miércoles, 12 de mayo de 2010

Revelación – Renesmee

HOLA A TODOS DEJANDOLES AQUI EL CAPIRTULO DE ESTE DIA ESPERO LES GUSTE LO SIENTO POR LA HORA PERO ESTOS DIas SE LOS VOY A DEJAR ASI por que el setrvicio no me permite ponerselos antes jejejjee seguro les tocara muy pronto ok ok dejen comentarios y no se les olvide la historia los quiero nos leemos mañana Biie por cierto gracias por sus saludosss!!!!


Revelación – Renesmee

"No creo que esto sea buena idea Nessie" dijo Jake, la paranoia estaba causando que el timbre de su voz subiera.

"Estas siendo ridículo. ¿Cómo piensas ocultar esto de papá de todas maneras?

"No estaba planeando ocultarlo… solo iba evitarlo por un par de… años," dijo Jake mientras apagaba el motor dentro del garaje derrotado. Él solo se quedó ahí sentado viéndome con una mezcla de emociones.

Habíamos pasado los últimos diez minutos discutiendo sobre si debíamos o no ser sinceros y decirle a todos en casa que nosotros éramos… bueno, para ser honesta, no estaba realmente segura de lo que éramos. Sea lo que fuera, era la mayor emoción que había sentido jamás. Nunca en toda mi vida me había sentido tan viva como en el momento en el que Jake me besó en la lluvia. El mundo entero podría haberse derrumbado a nuestro alrededor, y yo ni si quiera habría notado nadas mas que sus brazos fuertes aplastándome contra su pecho y sus labios exigentes acariciando los míos con besos profundos del alma. No había sido suficiente. En este preciso momento, mi pequeño y alegre corazón sabía que quería más, aún cuando mi cara estaba toda ruborizada y mi cabello era un desastre por lo de antes. De hecho Jake y yo nos veíamos como gatos callejeros empapados.

Miré hacia abajo a mi arrugada blusa e intenté alisarla en vano. Aunque yo le había insistido constantemente a Jake que mi familia estaría feliz por nosotros, yo sabía que a papá no le iban a gustar las imágenes que mi mente no podía dejar de repetir. Oh bueno, yo nunca había sido la princesa apropiada y delicada de nadie. Apuesto a que mamá nunca intentó empujar a papá al capó de un Mustang la primera vez que ella lo besó. Que mal que Jake me detuvo por decencia común. Después de todo, estábamos al lado del camino en plena luz del día.

"¡Cuidado con el auto de papá!" le dije a Jake mientras abría de golpe la puerta del carro distraídamente y casi golpea el lado de la obsesión mas reciente de papá. El Murciélago brilló con destellos plateados mientras la iluminación del garaje resaltaba su apariencia. Sólo papá podía sentir el impulso de comprar un Lamborghini.

"¿No habría sido perfecto? El último clavo en mi ataúd," Dijo Jake bajo su aliento. Yo me reí y esperé por él en mi lado del auto.

"¿Estás segura de que quieres hacer esto Nessie?" preguntó desanimadamente, sabiendo ya mi respuesta.

"Absolutamente." Sostuve mi mano en alto para ofrecérsela y él entrelazó sus dedos entre los míos y la apretó. Le dediqué una gran sonrisa y a él le fue imposible no sonreírme de vuelta. La felicidad que ambos sentíamos era infecciosa. Yo confiaba en mi familia. Marché hasta la puerta y la abrí de golpe.

"¡Hola a todos!" dije con un tono parejo.

La tía Rose estaba parada en la cocina leyendo la última edición de Car and driver. Ella se volteó para sonreírme tiernamente, y sus ojos se estrecharon inmediatamente cuando vio la mano de Jake en la mía y nuestra apariencia despeinada. Ella miró a Jake. Luego sonrió con malicia.

"¿Edward? ¿Oh Edward?" dijo en una voz cantarina adornada con anticipación. "Hay algo que necesitas ver en la cocina." Yo ya había escuchado a mis padres volar escaleras abajo.

El tío Em apareció en la cocina con un fulgor en los ojos. "Jakey-poo está en problemas," dijo él amenazadoramente.

La tía Ali entró en la habitación y nos sonrió amablemente. Yo ya había sabido instintivamente que la tía Ali no iba a tener problemas con esta situación. El tío Jazz no se veía feliz, pero yo sabía que el iba a superarlo pronto por tía Ali.

