte. Ella debía de ser Rosalie, la quinta Cullen. La exnovia de Emmett. La chica lo miró y algo le dijo a Mike, éste asintió y fue a comprar la comida mientras que Rosalie se aproximaba a nuestra mesa.
- ¡¡Hola Em!! – saludó a Emmett con excesiva calidez dándole un beso en la mejilla
- Rose…¿Qué…? – Emmett no podía articular ni una frase
- Verás, como que Edward me extrañaba mucho y pues decidí regresar – voltee a ver a Edward y su boca estaba curvada en una sonrisa torcida – Pero que grosera, no me he presentado, Hola soyRosalie Hale – me tendió la mano con una sonrisa deslumbrante en su boca
- Valerie Kincaid – respondí estrechando su helada mano
- Es un placer Valerie, bueno yo los dejo, Mike ya consiguió mesa, nos vemos Em y fue un gusto conocerte Valerie – sonrió nuevamente y se fue a sentar con Mike Newton
Ahora todos tenían la mirada fija en ellos dos…y nosotros dos. Voltee a ver a Emmett y aún tenía una expresión de sorpresa en la cara, parecía haberse congelado pues no había movido ni un músculo y parecía que no respiraba.
- ¿Emmett? ¿Te encuentras bien? – le pregunté mientras estiraba mi brazo para tocar su helada mano ¡¿Es que esta familia tenía alguna enfermedad que incluyera manos excesivamente heladas?!
- Lo…lo siento Val…¿Qué me decías? – dijo despertando de su ensimismamiento
- ¿Emmett te sientes bien?
- Claro, de maravilla – mintió mientras esbozaba una sonrisa nerviosa
Y yo supe que mentía. Ambos nos quedamos callados y yo voltee a ver a Rosalie, era sin duda la mujer más hermosa que había pisado la Tierra, y era obvio que yo no podía competir con ella.
Entonces recordé que Emmett estaba conmigo y no con ella y yo no iba a dejarla ganar, este era un juego que podíamos jugar ambas. Y yo no iba a rendirme, tenía a Emmett a mi lado y no dejaría que la rubia escultural me lo arrebatara.
Emmett POV
¿Por qué regresó? “Idiota porque no va a cambiar toda su vida por ti” y duro y dale con mi conciencia. ¿Es qué nunca me iba a dejar en paz? “No”
Mientras mantenía la vista fija en mi plato, observaba de reojo a Rose, se veía tan bien y me daba gusto verla feliz, pero el que estuviera aquí me hacía sentir muy mal, ¡¡Rayos, cómo la amo!!
Entonces Valerie me tomó de la mano y me snrió.
- ¿Quieres que salgamos por un poco de aire?
- Claro – respondí mientras me ponía de pie y la seguía a través de la cafetería, con todos los ojos puestos en nosotros.
Una vez fuera Valerie me abrazó y su olor me llenó los pulmones. En ese momento todas mis preocupaciones dejaron de molestarme, todo estaba bien cuando ella estaba entre mis brazos.
La rodee con mis brazos y apoyé mi cabeza en los rizos de ella.
- Aún la quieres – me dijo, más como una afirmación que como una pregunta
- Sí – respondí, tajante. No deseaba tocar el tema de Rose con Valerie, no en este momento
- ¿Cuánto tiempo estuvieron juntos? – me preguntó mientras trazaba dibujitos con las yemas de sus dedos en mi espalda
- 2 Años
“2 años y unas cuantas décadas más” agregué para mis adentros
- Es mucho tiempo, seguro vivieron muchas cosas juntos
“Por supuesto, 6 bodas, 14 lunas de miel, 200000 millones de besos, 3000 millones de caricias, 100000 billones de sonrisas e incontables “te amo”
- Sí, pero no quisiera hablar de ello – le dije suavemente y ella me miró sonriente
- Lo entiendo y quiero que sepas que yo también te quiero Emmett – su mirada me decía que eso era enserio.
- Y yo a ti – le respondí y la besé dulcemente, ella rodeó mi cuello con los brazos y yo la atraje más hacia mi cuerpo.
Y por más que deseara sentir a aquella chica entre mis brazos yo sabía que no lo conseguiría, no podría amarla porque podría dejarme llevar y aplastarla sin querer. Mi inconciencia me llevó el pensamiento de que con Rosalie jamás tendría que preocuparme por ello, porque con Rosalie podía ser quien en realidad era. Un vampiro locamente enamorado. Y con Valerie siempre sería Emmett Cullen, un chico humano que no existía.
La campana sonó y nos volteamos a ver sonrientes. Valerie se puso de puntitas y rozó mis labios con los suyos por un momento.
- Debo irme, tengo Biología y no quiero llegar tarde – me dijo y yo tomé su mano antes de que se fuera
- Antes de que te vayas quiero hacerte una pregunta
- Claro
- Valerie, ¿Quieres ser mi novia?

Reencarnacion Capitulo 9

ANTES DE INICIAR LKES DEJO EL CAPI ESPERO LES GUSTE NO ES MUY LARGO PERO MUY BUENO Y RAPIDO REPONDIENDO A LA PREGUNTA LA AUTORA SE LLAMA CAROLINA PEREZ Y SE HACE LLAMAR EN EL MUNDO TWILIGHT COMO CAROLINE CULLEN OK OK RECUERDEM CUAL QUIER PREGUNTA CHICOSY CHICAS CON CONFIANZA ME VOY BYE BESITOS VAMPIRESCOS NOSLEEMOS MAÑANA

Emmet and Rosalie Cullen Pictures, Images and Photos
Reencarnacion Capitulo 9

Rosalie POV
Ha pasado una semana desde que me fui, una eterna e insignificante semana. Las cosas por aquí eran muy aburridas, no podía salir por las mañanas y el estar dentro de la casa me hacía sentir fatal. Todos los rincones estaban llenos de recuerdos.
Fue una estupidez haber venido aquí, pero no tenía a dónde más ir, no podía estar cerca de Emmett, por más que lo deseara. Estaba sentada en el piso con las rodillas recogidas y la cabeza apoyada en ellas. Cuánto dolía el no estar con él, no estar entre sus brazos. No oírlo reír, no besarlo…
“No puedes seguir pensando en él, solo te haces más daño” me regañó mi conciencia. Últimamente se la ha pasado regañándome cada que puede. “Es mi deber, así como el tuyo era decirle la verdad”
¡¡Rayos!! ¿qué se suponía que tenía que hacer? Esa era una pregunta que ni mi conciencia sabía responderme. Me levanté y decidí salir solo por hacer algo. Y al abrir la puerta me llevé una…
- ¡¡Sorpresa!! – dijeron Alice y Jasper al unísono y yo reí
- ¿Qué hacen aquí? – pregunté mientras ambos me abrazaban
- Pues queríamos ver como estabas y… - Alice miró mi ropa – y creo que tenemos que ir de compras eso lo usaste la semana antepasada
Sonreí y me sentí muchísimo mejor, Jasper me sonrió y me abrazó fuertemente.
- ¿Qué dices vamos de compras? – me preguntó divertido
- Claro que vamos a ir, no voy a dejar que Rose siga usando lo mismo, y a ti tampoco te caería mal algo de ropa nueva – Replicó Alice mientras nos jalaba hacia el coche
Durante el “largo” trayecto a la plaza Alice nos dijo cuáles eran las mejores tiendas en San Francisco, claro que yo también lo sabía, pero la echaba tanto de menos que preferí seguir escuchándola.
Dejamos el auto en el estacionamiento subterráneo y luego seguimos a Alice a las mejores tiendas. Ese día Jasper y yo la hicimos de Barbie y Ken, dejando que Alice nos escogiera ropa.
Una vez que ella se sintió satisfecha (2 plazas, 11 tiendas, 36 bolsas) regresamos a la casa y nos quedamos charlando en la sala. Ese día había sido maravilloso, con las compras de Alice y las bromas de Jasper me olvidé por completo de todas mis preocupaciones.
- Creo que mañana iremos por unas cuantas cosas para la casa – dijo Alice revisando cada rincón de la casa
- ¿Mañana? ¿Se quedarán? – les pregunté completamente sorprendida y feliz, Jasper rió ante mi reacción
- Sí, a decir verdad todos creen que estamos de caza – Respondió Jasper – pero creo que podemos ir después.
- ¡¡Ay son lo máximo!! – exclamé y abracé a Jasper
Al día siguiente tal y como Alice nos advirtió fuimos a comprar todo tipo de adornos para la casa, desde floreros hasta alfombras y tapices. Nos quedamos jugando cartas toda la noche y finalmente tuvieron que irse.
- Gracias por venir, me hicieron sentir mejor – les dije mientras los abrazaba.
- Por favor, Rose, regresa – me pidió Alice – es muy raro que no estés en la casa con nosotros
- Alice, ella regresará cuando se sienta lista para hacerlo – la reprendió dulcemente Jasper
- Volveré, lo juro, solo denme algo de tiempo – les pedí y ambos asintieron
- Cuídate mucho – Jasper me abrazó nuevamente y me dio un beso en la frente
Una vez que se fueron me dediqué a arreglar todo lo que Alice compró mientras me reía de todas las ocurrencias que habían tenido ambos. Una vez que terminé me di cuenta que ya había atardecido. Fui a la plaza de ayer y compré unos cuantos rompecabezas que me habían gustado mucho y seguro me mantendrían ocupada.
Me di cuenta de que efectivamente, los rompecabezas me distraían lo suficiente, cuando terminé todos me di cuenta de que había pasado tres días sin moverme de la mesa. Me levanté y, con el pegamento especial que compré, los pegué, ya después los enmarcaría o los haría enmarcar.Fui a darme un baño y cuando salí tocaron la puerta. Estaba cepillando mi cabello y abrí la puerta, las sorpresas estaban a la orden del día y esta era la menos esperada verdaderamente.
- ¿Edward tú aquí? – le pregunté a mi hermano “mayor”
- Es que… mi coche…no está funcionando bien y entonces yo me preguntaba si tú… - “sí claro el coche” pensé y entonces yo lo abracé
- Que bueno que viniste – le dije mientras él correspondía al abrazo – yo sé que me extrañas
- No te creas tanto es que…prefiero venir a que tú me revises el coche a que vaya a un mecánico – balbuceó Edward
- Claro, sí es así entonces vayamos a ver que tiene de malo tu coche – salí de la casa junto con él
Me amarré el cabello en una coleta y Edward me abrió el cofre y me recliné sobre él, como ya lo suponía, no tenía nada de malo. De hecho estaba en perfectas condiciones. Cerré el cofre y Edward seguía recargado en coche y me miraba con inocencia.
- No tiene nada – le dije
- Lo sé – respondió él sin inmutarse.
Entonces me encontré entre sus brazos, en un abrazo dulce y prolongado. Yo hundí mi cara en su hombro, encontrando un gran consuelo. “Edward me quiere, Edward me extraña, Edward quiere que regrese” tararee en mi cabeza y sentí la risa que recorría el cuerpo de Edward. “Mi hermanote no puede vivir sin mí, Edward quiere que yo esté cerca de él, Edward me extraña”
- Que alta impresión tienes de ti misma – me riñó
- Lo sé, pero es cierto – le respondí
- Esme te extraña – me evadió
“Sí claro, solo Esme” pensé
- Bueno, Carlisle también – dijo entre risas – y yo
Después de que admitiera que me extrañaba nos fuimos a la sala y me platicó como iban las cosas por Forks, con Bella, todo, omitiendo a Emmett, puesto que yo no quería saber como se ligaba a otra mujer.
Pero hubo un momento en el que se hizo insoportable para los dos, yo no podía aguantar mis ganas de saber, y Edward no pudo callar lo que sabía. Así que la queridísima Valerie Kincaid era la bisnieta de Valerie Seindher, no me sorprendía en nada. Durante unos segundos por mi mente cruzó la idea de regresar. Pero pronto la dejé atrás, no haría las cosas más difíciles para Emmett.
- Tienes razón, pero la verdad no ha sido fácil para nadie, no podemos escoger a uno de los dos – Edward hizo eco de mis pensamientos – pero tampoco queremos que estés lejos
- A mí me hace mucha falta su presencia, pero creo que Emmett sufriría mucho si yo estuviera ahí – le confesé a Edward
- Rose ambos sabemos que ninguno soportará estar más tiempo separados
- Lo sé Edward, lo sé, pero quiero que Emmett entienda una cosa, yo no voy a ser su esposa cuando él quiera, o soy o no su esposa, no voy a estar temiendo el regreso de las Valeries para que me bote por ellas y luego regrese conmigo
- Estoy de acuerdo contigo, y espero que las cosas se resuelvan pronto, Esme te extraña mucho
“Y dale con Esme” puse los ojos en blancos y Edward rió.
Edward se fue poco después del crepúsculo, seguro que extrañaba a Bella. Me quedé pensando durante un rato sobre las posibilidades que teníamos Emmett y yo.
Si él regresaba conmigo ¿sería capaz de perdonarlo? ¿y si no regresaba? ¿Qué haríamos si ambos decidíamos separarnos? No podía seguir con tantas preguntas en la cabeza, no quería imaginar sus respuestas.
Entonces empecé a pensar en otras cosas, según Edward, Emmett estaba siguiendo su vida como si nada, ¿por qué no iba yo a hacer lo mismo? ¿por qué tenía que ponerle las cosas fáciles si yo me sentía peor?
Tomé una decisión al respecto y mi celular no tardó en sonar
- Todo está listo – Alice me aseguró
- Perfecto – respondí yo, colgué y fui a mi habitación, tenía muchas cosas que hacer.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Reencarnacion Capitulo 8

ANTES QUE NADA 5RESPONDER SUS PREGUNTAS BUENO A MI ME ENCANTARIA PONER ELFINAL DE LA HISTORIA PASADA PERO ME ES IMPOSIBLE POR QUE NO ESTA PERO EN CUANTO LO PONGAN LA PUBLICARE AQI OK ESPERO COMPRENDAN BUYE BESITOS VAMOPIRESCOS

the cullen men! Pictures, Images and Photos
Reencarnacion Capitulo 8
Valerie POV
Llegué a la escuela cansada, después de haber tenido ese sueño no pude dormir nuevamente, solo daba vueltas en la cama sin lograr nada. Las clases se pasaron con excesiva lentitud. O al menos eso parecía para mí.
- Te ves cansada – comentó Bella en la clase de literatura.
- No tuve una buena noche – confesé. – me desperté como a las tres y no pude volver a dormir.
- Te entiendo, a mí me pasaba con frecuencia los días lluviosos
Asentí, pero supuse que Bella creía que a mí me pasaba lo mismo, ¡Si supiera por qué yo no pude dormir! Seguro me diría que estaba loca. Me pregunté que pensaría Bella si le preguntaba acerca de Rosalie.
Decidí que lo mejor era no averiguar, ya era malo que Jessica pensara que quería con Emmett Cullen.
A la hora del almuerzo me dirigí hacia la cafetería y en el camino se me unió Emmett, solo que hoy me sorprendió. No sabía por qué pero se veía completamente diferente, liberado, alegre, despreocupado, y a mi me dejó sin respiración.
- Hola Valerie, ¿qué tal? – me saludó y sonrió libre de toda reserva.
- Te ves diferente
- Me siento diferente – aceptó alegremente y yo reí. - ¿Te sientas hoy conmigo?
- Claro
Entramos juntos a la cafetería y me di cuenta de que todo mundo nos miraba o más bien me miraba a mí con excesiva curiosidad, unas chicas incluso cuchicheaban y me señalaban descaradamente. Opté por hacerme la desentendida mientras caminábamos hacia la fila.
- ¿Cómo va tu día? – me preguntó Emmett mientras servía comida para los dos en una charola
- Se me ha hecho eterno – comenté con un resoplido y él rió - ¿y el tuyo?
- Nada que no pueda sobrellevarse – respondió mientras pagaba
- Tienes mayor paciencia que yo – comenté mientras me sentaba.
- He tenido tiempo para ejercitarla.
Lo que siguió del almuerzo nos la pasamos platicando de cosas irrelevantes en verdad, pero descubrí que Emmett era de lo más despreocupado en verdad. Y me gustaba, me gustaba mucho. Al acabar el almuerzo me acompañó a mi salón.
Una vez que me senté en mi banca pude darme cuenta de que todo mundo me miraba, era muy incómodo. Bella y Edward entraron poco después y se sentaron tras de mí. Biología se pasó un poco más rápido que las demás clases y no pasó mucho para que mi día terminara.
En la salida Emmett volvió a ofrecerse para llevarme a mi casa y yo no pude más que aceptar. Venía tan distraída que no me fijé en el camino. Rápidamente llegamos a mi casa. Ya iba yo a bajarme cuando Emmett me detuvo.
- Soy verdaderamente grosero, ayer te hice bajar tú sola, lo siento – bajó del Jeep y lo rodeó rápidamente para abrirme la puerta – Ven
Tendió sus brazos hacia mí y me bajó suavemente, una vez en el piso nuestras miradas se cruzaron y yo me quedé completamente inmóvil. Emmett pasó una mano por detrás de mi cuello y se acercó lentamente hacia mí, tanteando mi reacción, al ver que yo no me movía se inclinó más y presionó sus labios, increíblemente fríos sobre los míos un solo momento. Tuve que sostenerme de sus poderosos brazos para no caerme.
Y no fue por su increíble forma de besar, sino por lo que vi en mi mente en cuanto sus labios tocaron los míos. Era la misma chica, la de mi sueño besando a un chico…a Emmett, ambos vestidos con ropa de inicio de siglo.
Cuando me separé de él, vi en sus ojos la misma sorpresa que se podía adivinar en los míos.

Emmett POV
Cuando tuve entre mis brazos a Valerie sentí una sensación de lo más nueva para mí, podía oír el latido de su corazón, el flujo de la sangre por sus venas…cosas que jamás había experimentado con Rose.
Mi mirada se cruzó con la suya y entonces las ganas de besarla se apoderaron de mi, pasé un brazo por su cuello y me acerqué a ella, al ver que ella no retrocedió, me acerqué más y rocé sus labios con los míos un solo instante.
Ese instante bastó para que mi mente reviviera algunas memorias humanas, recordé como besaba a Valerie y como ella me besaba a mí.
Cuando nos separamos vi en sus ojos que ella también había visto lo mismo que yo.
- …Bueno…este gracias Emmett – Valerie me dijo y no supe por qué me agradecía, si por el beso o por traerla.
- No tienes por qué – le contesté – te veo mañana
- Claro
- ¿Oye Valerie?
- ¿Sí?
- ¿Te parecería bien si paso por ti mañana en la mañana?
- Claro
- Nos vemos mañana
- Adiós
Entró a su casa y la oí apoyarse en la puerta y suspirar. Sonreí para mis adentros, no podía evitar sentirme complacido por ello. Entré al Jeep y fui a la casa.
Al llegar Esme me abrazó fuertemente y yo correspondí algo sorprendido.
- ¿Mamá ocurre algo malo?
- No, solo quería abrazarte y decirte que te amo hijo
- Y yo a ti mamá – me dio un beso en la frente y se fue.
Después de unos segundos alcé los hombros y me fui a la sala, prendí la tele y me quedé viendo un juego de baseball. Al recordar como Rose tomaba el bat o como corría por las bases, me hizo apagar la tele y subir a mi habitación.
Una vez ahí, me tiré en la cama, cerré los ojos e intenté no pensar en nada, de esa manera pasé unas cuantas horas. Cuando por fin salí del letargo que se había apoderado de mí decidí que tenía que hacer algo productivo, podría investigar más de Valerie.
Pero ya eran como las 6 de la mañana ¡¡Wow!! Había podido pasar unas cuantas horas sin que mi conciencia me molestara. Decidí que esa tarde investigaría más de Valerie, por ahora me metí a bañar y me arreglé para la escuela, una vez que dejara a Valerie en su casa, me iría a investigar a Filadelfia qué había sido de Valerie Seindher.

Bella POV
Cuando me levanté por la mañana, no estaba Edward en mi habitación, por lo que me arreglé para ir a la escuela y cuando estaba desayunando, él llegó. Se sentó conmigo mientras yo desayunaba.
- ¿Qué han sabido de Rose? – pregunté.
- Nada, no ha llamado y nosotros creemos que tenemos que darle su tiempo, ella ya nos llamará cuando de sienta mejor.
- ¿Y Emmett?
- Ha decidido que irá a Filadelfia a investigar acerca de la otra Valerie.
Acabé de desayunar y nos fuimos a la escuela, vi a Emmett salir de su Jeep para luego darse la vuelta y abrir la puerta del copiloto para luego sacar a Valerie.
Entré a mi salón y luego entraron Valerie y Jessica. La clase empezó y pude ver que Valerie no escribió nada de lo que el profesor decía, sino que se dedicó a dibujar un marco a su hoja y luego diseñó varias letras “E”.
A la hora del almuerzo me senté con Edward y vi que Emmett estaba con Valerie en una mesa aparte, luego vi a Jasper y a Alice mirándolos de igual forma.
- ¿Qué piensa Valerie? – le pregunté a Edward
- En pocas palabras, babea por Emmett – contestó Edward con visible desagrado.
- ¿Qué tanto?
- Solo se me ocurre un modo de compararlo, lo ve como un oasis en el desierto. Bueno no así, no sé como explicarlo, es como si lo quisiera encerrar en una habitación para tenerlo solo ella.
Wow, eso sí que sonaba muy posesivo. Claro que yo también estaría encantada de tener a Edward para mí misma, pero si lo encerraba conmigo podría acabar muerta. Sin mencionar que no me gustaría que Edward tuviera que dejar a su familia por mí.
Al acabar el almuerzo Edward y yo nos fuimos a Biología, poco después llegó Valerie y se sentó frente a nosotros. Voltee a ver a Edward, pero tenía aquella máscara de impasibilidad en su cara.

El profesor entró pronto y nos puso a trabajar y como Valerie no tenía equipo, trabajó con nosotros. La verdad Edward y yo hicimos todo pues Valerie no hizo nada, se la pasó toda la hora papando moscas. Edward no la miró ni un segundo.
Cuando terminó la clase Valerie salió rápidamente y nos dejó a Edward y a mi solos para recoger todo. Una vez que terminamos nos fuimos hacia mi casa.

Emmett POV
Acabadas las clases me reuní con Valerie y la llevé a su casa. Seguíamos aún en la etapa de las preguntas acerca de nosotros mismos. Cuando llegamos me bajé para ayudarla a bajarse, igual que el día anterior, la besé. Solo un roce de labios, no quería llevar las cosas al límite, por más autocontrol que tuviera.
- Val ¿puedo hacerte otra pregunta?
- Claro
- ¿Kincaid es tu apellido de adoptada o es el verdadero?
- Es el de mi familia de sangre si a eso te refieres
- Sí, eso era precisamente
- ¿Puedo preguntar por qué la pregunta?
- Simple curiosidad – le respondí y luego entré nuevamente al Jeep – nos vemos
- Cuídate
Me esperaba un largo viaje a Filadelfia, una vez ahí buscaría en los registros qué fue de Valerie Seindher y si Valerie Kincaid tenía alguna relación con ella.
Puse un CD y todo el camino me la pasé cantando para mí mismo, llegué a Filadelfia por ahí de las cinco y media, los registros cerraban a las siete, así que tendría tiempo suficiente para buscar lo que yo quería encontrar.