Los latidos de mi corazón se aceleraron cuando papá entró en la cocina con mamá detrás de él. Aunque yo le había insistido a Jake que mamá y papá estarían felices por nosotros, no podía evitar una corriente de temor que estaba carcomiendo mí seguridad. Vi los hombros de papá volverse tiesos y los músculos de su mandíbula flexionarse cuando nos vio, pero mi madre puso sus manos alrededor de su cintura y presionó sus labios contra su hombro. Él se relajó visiblemente, pero sus ojos aún eran severos mientras nos enfocaban a Jake y a mí.

Yo tomé una gran bocanada de aire. "¡Bueno! No quería hacer una gran producción de esto, pero pensé que todos deberían saber que… bueno, ehh… Jake y yo estamos… supongo que estamos saliendo."

Demonios. Eso fue un chapucero real. Honestamente ni si quiera había pensado que decir de antemano. Yo no podía exactamente forzarme a pronunciar las palabras "estamos irremediablemente enamorados" porque sonaba como algo súper cursi que mi papá diría. Él siempre le decía cosas como esa a mamá que me daban ganas de huir, y ella siempre revelaba lo mismo cuando le sonreía a él como si fuera algún regalo de los dioses. Asco. Aunque honestamente, supongo que lo que yo dije apestó más de lo que mi papá habría dicho en esta situación porque al menos él sonaba calmado. Yo sonaba como una niña rica retardada. Vi las esquinas de la boca de papá subir un poco por su diversión ante mis pensamientos.

"Probablemente has debido practicar eso al menos una vez o dos Renesmee. No puedes marchar aquí con trompetas y pompones y no saber ni si quiera lo que vas a decir." Me dijo de forma extraña.

"Ehh, eso es básicamente todo. Estamos saliendo, y espero que ¿Todos estén felices por mí? Dije mientras la entonación de mi voz convertía mi declaración en una pregunta sin querer. El silencio y la tensión en la habitación definitivamente le habían dado a mi positividad un sonido de golpe.

"Por su puesto que estamos felices cariño," dijo abuela Esme con una dulce sonrisa.

Mi mamá desenvolvió los brazos de la cintura de papá y caminó hasta mí con un rostro que ocultaba cuidadosamente un poco de dolor. Hice una mueca por esto porque yo siempre era muy protectora de mi mamá y sus sentimientos. Creo que tenía mucho que ver con el hecho de que ella había sufrido mucho para traerme al mundo. Ella casi muere en el proceso. En algún momento del camino, se me pegó el hábito de mi papá de tener una preocupación feroz por ella, pero yo nunca era tan obsesiva como papá. Si papá apenas veía un toque de angustia en el rostro de mamá, lo desvelaba.

Ella envolvió sus pequeños y fríos brazos a mi alrededor y dijo, "Nessie cariño, estamos felices de que estés feliz." La abracé de vuelta y sentí un nudo en la garganta que yo sabía era el precursor de un embarazoso momento de lágrimas. Me lo tragué rápidamente.

Mi mama se viró valientemente hacia Jake. Vi una chispa de irritación en sus ojos pero ella le sonrió con el aspecto conocido que reservaba para su mejor amigo. "Bueno Jake. No lo vayas a arruinar. ¡Ella es lo mejor que vas a encontrar!" ella mantuvo sus brazos abiertos para un abrazo de él. Vi los hombros de papá hundirse un poco como renuencia.

"Amen a eso," murmuró el tío Em.

Todos los demás estaban viendo a papá cuidadosamente. Tenía sentido. Papá siempre era el que sacaba las cosas de proporción. Una bomba de tiempo de inmensa fuerza combinada con una tendencia a analizar las cosas de forma inteligente que lograban una combinación mortal. Oh si, ¿Y mencioné que él podía escuchar los pensamientos de cualquiera a su alrededor?

"No voy a sacar esto de proporción cariño. No necesito decirle nada a Jake. Todo lo que se necesitaba decir se a dicho." Él miraba puntualmente a Jake y una mirada de entendimiento pasó entre ellos. Noté que en los ojos de Jake se vio un poco de dolor por un momento, y la mirada de mi papá tenía un aspecto de advertencia."

"Te amo querida Nessie, más que a mi propia vida. Si tu eres feliz, eso es suficiente para mí." Me dijo suavemente.

Yo solté la mano de Jake y corrí a los brazos abiertos de mi papá, "Gracias papá, te amo." Miré a la hermosa cara de mi papá para asegurarme de que estaba diciéndome la verdad. Sus ojos estaban llenos de un amor y honestidad infinitos. Me volteé y caminé de regreso al lado de Jake antes de que se me salieran las lágrimas. Jake miró alrededor con una sonrisa incomoda.

"Gracias," dijo simplemente. "Pasaré el tiempo que sea necesario para probar que la merezco."