Primero encontré las noticias de la muerte de los padres de Valerie en un incendio cuando ella era muy pequeña. Al ver a su madre en una foto me di cuenta de que Valerie se parecía mucho a ella.
Entonces me llegó la brillante idea de ir buscando hacia arriba en el árbol familiar de Valerie Kincaid. Pasé por su abuela, que se casó con un alemán y cuando llegué a su bisabuela no me sorprendí demasiado al ver que efectivamente, Valerie Seindher y Valerie Kincaid eran de la misma familia.
NO decían mucho de Valerie Seindher, solo que se casó con un militar rico (no ponen nombre) y que tuvo una hija, luego murió.
La información no era mucha, pero me había ayudado a atar cabos acerca de las dos Valeries, pero esa información no me servía de nada, eso no resolvía ninguno de mis problemas.
Regresé a casa como a las ocho, podría decirse que con las manos vacías, pues no era mucho lo que había obtenido. Había ido a Filadelfia para nada.

sábado, 20 de febrero de 2010

Reencarnacion Capitulo 7

Reencarnacion Capitulo 7
Edward Cullen Pictures, Images and Photos
Rosalie POV
Ese día con Jasper la había pasado genial, pero ahora me esperaba algo peor, mucho peor, pronto todos regresarían de la escuela. Lo que haría inevitable que viera a Emmett.
Durante todo el día le había estado dando vueltas a una opción que se me hacía lo más factible para nuestro “problema”. Yo no quería quedarme y mucho menos estar cerca de Emmett. Pero era obvio que Esme no nos dejaría marchar, a ninguno de los dos.
Sí, tenía un plan y solo contaba con alguien capaz de ayudarme, alguien a quien no le tenía que explicar mi plan con palabras, alguien a quien mi ausencia no supondría un gran cambio, alguien a quien no le afectaría que me fuera.
Pero bueno, con o sin ayuda de mi “hermano mayor” me iría, solo esperaba que si Edward no aceptaba ayudarme, no dijera nada. Aproveché que Esme y Jasper habían ido a reunirse con Alice y dejarme sola un rato para empezar a guardar mis cosas. Oh, oh, ya había tomado una decisión y Alice no tardaría en verlo y decirle a los demás.
Suspiré para mis adentros, ¿ya qué importaba que todos supieran lo que quería? Finalmente acabarían por notarlo. Pero no quería tener que despedirme ni dar explicaciones, acabé de guardar mis cosas y escribí cinco cartas; una para mis padres, otra para Jas, otra para Alice, para Edward…y una pequeña nota para Emmett, las cuales dejé en las respectivas habitaciones.
Subí mis cosas al auto y emprendí mi camino hacia el único lugar que tenía para escapar, una pequeña casita que Emmett y yo teníamos en San Francisco. Un lugar en el que solo podría salir de noche, pero que más daba, no tenía ánimos como para salir a ningún lado.
Lancé una última mirada a la casa y luego me dirigí hacia la carretera sin mirar nunca atrás. Tenía que irme, no podría soportar mucho más. Durante todo el trayecto intenté no pensar mucho en nada, solo en las canciones que iban sonando en la radio.
Alice POV
Después de un día de vagar por Port Angeles me reuní con Esme y Jasper en un pequeño café de la ciudad. Yo me había dedicado a ver tiendas y tiendas y no pude evitar salir con unas cuantas compras.
Al verme Jasper con las bolsas rompió a reír, me abrazó y me dio un beso en la frente.
- Tú no cambias – se sentó junto a mí y Esme se sentó frente a nosotros con la mirada perdida - ¿Ocurre algo, mamá?
- No, solo estaba pensando en…
- Tranquila, todo se solucionará – Jasper le tomó la mano y al instante ella se relajó.
Nos quedamos platicando otro rato hasta que lo vi…
- Alice ¿qué viste? – me preguntó Jasper con fingida serenidad
- Rosalie se fue de la casa
El semblante de Jasper y el de Esme se ensombrecieron, los tres nos paramos rápidamente y nos fuimos hacia el hospital. Mientras Jasper manejaba yo le hablé a Edward.
- Edward, Rose se fue… a San Francisco…no lo sé, tendrá unas cuantas horas pues lo acabo de ver…bien…no, aún no – colgué y ya estábamos en la entrada del hospital.
Pasamos al piso donde se encontraba el consultorio de Carlisle, la secretaria nos dijo que estaba con un paciente y que después podríamos pasar a verlo. Nos sentamos en la sala de espera, válgase, a esperar a que Carlisle acabara su consulta con el paciente.

Edward POV
Me encontraba con Bella en su casa cuando mi teléfono sonó.
- ¿Bueno?...¡¿Qué?! ¿¡A dónde?!...¿Hace cuanto?... ¿Cómo está?... ¿Emmett lo sabe?...Los veré en la casa – colgué el teléfono
- ¿Qué ocurrió?- Bella me preguntó con curiosidad en sus ojos
- Rosalie se fue de la casa – respondí secamente.
Rosalie no era precisamente mi mejor amiga y no solíamos coincidir en muchas cosas, pero finalmente era mi hermana y me dolía ver como sufría, me dolía ver como ella y Emmett sufrían.
Una parte de mí se alegraba de que se fuera, quizá eso era lo que Emmett y Rosalie necesitaban…espacio y tiempo. Pero era demasiado honesto conmigo mismo, ellos dos no podían estar separados mucho tiempo, nunca se habían separado. Era común que cuando se iban de caza el uno sin el otro, al regresar, Jasper podía sentir el amor que inundaba la casa y yo podía escuchar los hermosos pensamientos que tenían el uno del otro, claro junto con unas cosas de las que prefería no saber.
La casa no sería la misma sin Rosalie, ¿quién haría trampa en el baseball? ¿Quién bañaría la casa con olor a lavanda? ¿Quién nos arreglaría los coches?
- Debes irte, seguro tu familia querrá estar contigo – Bella comprendió bastante bien la situación.
LA besé dulcemente unos instantes y luego me separé de ella.
- Si puedo vendré a verte más tarde, o en la noche- ella sonrió y me abrazó.
- Edward, tu familia te necesita más que yo, estoy segura que Emmett querrá hablar con alguien y quien mejor que tú para escucharlo – se paró de puntitas y rozó mis labios con los suyos – vete, yo te veré mañana en la escuela, lo prometo.
estaban, no era necesario revisar el garaje, no habría un convertible rojo.
Entré en mi habitación y para sorpresa mía en mi sillón había un pequeño sobre con mi nombre escrito con la bella letra de Rose. Saqué lcarta y comencé a leer.

Edward:
Esta carta no es una despedida definitiva, no te librarás de mí tan fácilmente.
Ambos sabemos que no somos los hermanos más unidos de este planeta, pero te quiero.
Guarda esta carta, porque no lo volveré a decir…o escribir.
Cuídate, a ti y a Bella por favor, más a Bella.
Nos vemos pronto
Rose

Cerré la carta con una sonrisa en mis labios. “Yo también te quiero Rose”
Carlisle POV
Acabando mi consulta, sonó el teléfono
- Doctor Cullen, su esposa y dos de sus hijos lo esperan aquí afuera
- Que pasen por favor
Esme, Alice y Jasper entraron uno por uno al consultorio, al ver la cara de los tres me preocupé, algo no estaba bien. Me levanté y abracé a Esme, ella correspondió hundiendo su cara en mi hombro.
- ¿Qué pasó?
- Rose se fue – Alice respondió.
Mantuve la calma, aunque me dolió mucho saber eso. Alice me contó su visión y luego nos fuimos a la casa, yo ya había acabado mi turno y no tenía mas consultas por hoy.
- ¿Alguien ya le avisó a Emmett? – pregunté a nadie en específico
- No
-Creo que debería saberlo.
Alice le marcó a su celular, pero lo tenía apagado. Esperaba que él no se fuera también, Esme estaba muy dolida por la partida de Rose, le dolería más si Emmett también se fuera.
Llegamos a casa y vi el Volvo de Edward en la entrada, metí el Mercedes al garaje y ninguno se sorprendió al ver el espacio del M5 convertible rojo vacío.
Entramos a la casa y Edward bajó a recibirnos.
- No están sus cosas – fue su única frase
Esme subió rápidamente a la habitación de los chicos, yo la seguí después de unos segundos. Esme estaba muy triste y a mí me dolía verla así. La llevé a nuestra habitación y vimos el sobre que había sobre la cama.
Ambos nos sentamos y yo abrí el sobre y Esme y yo la leímos en silencio.

Papá y Mamá:
Lamento irme de este modo, pero no me sentía lo suficientemente fuerte
Como para soportar las despedidas. Espero lo comprendan y…nos vemos
Pronto. Gracias por todo lo que han hecho por mí, son los mejores, pero
Por ahora solo quiero estar sola, espero que lo comprendan.
Los quiere,
Rose
Esme y yo nos quedamos callados un buen rato después de leer la carta, pero ambos comprendíamos las razones de Rosalie para irse. Finalmente Esme me abrazó y permanecimos así, en brazos del otro, por un tiempo indefinido.

Emmett POV
Después de dejar a Valerie en su casa me dediqué a vagar por ahí, no quería llegar a casa. Apagué mi celular y estuve vagando sin rumbo por unas cuantas horas. Cuando no pude aplazar más mi llegada, me fui a la casa.
Me llevé mi primera sorpresa cuando vi que en el garaje no estaba el auto de Rose, pero supuse que no querría estar cuando yo llegara, y tenía toda la razón.
Entré a la casa y nadie salió a mi encuentro, subí las escaleras hacia nuestra habitación y abrí la puerta. Entré al baño para darme una ducha y al hacerlo llegó otra sorpresa, las cosas de Rose no estaban.
Rápidamente salí de la habitación y abrí sus armarios…vacíos. No sabría describir lo que sentí en ese momento. Me di la vuelta hacia la cama y vi un sobre ahí. Cuando estuve a escasos centímetros de él pude ver mi nombre con la clara y hermosa letra de Rose. Cuando la abrí, mis manos temblaban sin control.
Em:
Creo que irme es lo mejor que puedo hacer por los dos. Estoy en la casa de San Francisco, no quiero ponerte
Las cosas más difíciles.
Rosalie
¿Qué estaba haciendo? “Lastimándola idiota, eso es lo que estás haciendo” Que pesado iba a ser vivir con mi conciencia regañándome y haciéndome sentir peor a cada rato “Y ni con eso compensarás lo que ella está sufriendo”
Salí de mi habitación dando un portazo y fui al garaje, nuevamente, entré a mi Jeep
- ¿A dónde vamos? – Edward estaba en el asiento del copiloto.
- Edward…
- Tú y yo vamos a hablar y no vas a escapar, así que ¿a Dónde vamos?
No habría manera de convencerlo de que me dejara solo así que encendí el motor y tomé la carretera que nos llevaría a un lugar que jamás podría olvidar, una ciudad donde…donde Rose y yo nos casamos por primera vez…Portland.

jueves, 18 de febrero de 2010

"the hillywood show"

HOLA CHICOS BUENO DESDE HACE MUCHO ENCONTRE ESTAS PARODIAS DE CREPUSCULO Y LUNA NUEVA NO SE SI LAS HAYAN VISTO PERO ESTAN MUY CHISTOSAS COMO INTERPRETAN LA HISTORIA CON CANCIONESS JAJAJ ESPERO LO DISFRUTEN SI NO LAS HAN VISTO Y COMENTENN OK OK ME VOY BYEEEEEEEE BESITOS VAMPIRESCOS!!!



Capiituloo 6:

Capiituloo 6:
Emmet y Rosalie Pictures, Images and Photos
Emmett POV
Por fin llegó el almuerzo, me apresuré a encontrarme con Valerie. La alcancé a ver desde lejos y me moví rápidamente a su lado.
- ¿qué tal tu día? – le pregunté una vez que estuve junto a ella
- Emmett me asustaste, no te oí aproximarte – me dijo sobresaltada – mi día ha estado bien ¿qué tal el tuyo?
- Nada interesante – le respondí
Entramos a la cafetería, nos servimos la comida y nos fuimos a sentar a la mesa donde generalmente me sentaba con mis hermanos, solo que ahora ninguno de ellos estaba presente, la idea de que Rosalie me viera con Valerie me hizo sentirme bastante mal.
- ¿Ocurre algo? – me preguntó Valerie
- Estoy bien, solo pensaba – le respondí rápidamente y sonreí un poco - ¿Valerie tienes hermanos?
- No, soy adoptada, mis padres murieron cuando yo era muy chica – me contestó tristemente – pero mis padres adoptivos tienen un hijo y me gusta verlo como mi hermano pequeño.
- Cuánto lamento lo de tus padres – me lamenté sinceramente.
- Gracias, pero ya lo superé, ¿qué me dices de tu familia?
Su pregunta me dejó desprevenido, ¿qué le iba a decir? “pues verás mi familia y yo somos vampiros que nos alimentamos de animales para no dañar a los humanos” Seguro me diría que estaba loco. Esto no me hubiera pasado con Rosalie.
Y Seguía pensando en ella, pero era inevitable, era ya una parte esencial de mi vida, no me podía concebir sin ella. ¡¿Entonces qué demonios haces con esta niña?! Mi conciencia me exclamó.
- Yo también soy adoptado – le contesté – los señores Cullen me adoptaron junto con mis hermanos Edward y Alice, también viven con nosotros, como hermanos los gemelos Hale, Jasper y… Rosalie. Ellos son sobrinos de Esme y viven con nosotros desde los cinco años.
Suspiré para mis adentros, esa historia la habíamos inventado entre todos, no pude evitar una sonrisa al recordar en un principio como Jasper y Rosalie odiaban decir que eran gemelos.
“Y ahí vas otra vez a pensar en Rosalie” mi conciencia no me iba a dejar en paz por un buen tiempo “Exacto, la estás haciendo sufrir y ella no lo merece”. ¡¡Dios, escucho voces!! Estar tanto tiempo con Edward me había contagiado “Pero que ridículo eres, no escuchas voces, soy tu conciencia, imbécil”
- ¿Siempre eres tan disperso? – la voz de Valerie me regresó al lugar donde estaba, la miré y vi una sonrisa en su rostro y me cortó la respiración.
- No, la verdad es que no – le dije sonriéndole.
- ¿Y tus hermanos? – me preguntó, pero pude percibir una cierta preocupación al preguntarme eso
- Edward está allá con Bella, su novia – les señalé a mi hermano y a mi “cuñada”
- Sí, los conozco, tengo varias clases con ellos – Valerie me comentó.
- Ah, Alice, mi hermana menor, decidió no venir y se fue por ahí- ¿Y tus padres lo permiten?- preguntó incrédula.
Yo ahogué una risa, con eso de que esta era la millonésima vez que estudiábamos la preparatoria, permitirnos un día libre no haría que se nos pasara algo que no supiéramos ya. Además de que con el don de Alice, era difícil que algo se le pasara.
- Sí, Alice siempre se pone al corriente, la mayoría de sus clases las tiene con Edward – le contesté – además mis padres creen que la vida es para vivirse y que no hay nada de malo en faltar unos días a la escuela. De hecho mis hermanos y yo aprovechamos los días soleados para irnos de campamento.
Valerie se quedó callada, hundida en pensamientos y luego sus mejillas se colorearon de un color rojo que le daba también cierto brillo a sus ojos azules. Se veía hermosa con sus mejillas sonrojadas.
Ahora entendía a Edward, el por qué no quería convertir a Bella, pues entonces no podría ver el sonrojo de sus mejillas. Como me hubiera gustado ver a Rosalie sonrojada.
- ¿En qué piensas? – le pregunté.
- Y los gemelos ¿Dónde están?
- Se quedaron en casa…Rosalie…ella no se siente muy bien y Jasper se quiso quedar a cuidarla – no pude evitar el dolor al pronunciar esas palabras.
- Ah…
Valerie volvió a quedarse callada, cómo me hubiera gustado tener el don de Edward en ese momento, poder saber lo que pensaba y tal vez así descubriría más rápido lo que me atraía tanto de ella.
Valerie POV
No sabía si preguntar de Rosalie, ¿sería cierto que ella y Emmett sostenían una relación que no fuera de hermanos? Podía sacar mis propias conclusiones, Emmett pronunciaba el nombre de Rosalie con mucho dolor y podía ver que cada vez que se refería a ella se perdía en sus pensamientos.
- ¿En que estás pensando? – me preguntó
- Es que…me contaron algo y yo…quería saber si era cierto – mis mejillas tenían un color carmín muy fuerte, no debí de haber dicho eso.
¿- Así que oíste que somos parejas cierto? – al parecer no era entonces un solo rumor, yo simplemente asentí con la cabeza muy avergonzada.
- Sí, Alice y Jasper son pareja y…Rose y yo…bueno nosotros…nosotros ahora estamos en una situación…difícil – me contestó
- Yo…lo siento…no quería…
- No te preocupes, no es culpa tuya
Pero podía ver en sus ojos que era mi culpa, por más que intentaba negármelo. Bajé mi vista hacia mi plato, casi terminaba mi almuerzo y Emmett no había tocado el suyo.
- ¿No vas a comer? – le pregunté.
- No, no tengo apetito, tú come no te preocupes por mí – me dijo con una sonrisa sincera que no pude evitar devolverle – te ves muy hermosa sonriendo
Volví a sonrojarme, solo que esta vez era por un motivo diferente, jamás me habían dicho algo parecido y me sentí muy halagada. LA campana sonó, anunciando el fin del almuerzo.
- Te acompaño a tu salón – se ofreció Emmett mientras se levantaba, yo asentí
Nos fuimos juntos al salón de trigonometría, entramos y vimos que Edward también había acompañado a Bella a su clase y ahora se besaban dulcemente. Volví la mirada y vi a Emmett sonriendo mientras contemplaba a su hermano y a su novia.
- Bueno, gracias Emmett – le dije un poco apenada.
- Suerte, nos vemos después – contestó y se fue caminando por el pasillo.
Una vez que voltee Edward también se despedía de Bella y se iba. Me fui a sentar junto a Bella.
- ¿Qué tal tu almuerzo? – me preguntó agitada.
- Bien ¿y el tuyo? – aún sentía el sonrojo en mis mejillas.
- No estuvo mal – respondió Bella indiferente.
Entonces entró al salón Jessica, me había olvidado por completo de ella, me miró fijamente sorprendida, al parecer me había visto con Emmett en el almuerzo.
- Hola Valerie, Bella – nos saludó a ambas
- Hola Jessica – respondimos las dos al unísono
Jessica no nos dijo nada más y nosotras ni nos inmutamos por eso, al contrario. Acabada la clase me fui a Historia, una materia que compartía con Jessica y desafortunadamente para mí, Bella no la tomaba conmigo.
- Así que ahora tú también te vas con los Cullen – me dijo un tanto despectivamente
- Solo hablábamos – repuse yo con frialdad
- Claro, ahora falta que llegue alguien y se meta con Jasper – comentó con saña.
Yo me limité a ignorarla y puse toda mi atención a la clase. Cuando por fin terminaron las demás clases me encaminé a la salida y Emmett me esperaba.
- ¿Te llevo a tu casa? – me ofreció
- No quiero ser una molestia
- No lo eres – me sonrió y me condujo hasta su Jeep
- ¿Cómo demonios voy a subir a este monstruo? – le pregunté al ver el tamaño de su coche
Él rió ante mi pregunta y simple y sencillamente me cargó y me subió con toda suavidad. ME sorprendió mucho de él, pues era demasiado fuerte, me podría aplastar con facilidad, sin embargo me trataba con mucha delicadeza.
- Bueno señorita ¿a dónde la llevo?
El trayecto la pasamos haciéndonos preguntas el uno al otro acerca de nuestros gustos y hobbies, Emmett era un tipo increíble, divertido, sociable y muy agradable.
Cuando llegamos a mi casa me bajé y le di las gracias, él simplemente se despidió con la mano y una sonrisa y luego se fue. Me quedé ahí parada hasta que perdí el Jeep de vista.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Reencarnacion Capitulo 5

Reencarnacion Capitulo 5
jasper hale Pictures, Images and Photos

Emmett POV
Recién salí de mi habitación me fui directo por mi Jeep, cuando iba ya a medio camino me di cuenta de que el sonido tan persistente que traía había cesado, ya no se oía nada. Entonces recordé que ayer antes de irme con Carlisle Rose había salido del garaje, ella lo había arreglado.
Me sentí fatal, jamás me había sentido tan mal en toda mi vida, llegué a la escuela y vi que Edward y Bella ya estaban ahí. Se acercaron a mí.
- Hola Emmett – me saludó tímidamente Bella.
- Hola Bella – le respondí con el tono más natural que me salió. - ¿Y Jasper y Alice?
- Jasper se quedó con Rose y Alice decidió irse a vagar por el día de hoy – me respondió Edward.
- ¿Cómo…cómo está Rose? – le pregunté a Edward.
- No puedo mentirte hermano, pero la está pasando fatal, apenas te fuiste y sus sollozos se escucharon por toda la casa.
Esas palabras bastaron para hacerme sentir bastante mal, mil cuchillos se clavaron en mi pecho en aquel instante. Me alejé a toda prisa de Edward y Bella, el verlos juntos solo me hacía sentir peor. ¿En qué momento pude dejar a Rose así?
Mi pregunta quedó respondida al ver a aquella chica, venía caminando sola y en sus enormes ojos azules se notaba su inquietud al estar en un lugar nuevo, se movía insegura y cada paso que daba era más inseguro que el anterior. Un tipo de lástima me invadió al verla tan desvalida.
¿Por qué una chica tan parecida a Valerie hacía que su mundo se tambaleara? ¿Por qué no podía simplemente olvidarla e ir con Rose?
- …mmm hola soy Emmett Cullen, creo que ayer no nos conocimos de la mejor manera – le dije a la chica que me miraba como a un fantasma
- no, creo que no, soy Valerie Kincaid – la chica me tendió su mano y yo la estreché con toda la suavidad de la que fui capaz.
- ¿Y de dónde vienes? – le pregunté sin verdadera curiosidad
- De Filadelfia.-Me quedé callado y sumido en pensamientos, recordé que cuando desperté hacia mi nueva vida Rosalie me había asegurado que me había encontrado en las montañas…cerca de Filadelfia, eso quería decir que era muy probable que ella pudiera ser...
- ¿Emmett, te encuentras bien? – su voz me sacó de mis pensamientos y en su mirada había una preocupación que me llegaba hasta el alma.
- Sí, sí estoy bien, ¿oye qué te parece si en el receso te sientas conmigo? – le pedí.
- Claro – su sonrisa era tan sincera que me rompió el corazón.
Me fui a mis clases y me sentí…vacío, en todas las clases el asiento contiguo al mío estaba vacío, Rose, mi Rose ella estaba pagando el precio de mis decisiones y el anillo que yo traía en la bolsa de mi camisa se me hacía de lo más pesado.
Todo esto era tan difícil, durante la clase de Lengua mi mente se fue a la deriva, ¿Por qué? Esa era la principal pregunta que buscaba contestar. Con Rosalie jamás me había sentido privado de nada, ella era muy diferente a mí, yo amaba el relajo y ella era mucho más tranquila que yo, sin embargo siempre estaba conmigo.
Nuestra vida era perfecta, vivíamos como una verdadera pareja, a veces nos íbamos por nuestra cuenta y esos eran los días en los que ella se mostraba más cariñosa, más tierna, incluso más juguetona. Cuando estábamos los dos juntos, el mundo era perfecto.
Yo solo quería saber qué fue lo que me impulsó a actuar como lo hice, pero mi mente estaba llena de pensamientos duros y mis sentimientos estaban peor.

Valerie POV
ME fui al salón completamente sonrojada después de que Emmett me pidiera que nos viéramos en el receso, era un chavo muy guapo. Pude deducir que por el apellido, debía de ser el hermano de Edward, el novio de Bella.
ME senté junto a ella, la veía muy seria como si muchas cosas pasaran por su cabeza.
- Hola Bella – la saludé.
- Valerie, no te vi llegar ¿Cómo estás? – me preguntó con una sonrisa en su cara.
- Bien, gracias – le respondí, temía preguntarle acerca de Emmett, pero me armé de valor y lo hice - ¿Bella, Edward es hermano de un chico llamado Emmett?
- Sí…ellos…son hermanos – me contestó temerosa. – tienen otra hermana Alice, los tres son adoptados y viven con el doctor Cullen y su esposa, además de los Gemelos Hale, Jasper y…Rosalie, ellos también fueron adoptados por los Cullen – noté su vacilación al nombrar a Rosalie.
Después llegó el profesor y ya no le pude preguntar nada, pero mi mente se hundía en pensamientos. Emmett parecía ser un chico agradable, y el haberlo visto en sueños lo hacía para mí un misterio, un misterio que me moría por resolver.
Acabada la clase me fui a Geografía, una que no compartía con Bella, entré y me senté hasta atrás junto a una chica que el día anterior no había visto.
- Hola mi nombre es Jessica – me dijo sonriente- tú debes de ser Valerie
- Así es, gusto en conocerte Jessica – le respondí cortésmente – no te vi ayer.
- No, estaba enferma – me comentó.
VALERIE POV!
- Así es, gusto en conocerte Jessica – le respondí cortésmente – no te vi ayer.
- No, estaba enferma – me comentó.
De ahí seguimos platicando, Jessica era el tipo de chicas que solo le habla a los nuevos solo por atraer la atención de los demás, yo conocía a este tipo de personas pero la verdad no me importaba, además valía la pena contar con alguien que pueda contarte todo de las personas con las que ahora convivía.
Me contó acerca de Bella y de lo que yo quería saber…Los Cullen
- …nunca había incluido a nadie en su círculo, hasta que llegó Bella, ella es novia de uno de ellos, Edward – lo dijo con tanto despecho que enseguida supe que Edward la había rechazado, yo ya me hacía una idea del por qué
- y…¿los demás? – suponía que si Edward era el único que tenía novia, los otros cuatro estarían solos, esa simple idea hizo que en mi estómago revolotearan mariposas
- Están juntos, Alice y Jasper; y Rosalie y Emmett son parejas…y viven juntos – ella siguió con su parloteo, pero yo ya no hacía caso, así que Emmett estaba con Rosalie, en realidad no conocía a ninguno de los Cullen, solo a Emmett y a Edward, y la verdad es que ambos eran hermosos.
Entonces me pregunté a mi misma ¿por qué sería que Emmett quería sentarse conmigo en el almuerzo si él tenía novia? No quise darle más vueltas al asunto y puse atención a la clase, esperando con ansias el almuerzo, pues me moría de ganas de estar a solas con Emmett Cullen y conocer un poco de su historia.

Jasper POV
Cuando Edward y Emmett se fueron a la escuela Esme entró a nuestra habitación
- ¿Chicos ustedes no van a ir a la escuela? – nos preguntó, Alice estaba terminando de arreglarse y yo estaba sentado en la cama
- No –respondimos al unísono
- Bueno ¿qué van a hacer entonces? Porque yo voy a salir con su padre al hospital – nos explicó Esme
- Yo me voy a quedar con Rose – dije
- Y yo me voy a ir a pasear por ahí – dijo Alice – nos vemos en un rato Esme – le dio un beso en la mejilla y a mí me dio un corto beso en los labios – te quiero Jas…ah y diviértanse – seguro ya sabía lo que haríamos Rose y yo
- No compres demasiado – le advertí con una sonrisa juguetona, ella me guiñó el ojo y se fue.
- Bueno, yo también me voy – Esme me besó en la mejilla – cuídala mucho.
Yo asentí y esperé a que Esme se fuera. Cuando no pudo oír otra cosa que los sollozos de Rosalie, me fui a su habitación. Entré silenciosamente, en el momento en el que se abrió la puerta pude sentir la desolación que ella sentía y a mí me estaba matando el verla así.
Me senté junto a ella y acaricié sus cabellos, llenando la habitación de tranquilidad, ternura y cariño. Rosalie puso su cabeza en mi regazo y yo la seguía acariciando.
- Gracias Jas, me siento más tranquila – me dijo después de un rato.
- Que bueno, ese era el punto – le sonreí y ella me devolvió la sonrisa levemente – pero no voy a dejar que te quedes aquí sola todo el día y menos en pijama, tú no eres así.
- ¿Y qué propones que hagamos? – me preguntó.
- Mmm… ya sé…lavemos tu coche – le respondí y ella rió.
- Bien, voy a cambiarme te veo abajo – dijo antes de encerrarse en el baño.
Una vez que estuvo lista nos pusimos a lavar su coche y hablamos muy poco, entonces con la manguera, la mojé, ella a su vez tomó una cubeta de agua y me la echó encima.
Nos la pasamos mojándonos toda la mañana, solo hasta que estuvimos completamente empapados, paramos. ME sentía satisfecho, había logrado lo que me proponía, que Rose riera y se divirtiera.
Subimos a cambiarnos de ropa y cuando bajamos vimos que. Esme ya había llegado y traía unas bolsas en sus manos, al vernos con el cabello mojado nos preguntó que había sucedido.
- Lavamos el auto de Rose – le dije.
- Pero Jasper me mojó con la manguera – Rosalie me acusó.
- Y luego ella me arrojó agua con una cubeta – repliqué yo y Esme rió, nosotros nos unimos a su risa.
- Que bueno que se divirtieron, ahora que les parece si me ayudan a arreglar el jardín – nos pidió Esme y ambos aceptamos.
Así pasamos el resto de la mañana, arreglando el jardín con Esme, mantuve el ambiente lleno de serenidad y paz, y no era necesario esforzarme pues Esme también se sentía de la misma manera.
Cuando Alice y Edward llegaron nos reunimos con ellos y Esme, en un momento que tuvimos a solas, me abrazó y me agradeció el haber levantado el ánimo de Rose.

domingo, 14 de febrero de 2010

Más nuevos stills de Eclipse (Actualizando doble)

Más nuevos stills de Eclipse (Actualizando doble) TENCION SE VA A ESTAR ACTUALIZANDO CONSTANTEMENTEEEEE

Parece que el día de hoy Summit nos quiere dar un buen San Valentín y siguen apareciendo más stills de Eclipse. Gracias a Robert Pattinson Life por los stills.


Photobucket

Photobucket
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

¡¡¡¡¡feliz dia del amor y la amistad!!!

dia de san valentin, cupido, amor y amistad como quieran decirle disfrutenlo y pasanla super los quierooo byeeeeeeeee besitos vampirescos!!!!!

Photobucket

Photobucket

viernes, 12 de febrero de 2010

Reencarnacion Capitulo 4

Reencarnacion Capitulo 4
Rosalie Hale Pictures, Images and Photos
Esme POV
Cuando Emmett y Carlisle se fueron, Rosalie se fue a su habitación, le di unos cuantos minutos para ella misma. Luego, me paré del sillón y me dirigí a su habitación.
Subí las escaleras lentamente. Cuando estuve frente a la puerta toqué suavemente. Rose solo respondió con un suave “Pasa Esme” abrí la puerta y la vi sentada en la cama abrazando una almohada.
Me dio mucha tristeza y ternura el verla así. Me senté junto a ella y la abracé, no le dije nada solo le brindé mi apoyo, le acaricié su cabello mientras le hacía sonidos tranquilizadores. Ella solo sollozaba sin lágrimas.
- ¿Hija qué ocurre? – le pregunté mientras la mantenía abrazada.
- Todo esto es culpa mía, Emmett está sufriendo por mi culpa – Rosalie me abrazó.
- ¿Por qué dices eso nena? – yo sabía que no le gustaba que la trataran como a una niña, pero este momento era una excepción.
Rosalie se paró de la cama y la vi aproximarse a un rincón de su habitación. Movió uno de los tablones y de ahí sacó una cajita. Volvió a poner el tablón y regresó a sentarse junto a mí.
Me dio la cajita y yo la abrí. Dentro vi una foto de una joven, era muy hermosa, pero no tanto como mi niña. Luego vi las cartas y las leí, todas ellas para Emmett del amor de su vida.
- ¿De dónde las sacaste Rose? – le pregunté mientras ella me volvía a abrazar.
- Las tenía Emmett en las manos el día en que lo encontré.
- ¿Él no las ha visto verdad? – Ella negó con la cabeza – Rose ¿Por qué?
- Yo…tenía miedo de que la fuera a buscar…y me dejara – respondió ella – luego, no quise por temor a que se enojara conmigo y me dejara de amar.
- Pero cielo, lo que hiciste estuvo mal, fuiste muy egoísta.
- Lo sé, pero no quería, no quiero perderlo.
- Rose pero ahora tendrás que enseñárselas, decirle por qué fue que esa chica se le hizo conocida.
- ¿Y si después de eso ya no me ama?
No supe que decirle, pues yo también sabía que cabía la posibilidad de que Emmett se enojara con ella y que la dejara por la otra joven. No quería pensar que aquello fuera a suceder.
No podía imaginarme qué pasaría si Emmett la dejara, si se iba con la otra. Rosalie le había dado tantas cosas. Además dudaba mucho que aquello fuera a pasar.
- Tendrás que aceptar lo que pase, sea lo que sea – le respondí después de meditarlo un poco – Emmett decidirá qué es lo que hará, pero tú tienes que aceptar que eres responsable de esta situación. Sé por qué lo hiciste, pero no estuvo bien ocultarle eso Rose.
- Yo lo amo.
- Y No dudo que él también te ame, pero ahora tendrás que aceptar las consecuencias de tus acciones Rose, el motivo por el que lo hayas hecho no lo justifica. – Rose no me dijo nada – y quiero que sepas algo hija mía, pase lo que pase, decida Emmett lo que decida, siempre, siempre serán parte de esta familia, los dos.
- Gracias mamá.
- Espero que hagas lo correcto Rose, sé que lo harás – le di un beso en la frente y la dejé sola.