"Bueno mas te vale tener una larga vida perro," dijo tía Rose amargamente. "Puede que para siempre no sea suficiente." Le sonreí con un toque de humor. La tía Rose y Jake siempre habían tenido una relación antagónica. En el fondo, yo sabía que la razón era que ambos se preocupaban mucho por mí. Era poco probable que cualquier muchacho sería suficientemente bueno para mi ante los ojos de mi tía Rose.

Con miradas de amor y aceptación a regañadientes, mi familia comenzó a distribuirse a sus actividades nocturnas normales, así que tomé a Jake de la mano y caminé hacia la puerta trasera para que pudiéramos pasar un tiempo lejos de la tensión flotante que nuestro anuncio produjo. También pensé que sería divertido para nosotros el ir a caminar juntos detrás de la casa. Solos.

"Nessie," dijo papá desde su lugar en el sofá con mi madre envuelta casualmente en su abrazo, "Si estás planeando ir de cacería mientras caminas, quédate cerca de la línea de la propiedad y no persigas innecesariamente grandes animales. Estamos teniendo algunos problemas que han generado un nuevo y preocupante desarrollo, y preferiría que limitáramos los riesgos tanto como sea posible."

"¿Qué sucede Edward?" Preguntó Jake con preocupación.

Papá suspiró. "Ambos deberían saberlo aunque deseaba no tener que llegar a esto. De todas las secundarias en las que nos pudimos haber matriculado, escogimos una con hechiceros como compañeros de clase."

"Ehh, ¿Qué demonios es un hechicero?" dijo Jake con incredulidad.

El shock provocó un lapso momentáneo en mi habilidad de hablar. Me recobré y pensé por un momento. "Estas hablando del equivalente masculino de una bruja, ¿No papá?"

"Mas o menos."

"¿Son peligrosos para nosotros?" pregunté.

"El mayor peligro que poseen es ser una gran molestia. Sus poderes no tienen un gran impacto en nosotros, pero la tienen tomada con nuestra familia ahora porque sus intentos de establecer control han sido frustrados. Luego de consultar juntos, creo que la familia a decidido que la mejor forma de manejar la situación es revelarles que somos vampiros."

"¡Edward!" dijo Jake. "¿Cómo puede ser ésa la mejor forma de manejarlo? ¿La idea no ha sido siempre mantener el secreto, no revelarlo?"

"Si, ese ha sido el modus operandi general para nosotros hasta ahora. Esta es una situación única. Los hechiceros son reacios a cruzarse con vampiros, y al parecer podemos establecer firmemente nuestra supremacía al dejarles saber que sus poderes terminan a nuestros pies." Dijo papá. "Esta decisión no fue tomada a la ligera, y todos pasamos un buen tiempo debatiéndolo. Quiero que ustedes dos estén concientes del hecho, y se aseguren de no exponerse a ningún nivel de vulnerabilidad hasta que la situación haya sido manejada apropiadamente. Esto significa que no habrán mas instancias en las que sus niveles de vigilancia con respecto a sus alrededores sean ocupadas de otra forma."

El color había desaparecido del rostro de Jake, y el enfocó su mirada en el piso. Los ojos de papá brillaron de irritación. Ugh. ¿Por qué tenía que tener un padre que pudiera leer mi mente? Él probablemente no estaba muy emocionado por el show gratis que había estado a punto de darle a todo el mundo que pasara por la vía I-26 esta tarde. Sip, probablemente eso no era una buena idea. Estaba bastante segura de que él quería que me comportara más como mamá, lo que apestaba. Mamá era básicamente un ángel comparado conmigo.

"Eso no es enteramente cierto Renesmee," dijo papá con una pequeña sonrisa. "De hecho, lo último que quiero es que seas como tu madre con respecto a esto. El comportamiento de tu madre te sorprendería. La primera vez que la besé, ella me atacó. No que me importara mucho."

"¡Edward!" dijo mamá mientras aplastaba su mano en el pecho él avergonzada. Ella rodó sus ojos petulantemente. "Ustedes dos diviértanse, pero no vayan lejos. Asegúrense de prestar atención, y si algo se ve o se siente extraño, regresen de inmediato."

"¿El tío Emmett le hizo algo a estos hechiceros? ¿Por qué están tan concentrados en darnos problemas?" pregunté con curiosidad.

"Pregúntale a Helena de Troya." Dijo tía Rose Indiferentemente.

Mamá suspiró con frustración.

"¿Qué? Dije. No entiendo."

"Cometí el error de sentarme al lado de un hechicero el primer día de escuela. Él pensó que yo era atractiva. Él no retrocedía cada vez que le decía que no estaba interesada. Todo se a salido muy fuera de proporción." Dijo ella con los dientes apretados.