Emmett POV
En el momento en que me bajé del auto me fui a caminar por el bosque, sin rumbo, sin prisa, sin ganas. Que rápido podían cambiar las cosas. Con qué facilidad los sentimientos pueden confundirte.
Jamás había pensado en la posibilidad de encontrar a otra mujer desde que Rosalie entró a mi vida. Lo que más me inquietaba del asunto era que ella no me decía nada, sabía que algo andaba mal conmigo, pero no me había reclamado ni nada.
Eso, sobre todas las demás cosas, era lo que me confundía. Rosalie jamás callaba lo que pensaba o sentía, no a mí. Lo que fuera, siempre me lo decía.
Había pasado tantas cosas a su lado, buenas y malas. La amé desde el momento en que la vi, ahora no podía saber lo que me pasaba. La chica nueva, no me la podía quitar de la cabeza, le daba vueltas y vueltas al asunto y no llegaba a ningún lado.
Decidí que esa noche no podía hacer mucho más, no podía resolver todo en una noche, ahora lo que tenía que hacer era volver a casa y hablar con ella.
Corrí tan rápido como pude hacia la casa, cuando llegué vi que Esme estaba en la sala sentada sin hacer nada. Me volteó a ver y me abrazó protectoramente.
- Ella tiene algo que decirte – me dijo al oído. – Antes de cualquier cosa por favor escúchala.
- Te lo prometo – le dije y subí a mi habitación.
Abrí la puerta lentamente. Rosalie estaba sentada en la cama con una cajita que jamás había visto, entre las manos. Me volteó a ver y pude ver la tristeza en sus ojos.
En ese momento, todo lo que pensaba decirle, se me olvidó. La vi, tan hermosa, tan triste, no supe que hacer.
- Rose yo... antes que nada quiero decir que lo lamento, no debí de haberte ocultado nada – dije sinceramente.
- No tienes porque disculparte Em, la culpa de todo la tengo yo – sus ojos no se apartaban de la caja.
- Rose no digas eso, no todo es tu culpa…
- Sí lo es, Em antes que cualquier cosa pase tengo que mostrarte algo, algo que debí haberte enseñado desde hace tanto – se levantó y me dio la caja – toma, es tuya.
Tomé la caja de sus dulces manos. Ella se sentó en la cama mirándome fijamente. Me senté junto a ella y la abrí. Lo primero que vi fue una foto de la chica, solo que con ropa que se usaba hace noventa años.
Después vi que los demás papeles eran cartas, cartas dedicadas a mí, las leí, una por una. Eran diez en total y todas hablaban de lo mismo. La mujer que las había escrito me pedía una y otra vez que no la dejara, que yo era el mundo para ella, como ella lo era para mí. Siempre decía que ella era el amor de mi vida y que pasara lo que pasara, ella estaría siempre conmigo.
Mientras las leía, algunos vagos recuerdos llegaban a mi mente, entonces noté como en mi corazón se encendía una llama, pues poco a poco iba recordando los momentos que pasé con ella…Valerie Seindher.
- ¿Dónde las encontraste? – le pregunté a Rosalie.
- Las tenías en tu mano cuando te encontré, las tenías…pegadas a tu corazón – Rosalie desvió la mirada. – Jamás te las mostré por temor a perderte, a que fueras en su busca…y me abandonaras.
No supe que hacer, por alguna razón, sabía que debería estar enojado con ella, pero no lo estaba. Tampoco sabía qué decir.
- Em, lo lamento jamás fue mi intención hacerte daño – Rosalie me dijo sinceramente – Jamás pensé que te causaría tanto dolor el no decirte.
- Estoy decepcionado Rose, yo confié en ti, durante noventa años creí en ti – No sabía que decir o que hacer.
- Lo sé.
- No sé que es lo que quiero Rose, no lo sé, lo que sí sé es que no quiero lastimarte, no quiero dañarte.
- Merezco lo que está pasando, todo esto es mi culpa – Rosalie tapó su cara con las manos.
- Tú no tienes la culpa de lo que yo estoy sintiendo – le respondí quitándole las manos de la cara – la duda que me carcome es solo causa mía.
- No intentes consolarme Emmett, si yo te hubiera enseñado esto desde el principio, tal vez el verla de nuevo no te hubiera afectado tanto – cuanto me costaba admitir que ella tenía razón, me dolía tanto el saber que ella fuera la que me puso esta carga sobre los hombros, por su culpa estoy haciendo lo que jamás querría hacer, lastimarla – Pero aceptaré las consecuencias.
La miré a los ojos, pese a la profunda tristeza que había en ellos, pude distinguir su clara determinación a cumplir con lo que había dicho.
No quería ver esos ojos así por más tiempo, no podía hacerlo, quería abrazarla, consolarla aunque por ella estaba así.
La tomé entre mis brazos y la abracé consoladoramente.Después de un rato, cuando me creía lo suficientemente capaz de verla a los ojos, lo hice.
- No quiero seguir así, no quiero quedarme como estoy, Rose – le dije – Necesito saber qué es lo que siento por ella, qué es lo que ella puede decirme de lo que pasó. Pero tampoco quiero dejarte así, eres mi esposa y te amo.
- Vete, encuentra lo que estás buscando, no te preocupes por mí, yo estaré bien, quiero que seas feliz, no importa cual sea el camino que elijas – Tomó mi rostro entre sus manos y lo acarició.
- No puedo, no puedo dejarte atrás.
- No puedes tenernos a ambas Emmett, tendrás que elegir entre ella y yo, sé que es difícil para ti, pues sé que me amas como yo a ti y que yo tengo la culpa de tu sufrimiento y que eso no lo puedo cambiar, pero si pudiera lo haría.
- Lo sé.
- Em, por favor, haz lo que tengas que hacer para que no sufras más, con o sin mí, pero ya no sufras, es lo único que no soporto de esta situación.
Esto es horrible, estoy triplemente confundido. Una parte de mí quiere a Rosalie, sin importar nada, como siempre ha sido; otra quiere ir tras esa chica y desentrañar los misterios que esconde, y otra parte de mí, en el fondo, odia a Rosalie por ponerme en esta situación. Y la odia porque no quiere hacerla sufrir.
¿Qué hacía? ¿A quién obedecía? Voltee a ver a Rose, aún seguía en mis brazos, la sentía tensa y asustada, y culpable.
Acaricié su cabello dorado por un momento interminable. Pronto comprendí que esto era un adiós.
- Te irás – Ella me dijo como si hubiera escuchado mis pensamientos
-No puedo estar a tu lado sabiendo que estás sufriendo, sea la culpa de quien sea, por mí, no es justo.
- No, no es justo, pero no para mí, si con ello pudiera cambiar las cosas no te dejaría ir, no es justo para ti, pues estuviste atado a mí sin necesidad de hacerlo. – Tomé su cara entre mis manos acariciando el contorno de su barbilla, la hermosa curva de su mejilla.
- Estoy atado a ti por decisión propia, porque te amo, porque eres maravillosa, porque me salvaste, porque gracias a ti estoy aquí.
- Y por mi estás sufriendo – Tomó mis manos y las apartó de su cara, pero no las soltó. – Me siento como si hubiera robado algo, como si le hubiera arrebatado a “ella” algo que no es mío: tu amor.
- Tal vez sí hayas robado algo pero no fue mi amor, mi amor te lo entregué por completo y sin reservas, lo que si robaste fue mi corazón antes de que yo lo supiera.
Antes de que pudiera responderme algo la besé, dulce, delicada y pasionalmente. Sabía que sería un último beso, lo que no sabía era si sería el último antes de regresar a ella…y si sería el último que recibiría de Rose hasta el fin de la eternidad.
No quería que las cosas fueran a más, pero simplemente se dio y acabamos haciéndolo, también por última vez. Permanecimos abrazados toda la noche, sin decirnos nada, pero de alguna manera, diciéndonos adiós.
Al amanecer, me levanté de la cama y me vestí. Iría a la escuela pero esta vez, por mi cuenta.
- Lo lamento mucho Rose, pero no puedo seguir así, me voy – le dije mientras ella me miraba desde la cama.
- Lo sé, pero antes quiero que tengas algo – se paró de la cama, se puso un camisón rápidamente y se puso junto a mí – quiero que sientas que no estás obligado a nada conmigo.
- Rose no – ella puso en mi mano su anillo, el anillo que la convertía en mi esposa.
- No lo quiero, no si sé que eso no te hará feliz, no si tú no estás conmigo, no si ya no me amas. – Con sus manos cerró la mía.
- Te amo, eso sí te lo puedo jurar – le dije.
Rocé sus labios con los míos rápidamente y me fui a la escuela en mi Jeep

jueves, 11 de febrero de 2010

!!feliz cumple taylor!!

Taylor  Lautner Pictures, Images and Photos

REENCARNACION CAPITULO 3

esme cullen Pictures, Images and Photos
REENCARNACION CAPITULO 3
Esme POV
Voltee a ver el reloj, las tres, los chicos ya no tardarían en llegar. Estaba en mi habitación viendo la televisión. Esa mañana me había dedicado a arreglar el jardín.
Pronto oí que el coche de Rosalie se aproximaba, aunque no tan rápido como solía hacerlo. El coche de Edward no se escuchaba, estaría llevando a Bella a su casa.
Cuando oí que ya estaban metiendo el coche en el garaje, bajé para saludar a mis chicos, lo que no me esperaba eran sus caras. Al parecer Alice se había ido con Edward y Bella, pero no era eso lo que me preocupaba. Jasper venía preocupado.
Emmett se veía confuso y no venía abrazando a Rose, de hecho ella venía tras él con tristeza en los ojos. Jasper me dio un beso en la mejilla y sentí su preocupación. Emmett también me saludó con un beso, Rosalie igual, pero ninguno me dijo una palabra.
Vi a Jasper entrar a su habitación, Emmett a la suya y Rosalie se fue al jardín. Algo no marchaba nada bien. El teléfono sonó.
-¿Diga?
-Hola cielo – la voz de Carlisle me ayudó a relajarme un poco.
-¿Todo bien en el trabajo?
-Excelente, ¿los chicos?
Edward y Alice fueron a dejar a Bella, Jasper, Rose y Emmett ya están aquí.
-Perfecto, bueno amor te veo en un rato – nos despedimos y colgué.
No pasó mucho para que Edward y Alice llegaran. Ambos callados y visiblemente preocupados. Alice me saludó y subió con Jasper, pero yo no iba a dejar que Edward se fuera sin decirme nada.
-¿Edward qué está ocurriendo?
-La verdad no lo sé, todo está muy confuso – Edward me decía la verdad, lo conocía tan bien.
“Son Rose y Emmett ¿no es así?” No quería que ninguno de ellos me escuchara. Edward asintió. “¿Se pelearon?” mi hijo negó con la cabeza.
Entonces él también subió a su habitación. Me asomé al jardín y vi que Rosalie estaba sentada junto a las rosas, si pudiera llorar lo estaría haciendo en ese momento a juzgar por su expresión.
Subí a la habitación de Jasper y Alice, ambos estaban hablando en voz baja. Luego fui con Emmett, estaba sentado en su escritorio “haciendo su tarea” pero movía la pierna con ansiedad.
No pude soportar más y me fui al hospital, los chicos me preocupaban y necesitaba hablar con Carlisle.

Carlisle POV
Había tenido un día muy largo y lleno de muchas citas y pacientes. Por fin tenía un tiempo libre. Estaba sentado en mi silla leyendo unos cuantos reportes, cuando mi secretaria me habló.
-Dr. Cullen su esposa está aquí
-Que pase por favor – Respondí algo sorprendido por la visita de Esme.
Apenas había colgado el teléfono cuando mi esposa ya estaba dentro de mi consultorio. Nada más verme me abrazó fuertemente.
-Lo lamento, sé que no quieres que te interrumpamos cuando estás en el hospital, pero estoy muy preocupada – Esme no me soltó.
-¿Qué ocurre?
-Algo pasó con los chicos hoy en la escuela, Rose y Emmett están separados y no se han hablado desde que llegaron a casa, Jasper está preocupado, al igual que Alice y Edward sabe que algo pasa – Esme habló rápidamente y tuve que escucharla con atención.
Lo que más me sorprendía era lo de Rosalie y Emmett, jamás se separaban si podían estar juntos. Alice seguro había visto algo y lo había compartido con Edward y Jasper.

-Tengo una idea, háblales a Edward, a Jasper y a Alice, que vengan de inmediato – era lo mejor que se me ocurría.
-¿Y Emmett y Rosalie?
-Cuando sepamos que ocurre iremos con ellos.
Esme le habló a Edward ordenándole que viniera lo más rápido que pudiera al hospital con Alice y Jasper. En menos de cinco minutos, mi secretaria me avisó que ya estaban fuera.
Les pedimos que nos contaran que era lo que sabían acerca del comportamiento de Emmett y Rosalie. Edward nos contó lo que había escuchado de Emmett, Rosalie y Valerie. Alice nos contó su visión y Jasper lo que ocurrió cuando Emmett regresó al salón.

Los cinco nos quedamos callados. La situación pintaba feo, muy feo. Nosotros también apoyamos la teoría que Edward y Alice habían formulado.
-Esto es lo que haremos, chicos ustedes no hagan nada hasta que nosotros sepamos que sucede.
-¡¿Quieres que nos quedemos de brazo cruzados esperando a que -Emmett traicione a Rosalie?! – a pesar de no ser su gemela de verdad, Jasper la defendió.
Jasper al parecer las cosas están al revés – no me inmuté – Esme, tú te encargarás de hablar con Rosalie y yo hablaré con él ¿de acuerdo? La cosa se ve mal, no la pongamos peor.
Lo que tú digas Carlisle – Alice puso una mano en el hombro de Jasper y Edward asintió. – Lo mejor será que nosotros no estemos en la casa.
Edward se fue con Bella y Alice y Jasper se fueron a pasear, prometieron no estar en casa hasta las ocho. Esme y yo nos fuimos a la casa. Entramos y todo estaba en silencio.
Edward se fue con Bella y Alice y Jasper se fueron a pasear, prometieron no estar en casa hasta las ocho. Esme y yo nos fuimos a la casa. Entramos y todo estaba en silencio.
Nos quedamos en la sala un momento, luego Rosalie entró del garaje y Emmett salió de su habitación al mismo tiempo. Se voltearon a ver y Rosalie desvió la mirada y Emmett bajó la suya.

-Emmett, tu madre necesita unas cosas para el jardín ¿me acompañas? – le pregunté, él asintió y ambos salimos de la casa.
Ya en el coche, lejos de la casa, decidí romper el silencio.

-¿Qué está ocurriendo Emmett?
-No lo sé, no sé que está pasando conmigo, me siento confundido y no dejo de pensar en aquella chica, es como si la conociera de toda la vida, como si…la amara.
-¿Y Rose?
-Yo…no quiero lastimarla Carlisle, no quiero hacerle daño, ella…es que también la amo, muchísimo – Emmett se veía frustrado y la situación lo estaba despedazando – Esto es muy difícil para mí.
-¿Ya hablaste con ella al respecto?
-No, no sé como decírselo, no puedo, simplemente no puedo hacerle daño.
-¿Y no has pensado que mientras se lo ocultes más daño le haces?
Me dolía mucho que esto nos estuviera pasando, a la familia no le vendría bien esto, si no lo solucionaban pronto nos veríamos en peores problemas. Sabía que Edward apoyaría a Emmett, Jasper a Rosalie, y Alice, Esme y yo estaríamos entre la espada y la pared.
-No quiero perder a Rosalie, pero necesito saber quien es esa chica, entender por qué siento lo que siento por ella – Emmett dijo.
-¿Qué vas a hacer?
-Por lo pronto, caminar un rato y despejarme, y luego, ir a ver a Rose. No quiero que tenga que sufrir por mi culpa, no después de todo lo que ha hecho por mí.
-Recuerda que todo lo hizo porque te ama.
-Y yo a ella, no la merezco ella es demasiado…buena para mí.
-Me sorprende que digas eso después de haber pasado junto a ella noventa años.
-Por ella estoy aquí, por ella soy parte de una familia. No es justo que le pague como lo estoy haciendo.
-Tú también la has salvado de muchas maneras Emmett, Rosalie era muy diferente antes de que te encontrara, y tú mejor que nadie debería saberlo. La mereces y ella te merece a ti.
-Gracias Carlisle.
-Siempre, pase lo que pase, ambos son parte de nuestra familia, elijas lo que elijas. Sé que no nos defraudarás hijo, pero ahora haz lo que tengas que hacer para estar en paz contigo mismo.
Emmett salió del auto y se perdió entre los árboles. Suspiré, me había ido muy bien con él, ojalá Esme también pudiera hablar con Rosalie.
Decidí ir a pasear yo también, dándoles espacio a Esme y a Rosalie para que pudieran platicar bien y sin presiones. De hecho creo que iré al hospital hasta las ocho.

miércoles, 10 de febrero de 2010

Reencarnacion Capitulo 2:

Emmett from New Moon Pictures, Images and Photos

Reencarnacion Capitulo 2:

Bella POV
Me removí algo inquieta en la cama. El sueño que había tenido era confuso y todo pasaba con mucha rapidez. Estaba despierta sin embargo aún no abría los ojos. Al revisar mi calendario mental me di cuenta de que era lunes.
Hoy tendría que ir a la escuela, pero vería por fin a Edward, abrí los ojos y me senté en la cama para llevarme una gran sorpresa.

- ¡¡Edward!! – dije emocionada al verlo sentado en mi mecedora. Me paré rápidamente y me senté en su regazo. – ¿pasaste la noche aquí?
- Sí, llegué con mis hermanos y vine aquí, ya estabas profundamente dormida así que, me perdí lo más interesante.
- ¿Qué tal los osos?
- Estuvo bien.
Me arreglé para ir a la escuela mientras Edward me esperaba en mi habitación. Desayuné un tazón de cereal y luego nos fuimos a la escuela.

Al llegar al estacionamiento vimos el convertible de Rosalie y Edward estacionó el Volvo junto al de su hermana. Nos bajamos y comenzamos a caminar hacia los salones. Cuando llegamos al salón de Trigonometría Edward se despidió de mi y se fue a sus clases.
Como siempre, me senté hasta atrás y esperé a que Jessica llegara y se sentara conmigo, pero al parecer no fue a la escuela. La clase ya iba a empezar cuando alguien llamó a la puerta.

- Adelante – dijo el profesor.
- Buenos días – una joven de cabello rizado, dorado y ojos azules, se asomó.

La chica entró, y se presentó a la clase, su nombre era Valerie Kincaid, tenía 17 años y ella y su familia se habían mudado de Filadelfia, entonces recordé que Charlie me había hablado de una familia que se iba a mudar aquí.
Al ver que había una silla disponible hasta atrás se sentó a mi lado. Aún recordaba lo que se sentía ser la nueva.

- Hola, soy Bella Swan y hace poco que llegué aquí – quise ser amable con la chica, pues ella parecía aterrorizada.
- ¿También a ti te veían como bicho raro?
- Vaya que sí, pero mañana ya no será tanto – traté de reconfortarla y ambas reímos.

Cuando acabó la clase le pregunté a Valerie qué clase tenía, revisó su horario y me dijo que Lengua, igual que yo así que me ofrecí a acompañarla. Cuando salimos del salón Edward ya me esperaba afuera. Miró a la chica que estaba conmigo y se la presenté.

- Edward ella es Valerie y acaba de mudarse de Filadelfia…Valerie él es Edward y es…mi novio – los presenté.
- Encantado – dijo Edward estrechándole la mano.
- Igualmente – respondió Valerie.
Edward nos acompañó hasta el salón de Lengua y luego se fue a su clase. Valerie fue con el profesor a que le firmara su hoja de asistencia y regresó a sentarse conmigo.
En el almuerzo Valerie se sentó con Edward y conmigo, aunque dijo que estaba algo incómoda y que no quería interrumpir. Edward le dijo que no había ningún problema.

Rosalie POV
Llegué a la cafetería con Jasper, ya que literatura era una materia que llevábamos juntos, veníamos platicando de un libro que nos habían dejado mientras nos formábamos en la fila de la comida.
Nos sentamos con Alice y Emmett y nos quedamos los 4 en silencio, de repente Jasper volteó hacia la mesa donde Edward solía sentarse con Bella y seguí su mirada.

Me quedé petrificada, otra chica los acompañaba, era idéntica a la chica de la foto que Emmett tenía cuando lo encontré, al parecer entré en pánico y Jasper lo notó.
- ¿Rose estás bien? – me preguntó y yo simplemente asentí mientras Emmett me volteaba a ver con preocupación.
- Estoy bien, no te preocupes – respondí tratando de sonreír y calmarme.

Cuando acabó el almuerzo vi como los tres se iban. Entonces me asaltaron muchas dudas. ¿Si Emmett la veía, la recordaría? ¿Ella sabría algo?¿Me cambiaría Emmett por ella?

Decidí no decir nada, seguir como si todo fuera normal. Fuimos a nuestra siguiente clase, esa la teníamos Emmett, Jasper y yo juntos, era Lengua. Nos sentamos hasta atrás como siempre. La maestra que nos daba clase de Lengua siempre, siempre estaba coqueteando con Emmett, la odiaba.

Comenzó la clase y la profesora le pidió a Emmett, para no variar, que fuera a la dirección por una grabadora.
Emmett regresó, le dio la grabadora a la maestra y se sentó. Algo andaba mal, lo noté desde el momento en que entró y Jasper lo sintió porque me volteó a ver preocupado.
- Em ¿te encuentras bien, mi amor? – le pregunté poniendo una mano en su antebrazo.
- Estoy bien Rose no te preocupes – intentó calmarme tomando mi mano y depositando un beso en el dorso de ella.
Voltee a ver a Jasper quien negó con la cabeza, me mandó un papelito:
“No está bien, Rose. Se siente muy angustiado como si algo de su vida de humano hubiera regresado”
Entonces yo estaba en lo cierto, la chica cambiaría muchas cosas entre él y yo.
Emmett POV
Salí del salón y me dirigí hacia la dirección, yo sabía que la maestra me coqueteaba, aunque siempre me hacía el que no entendía solo para que Rose no se enojara. Aún después de tanto tiempo seguía celándome mucho, y no me molestaba, al contrario, me encantaba saber que estaba al pendiente de todo.
Fui con la señora Cope, la pobre se pegó un susto cuando aparecí frente a su escritorio.
- Emmett no te oí entrar - me dijo y yo le sonreí deslumbrantemente.
- Lo lamento señora Cope, no era mi intención asustarla.
- ¿qué puedo hacer por ti Emmett? - me preguntó con la respiración un poco descontrolada y yo me reí en mi cabeza.
- La profesora Goff me mandó por una grabadora - le respondí.
- En seguida te la traigo.

La señora Cope se fue a la bodega y pronto regresó con una grabadora en la mano. La tomé y le di las gracias, asegurándole que, en cuanto la clase acabara, yo la regresaría personalmente. Le sonreí de nuevo y me fui.
Ya iba de camino al salón, pero la verdad, no tenía mucha prisa por llegar así que me fui lentamente. Venía pensando en Rosalie, era una mujer divina. Entonces recordé que habíamos quedado que esa tarde me ayudaría a ver que era lo mano con mi Jeep, tenía un ruido un tanto extraño.
Iba a dar la vuelta en una esquina cuando choqué con un estudiante, venía muy distraído y jamás la oí ni la vi. Voltee y vi que la chica estaba en el piso y me veía confundida, en el momento en que hice contacto visual con ella, me sentí como si fuera a desfallecer, mi cabeza daba muchas vueltas.
La chica también me veía sorprendida, como si fuera un fantasma. Luego creí haberla visto antes y un sentimiento ya conocido en mí, encendió mi corazón: amor.
Esto no era posible, ¿como podía amar a una chica que no conocía?... a no ser que sí la conociera, en mi vida humana. Le tendí la mano para ayudarla a levantarse.
- Lo lamento - fue lo único que pude decirle.
- No...no te...preocupes...estoy...estoy bien - me respondió ella tartamudeando y tenía el corazón acelerado, podía sentirlo.
Antes de que otra cosa pasara, ella se fue corriendo hacia su salón. Caminé pesadamente al salón, esto jamás lo habría esperado, jamás una chica me había fascinado así de simple, ni siquiera Rose...¡¡Rose!! Esto no me puede estar pasando a mí...Durante noventa años he amado a Rosalie, y en menos de un minuto, la chica nueva me había echo olvidar a Rose.
Esto no está bien, no sé que es lo que voy a hacer, pero hay algo seguro, tengo que volver a verla, hablar con ella y...Que Dios me perdone, tengo que besarla y estrecharla en mis brazos.

Edward POV
Estábamos en clase de Biología cuando empecé a escuchar los pensamientos de Valerie, que se sentaba delante de nosotros. Ella como nosotros no prestaba atención a la clase.
“¿Qué significará ese sueño? ¿Por qué sueño que escribo una carta y lloro? Además de que Silvia me ha dicho que últimamente hablo dormida” Bueno eso no me sorprendía en nada, Bella también habla en sueños. “Lo que si me llama mucho la atención es el nombre…Emmett, es muy extraño, jamás lo había escuchado”
No presté más atención a sus pensamientos, pero tenía razón, Emmett era un nombre muy raro. Luego llegaron a mí como una ola los pensamientos de Alice.
“Edward acabo de tener una visión horrible, era Emmett besando a otra mujer que no era Rosalie” Eso me asustó demasiado.
Valerie salió al baño y puse al tanto a Bella de lo que estaba ocurriendo. Ella también se preocupó. Cuando Valerie regresó oí nuevamente sus pensamientos, aunque no era necesario, bastaba con verla pálida como si hubiera visto un fantasma para saber lo que pasaba.
“Él…es idéntico al chico de mi sueño, y al parecer él se asustó al verme…esto es tan extraño”. Valerie se sentó frente a nosotros y voltee a ver a Bella, seguramente ella también había adivinado lo que había pasado.
Y ahí no acabó el asunto, escuché los pensamientos de Jasper
“Algo no está bien con Emmett está demasiado preocupado, Edward no sé por qué” Jasper seguro sabía que estaba escuchando.
Al parecer Rosalie y Emmett no querían que yo me enterara de nada, porque ella contaba del 3456 para abajo de cuatro en cuatro y Emmett estaba recitando todos los estados con sus capitales
- Esto está muy feo Bella.
- ¿qué tanto? – me preguntó ella.
- Jasper lo siente confundido y Rose y Emmett algo me están escondiendo.
Acabaron las clases y me reuní con mis hermanos, todos traían mala cara y supe que todos sabíamos que algo andaba mal. Rosalie se veía preocupada, Jasper asustado, Alice dudosa y Emmett desgastado.
- Voy a dejar a Bella a su casa, ¿Alice nos acompañas?
- Claro – Alice aceptó.
Nos metimos al Volvo y vi como Emmett se subía junto a Rosalie y Jasper venía atrás. Esperamos a que ellos arrancaran para irnos. En el trayecto le conté a Alice todo lo que oí y entre los tres atamos cabos.
Solo se nos ocurría una solución, Valerie era la reencarnación del amor de Emmett cuando era humano y que Rosalie de alguna manera lo sabía. Esto no pintaba bien. Aunque esperaba que lo tres estuviéramos equivocados y que solo se tratara de un malentendido, aunque lo dudaba muchísimo.

domingo, 7 de febrero de 2010

nueva historiaaaa!!!

BUENO CHICOS A CAUSA DE QUE NUESTRA AUTORA FAVORITA NO HA TERMINADO DE ESCRIBIR UN FINAL PARA SU HISTORIA DECIDI QUE HAY QUE DARLE UN POCO M,AS DE TIEMPO PERO NO PRO ESO VOY A DEJARLOS SIN UNA DIVERSION ASI QUE ES EL INICIO DE UNA NUEVA HISTORIA ESPERO LA DISFRUTEN Y EN CUANTO SALGA UN NUEVO CAPITULO DE NUESTRA AUTORA MIELI YO SE LOS PUBLICARE ESPECIFICNDO PARQA QUE NO SE CONFUNDAN CON LA HISTYORIA ASI QUE AQUI VAAA JAJAJA ESPERO LES GUSTE SE LLAMA "RENCARNACION" POR CIERTO VA A SER PUBLICADO LOS MIERCOLES JUEVES Y VIERNES ASI QUE4 ESTEN ATENTOS Y POR SER EL INICIO DE ESTA NUEVA HISTORIA PUES LES DEJARE EL EPILOGO Y EL PRIMER CAPITULO BYEEEE BESITOS VAMPIRESCOS Y COMENTEN!!!!Ç

The Cullen Family Pictures, Images and Photos

summary
El miedo a perderlo la obligó a salvarlo,el amor que ya sentía por él a esconderle su pasado. Rosalie conoce el pasado de Emmett pero no está dispuesta a contárselo,hasta que "ella" regresa.Rose deberá encarar a Emmett y decirle por fin la verdad.