"Molestarme porque un hechicero empujó a mi esposa contra una pared de casilleros y la retuvo contra ellos con su antebrazo mientras la amenazaba, no es sacar las cosas de proporción," dijo papá molesto.

"¡¿Qué? ¿Él de hecho tocó a Bella?" dijo Jake con ira.

Los ojos de papá se oscurecieron con furia. "Nos haremos cargo de eso. Sólo estén pendientes."

Antes de que Jake y papá pudieran comenzar a alimentarse de la ira de ambos, tomé la mano de Jake y lo guié afuera.

Respiré el aire del crepúsculo. Los sonidos y olores transitorios del bosque en el crepúsculo siempre me hacían detenerme a escuchar. Recordé a mi padre diciendo que este era uno de los momentos más agridulces del día para él. Yo no estaba de acuerdo. Yo adoraba el crepúsculo. Las criaturas del día tomando calmadamente sus lugares en sus nidos y abriéndole paso a las criaturas de la noche. Ambas existían en armonía, y ambas tenían su lugar y su tiempo. Siempre que el mundo entendiera el balance entre la noche y el día y la necesidad de la existencia del uno para el otro, yo encontraba el medio transitorio del crepúsculo como una continuidad de una realidad a otra.

Caminamos en compañía del silencio por un tiempo. Las luces de la casa se desvanecieron en la distancia, y el olor del bosque saturaba el aire con un aroma espeso de tierra y musgo.

"Jake," respiré hacia la noche. "¿Cuándo supiste que me amabas?" hice la pregunta que había querido formular todo el día, y ahora parecía ser el momento para una respuesta.

"Nessie," dijo él mientras apretaba mi mano, "Siempre te he amado. Mi amor solo ha cambiado a través de los años. Al principio te amaba como a una niña a la que solo quería ver feliz. Luego te amé como una amiga. Recientemente yo…" él se detuvo con vergüenza.

"¿Tú que?" pregunté con impaciencia.

Él dudó. "Creo que supe que mis sentimientos habían cambiado cuando comencé a soñar contigo. Algunas veces me iba de la casa en la noche y manejaba un rato para dormir en algún otro lugar donde tu papá no supiera lo que estaba soñando. No estoy seguro de si él podía ver mis sueños, pero tampoco quería darle la oportunidad."

"¿Con que soñabas?" el calor de mi estomago estaba creciendo otra vez, y el deseo de besarlo estaba inundando mis sentidos con anticipación. En la distancia, escuché un halcón llamar hacia la noche. Un predador a su presa.

"Nessie, no puedo…" Jake tropezó con sus palabras mientras yo colocaba mis manos a cada lado de su rostro sin decir ni una palabra.

"¿Soñabas con esto?" dije con una suave y malvada sonrisa mientras miraba directo a sus oscuros ojos. Las imágenes que envié a su mente con mi tacto hicieron que mi corazón palpitara fuerte con expectación. Él cubrió mis manos con las suyas y cerró sus ojos mientras su respiración se aceleraba. Sentí el calor aumentar a nuestro alrededor, y supe que era cuestión de momentos. El llanto del halcón circundante llegó mas cerca.

No pude soportarlo más. Halé mi rostro al suyo con un gemido y presioné mis labios contra los suyos. Podía sentir que quería resistirse. Estábamos tan cerca de casa. Tan cerca de la red tangible del escrutinio mental de mi papá, de la que nada escapaba. Con un lamento, se rindió.

En los distantes alcances de mi mente sobrecargada, escuché los golpes de pisadas corriendo hacia nosotros entre los árboles a un paso furioso. ¡Demonios papá, es sólo un beso!

Me separé de Jake cuando papá apareció borrosamente a la vista. Papá podía correr tan rápido que era imposible verlo hasta que se detenía. Sus ojos estaban llenos de pura ira y odio, y sus labios estaban curvados hacia atrás enseñando los dientes en un gruñido bajo.

"¡Papá estas siendo ridículo!"

"Basta Renesmee. Ustedes dos vuelvan a la casa inmediatamente. Él está aquí. Está intentando espiarnos." La furia de mi papá hizo que su suave voz sonara aún más amenazadora.

"¡No e escuchado nada Edward! ¡Te juro que estaba prestando atención! ¡Todo lo que he escuchado son los animales a nuestro alrededor y el halcón en el aire!" dijo Jake mientras intentaba reconciliar su vergüenza con la ira insatisfecha de papá.

"No lo entiendes," susurró mi papá tan suavemente que sólo nosotros lo pudimos escuchar.

"Él es el halcón."

No hay comentarios:

Loading...