REENCARNACION:

Valerie Kincaid es una joven de 17 años, ojos azules y cabello dorado rizado. Ella vive con sus padres adoptivos en Filadelfia, ya que sus padres de sangre murieron dejándola sola en el mundo. En pocas palabras en una chica cualquiera, sin historia, sin familia.

Sin embargo las cosas están a punto de cambiar para ella. Un día común ella estaba en la habitación de su “hermano” menor de 3 años (ese pequeño sí es hijo de la pareja Smith, su nombre es Duncan) cuando Silvia, su madre adoptiva la mandó llamar, pues su padre, John, quería hablar con ella.

- Valerie, hay algo importante que queremos decirte–. Dijo John sentado tras su escritorio
- ¿Sí?
- Verás hija nuestra situación económica está mal–. Explicó Silvia – últimamente no nos ha ido bien, así que hemos decidido mudarnos a un lugar algo…diferente.
- ¿Y a dónde vamos a ir? – preguntó Valerie

- Washington, a un pueblo pequeño llamado Forks – respondió su padre inmediatamente, y obviamente algo preocupado por la reacción de la chica

Valerie no dijo nada, estaba pensando en la idea de irse de aquel estado tan maravilloso. Pero ella no podía quejarse ni protestar, finalmente sin John y Silvia ella no sabría que hubiera pasado con su vida, ni con ella misma. Se levantó de la silla donde estaba y abrazó a sus dos padres, asegurándoles que no había problema con ello.

Sus padres obviamente se sorprendieron de que se lo tomara tan bien y le dijeron que al día siguiente comprarían las cajas para que empezaran a empacar. Ella asintió comprensivamente y se retiró a su habitación con la excusa de que ya se iba a dormir.

Esa noche los sueños comenzaron. Valerie tardó en conciliar el sueño, la idea de mudarse no le hacía gracia, esa era la verdad mas no podía hacer nada al respecto, esas decisiones no las tomaba ella y no quería hacer sentir mal a sus padres.

Se quedó dormida pensando en cómo sería Forks, por ahí de las doce. En su sueño aparecía una mujer hermosa muy parecida a ella, casi idéntica, escribiendo una carta con una pluma y tinta negra. Mientras remojaba la punta de la pluma en la tinta las lágrimas surcaban sus mejillas sin control. Valerie no sabía porque lloraba, pero ella también lo sentía.

Valerie empezó a removerse inquieta entre sueños y dijo:

No…no te vayas…no me abandones…Emmett.

summary
El miedo a perderlo la obligó a salvarlo,el amor que ya sentía por él a esconderle su pasado. Rosalie conoce el pasado de Emmett pero no está dispuesta a contárselo,hasta que "ella" regresa.Rose deberá encarar a Emmett y decirle por fin la verdad.

REENCARNACION 1er Capitulo
Bella POV


- ¿Emmett quieres darte prisa? –. Gritó Jasper desde el Jeep
- ¡¡Vamos hermano que los osos nos esperan!! – exclamó Edward en el asiento del copiloto
Sonreí al escucharlo, a veces Edward podía ser igual de impaciente que un niño humano de 6 años. Voltee y vi que Emmett le daba a Rosalie un último beso antes de que se fuera de caza. Cuando por fin la soltó corrió al Jeep, saltó al asiento del conductor y pronto los chicos se fueron.

Nos quedamos unos momentos ahí paradas en el porche, después entramos nuevamente a la casa, que se oía bastante tranquila, no se oían las risas de Emmett, las carcajadas de Jasper, ni la suave y encantadora risa de mi amado. Nos sentamos en el sillón y no pude reprimir un suspiro.

- Vamos chicas solo se fueron un fin de semana – nos animó Esme.
- Es solo que se echa en falta el buen humor que ellos contagian- explicó Alice y Rose y yo asentimos.
- Ay parece como si fuera la primera vez que se van de caza – dijo Esme

Las 4 reímos, tal vez no fuera la primera vez, pero siempre los echábamos en falta. Nos quedamos un rato ahí sentadas hasta que Rosalie dijo que tenía que hacer unos cuantos deberes escolares y que aprovecharía la ausencia de Emmett para hacerlos.

Poco rato después, decidí que era tiempo para irme a mi casa, pues tenía que prepararle a Charlie la cena, además de que no quería estar en la casa de los Cullen si Edward no estaba.
Para cenar hice pescado, como siempre, había demasiado en el congelador. Preparé una ensalada mientras el pescado se cocía. Al ver que ya estaba todo listo y Charlie no llegaba, decidí subir a mi habitación para adelantar la tarea, no había llegado ni a la puerta de la cocina cuando Charlie llegó.

- ¿Bella?
- Hola papá, ¿Te fue bien?
- Sí, gracias Bella ¿qué tal tú?
- Todo bien.

Charlie llegó y se sentó en la mesa, por lo que la cena se adelantó un poco. Como siempre cenamos en silencio. Él jamás hablaba mientras cenaba y yo no tenía nada que contar.

Extrañaba a Edward, esa era la verdad, apenas se había ido hace unas horas, pero no importaba, lo echaba tanto de menos.
- Me acabo de enterar que una familia nueva se mudará aquí – me informó Charlie mientras yo lavaba los platos.
- ¿En serio?
- Sí creo que llegan el domingo o el lunes – Charlie al parecer no le daba mucha importancia al hecho
- ¿y De dónde vienen?
- Filadelfia.

No pregunté más puesto que a mí tampoco me importaba mucho una familia que se iba a mudar a Forks. Acabé de lavar los platos y subí a mi habitación para hacer mi tarea, me bañé y decidí irme a la cama, así la noche no se me haría tan larga.

Rosalie POV
Me subí a mi habitación para hacer mi tarea, si no la hacía mientras Emmett no estaba, no la haría nunca. Acabé pronto y luego no supe que más hacer. Me metí a bañar.

Dentro de la regadera, mientras sentía las gotas de agua rodar por mi cuerpo fue cuando más noté la ausencia de Emmett, siempre nos bañábamos juntos. Me encantaba sentir como pasaba la esponja por mi cuerpo con suaves y lentos movimientos circulares mientras me besaba.

Terminé de bañarme antes de que más recuerdos me acosaran, no era el primer fin de semana que Emmett se iba de caza con Jasper y Edward, pero estaba acostumbrada a tenerlo siempre cerca de mí.

“Suerte Em…Ayyy Em te extraño demasiado.”

Jamás pensé amar de esta manera, ni siendo humana amé de la manera en que amo a Emmett y es que desde que lo encontré en el bosque mientras cazaba, me di cuenta de que era un hombre al que valía la pena salvar.

Al recordar esto un gran remordimiento me invadió, pues yo sabía algo del pasado de Emmett y que, por egoísta y por temor a perderlo, jamás se lo había dicho a nadie, menos a él.

Me arrodillé en una de las esquinas de la habitación y quité uno de los tablones del piso. De ahí saqué una caja que casi nunca sacaba, dentro había un puñado de cartas, cartas que Emmett tenía en las manos el día en que lo salvé.

Abrí una de ellas y leí el final:
“No te vayas…No me abandones…Emmett…te amo.”

También tenía una foto de ella, tenía que reconocer que era muy hermosa, era rubia al igual que yo, solo que ella tenía rizado el cabello y tenía los ojos azules.

Aún después de tantos años me remuerde la conciencia el no habérselas enseñado. Sabía que la mujer que había amado a Emmett ya estaría muerta, pero si antes no se las había enseñado por miedo a que fuera con ella y me abandonara, ahora no quería por miedo a que se enojara conmigo y dejara de amarme.
Guardé las cartas nuevamente en la caja y puse bien el tablón. Volví a cama y me acosté, vaya si las horas eran largas sin él.
- ¿Rose puedo pasar? – Al parecer Esme tampoco sabía que hacer.
- Claro, pasa.
- ¿Qué haces hija?
- Nada, acabé la tarea y me bañe.
- ¿Lavanda? – me preguntó al percibir mi olor
- Sí.

Nos quedamos platicando un buen rato hasta que Carlisle llegó, lo fuimos a saludar y nos quedamos los cuatro platicando, la ventaja era que, como éramos más mujeres ahora, nos tocaba desquitarnos, pues al ser ellos cuatro y nosotras tres, siempre acabábamos perdiendo.
La noche pasó más rápidamente de cómo lo esperaba. Ahora pedía por que el domingo se fuera con igual rapidez.
Emmett POV
Estaba conduciendo el Jeep de vuelta a casa, era domingo y eran como las cinco de la tarde. Los tres veníamos muy entusiasmados y completamente saciados…en cuestión de sed, pues yo me moría por estar a solas con Rose después de este fin de semana.

Jasper venía en el asiento trasero y Edward venía a mi lado. Veníamos muy contentos pues la caza había estado muy divertida, llena de competencias entre nosotros, y llena de grandes retos, pues los osos acaban de salir de la hibernación y estaban mucho más irritables.
- Que buena caza la de este fin ¿no lo creen? – Edward parecía más contento que de costumbre.
- Sí, fue muy…interesante – Jasper bromeó y los tres reímos.
- Sobre todo cuando casi te caes del acantilado ¿Verdad Edward? – le di un codazo en las costillas y los dos nos reímos.
- Fue por tu culpa Emmett- Jasper me acusó.
“Mentira, solo lo empujé, un poquito”.
- ¿qué es poquito para ti Emmett? – Edward preguntó y los tres volvimos a reír.

La verdad me encantaba pasar tiempo a solas con mis hermanos, nos la pasábamos muy bien y desde que la familia se formó jamás nos hemos peleado fuerte ni mucho menos.

Después de un rato Edward volteó a mirar por la ventana y se quedó pensativo. Sin duda pensaba en Bella, seguro la extrañaba. Igual que yo a Rose.
- ¡¡ugh!! ¡¡Qué asco!! – Jasper se quejó desde atrás.
- ¿Qué pasa?
- Ustedes, par de sentimentales, ya me empalagué de tanto amor – Jasper se quejó
- Bien que te mueres por ver a Alice – Edward se defendió.
- Exacto, deja que la vea y la casa se va a inundar de amor.

Volvimos a reír y no paramos de hacernos bromas con respecto a ello todo el camino. Ya caída la tarde llegamos a la casa. Metimos el Jeep al garaje y entramos a la casa.

En la sala estaban Esme y Carlisle que nos vieron y nos preguntaron que tal nos había ido. Edward nada más llegó, tomó su Volvo y se fue a ver a Bella, mientras que Jasper y yo subimos las escaleras.

Cuando estuvimos frente a la puerta de nuestra respectiva habitación, nos volteamos a ver y sonreímos. Abrí la puerta y me di cuenta de que todo estaba iluminado con velas y había pétalos de rosa sobre la cama.
- Espero que no vengas muy cansado Em – Rose salió del baño con un camisón rojo que dejaba al descubierto sus magníficas piernas.
- Para ti nunca estoy cansado – me abalancé sobre ella y la tiré a la cama mientras ella se reía. – te extrañé.
- Y yo a ti mi oso pardo – Rosalie rió y me rodeó el cuello con los brazos – por eso he decidido que no irás más de caza sin mí.
- Como tu digas – le besé los hombros, el cuello, las mejillas – tú me mandas yo obedezco.
Esa noche la pasamos juntos a todo momento, después de la cama fuimos a la regadera y nuevamente en la cama. Como siempre, evitamos emitir sonidos muy altos por respeto a la familia.
Antes de irnos a la escuela los dos estábamos abrazados en la cama, Rose movía su dedo en círculos por mi pecho mientras que yo enroenrollaba mi dedo en su pelo.
- Te amo – me dijo Rose volteando a verme.
- Y yo a ti Rose – respondí sinceramente.
- ¿Cuánto?
- Mucho, para siempre, por siempre – le juré.
Loading...