jueves, 15 de abril de 2010

Primer día de Secundaria – Edward

ANTES QUE NADA UNA DISCULPA POR LA HORA EN LA QUE SE LOS PUBLIQUE PERO EN VERDAD LA ESCUELA Y EL SERVICIO NO ME DIERON TIEMPO ESTE DIA JAJAJA LO SIENTO LO SIENTO MUCHO PERO NO SE PREOCUPEN MAÑANA A PRIMERA HORA LES PONDRE EL NUEVO AAAA Y RECUERDEN QUE DE LA HISTORIA DE MIELI FALTA EL EPILOGO HEEEEEEE????? ASI QUE NO SE LO PIERDAN Y ESTEN ATENTOS OK?????? ALGUNA DUDA Y ACLARACION CON MUCHO GUSTO SERA CONTESTADA LOS QUIERO Y COMENTEN SOBRE LA NUEVA HISTORIA VA????? OK ME VOY BYEE BESITOS VAMPIRESCOS!!!

Primer día de Secundaria – Edward

"Te lo juro Emmett que si no dejas de hacerla sentir insegura de si misma te haré lamentarlo mas tarde" le murmure a mi hermano favorito mientras caminábamos de la oficina hacia nuestros respectivos salones.

Solo estoy jugando Edward. No es como si ella fuera a hacer algo mal. Bella NUNCA hace nada mal. Ella no es una levanta-infierno como Nessie. Solo que es divertido ver como se cohíbe. Los pensamientos de Emmett eran divertidos y completamente sin miedo hacia mi.

"De todas maneras, has sido advertido" le susurre.

Como sea. Tú exageras todo el tiempo chico. Solo cálmate y disfruta enloquecer a las masas hoy. Sonreí a pesar de mí. La campana de clases sonó.

Realmente causaste estragos en la pobre Señora Jeffries. Jasper se rió para si mismo cuando recordó el pulso de ella acelerándose. Miré sobre mi hombro para ver a Bella y fruncí el ceño por no verla.

"Ella va a estar bien! La verás pronto!" dijo Alice en voz alta. Realmente estará bien. Ella solo esta sentada con un aspecto incomodo en su rostro mientras la señora Jeffries pone su horario en la computadora. Confía en mí. ¿Qué esta usando de todas maneras? Dios esa chica no tiene esperanza. Que pasa con esas sandalias… y esa camisa…

Empecé a ahogar la discordia interna de Alice por la falta de sentido de la moda de bella mientras los pensamientos de los estudiantes empezaron a llenar mi mente. Habíamos empezado a caminar por el pasillo donde estaban los casilleros. Jasper, Rosalie y Emmett caminaban hacia los casilleros de los de último año. Yo medio escuchaba las reacciones de los alumnos hacia nosotros.

"Vaya"

"Esa chica rubia esta buena"

"Donde consiguió esos zapatos la chica de pelo negro"

"Ese chico se ve grande. Me pregunto si juega futbol"

"Porque todos son tan pálidos"

"Mierda, ese chico es BELLO"

"Se ven un poquito raros"

"Me pregunto si no tiene novia"

Nada original. Mire alrededor buscando los números de los salones hasta que encontré el correcto.

"¿tenemos alguna clase juntos Alice?" le dije antes de entrar.

"Tenemos Inglés juntos, en el tercer periodo" me dijo mientras esperaba conmigo cerca de la puerta de salón por Bella.

"Entra a clases. No quieres llegar tarde el primer día"

¡Ja! Te veo pronto. Hasta ahora el primer día de Bella se ve sin eventualidades, así que no te preocupes mucho. Le sonreí y entré al salón.

Había dos asientos vacíos disponibles en el salón y opte por sentarme en el fondo del salón. Mientras caminaba por las filas hacia el escritorio fui inundado por más banalidades.

"Vaya, ese tiene que ser el chico mas guapo que haya visto en mi vida"

"vayaa miren su chaqueta!"

"Diablos, todas las chicas se le quedaron viendo"

"Supongo que Nate finalmente va a tener competencia"

"espero que no tenga novia todavía!"

"Mmm... si que se ve seguro de si mismo. Será divertido bajarle los humos"

Mientras tomaba mi asiento, enfoque mi atención al último set de pensamientos bastante virulentos.

Pertenecían a un muchacho de aspecto pomposo sentado al frente de la clase al lado del otro asiento vacío. Fruncí el seño cuando mire directamente hacia el. Su mente estaba llena de reflexiones de auto-felicitación. El muchacho parecía rasurar su cabeza regular y completamente. Tenía el cabello oscuro y corto a lo largo de su cráneo y oscuras y gruesas cejas sobre sus largos ojos azul claro. Su rostro era angular y recordaba al de un halcón. Su piel era de un bronceado claro y parecía ser de mi estatura y con buenos músculos. El estaba muy conciente del hecho de que era guapo y que los ojos de los demás apreciaban cada uno de sus movimientos.

Nada de esto era muy significativo para mí, pero había algo siniestro acerca de el que preocupaba mis instintos, como si estuviera omitiendo algo muy integral sobre el. Me enfoque mas en sus pensamientos mientras continúe mirando directamente hacia el. Sintiendo mi mirada fija, el cambio su silla de posición para enfocarse en mí.

La mayoría de los humanos nos miran por un breve periodo de tiempo antes de que sus mentes intenten protegerse a si mismas de lidiar con la realidad mirando hacia otro lado. La negación siempre es más segura para la mente humana. Este chico me miro imperturbablemente con una sonrisa satisfecha repugnante.

Este chico es interesante. Apuesto a que era algo especial en donde sea que vino. No me importa. Esta en mi territorio ahora. ¡Miren como me evalúa! Definitivamente tiene a las chicas mirándolo. No importará de todas formas. Hay algo raro acerca de el. Mas tarde iré a presentarme y asegurarme que entienda como funcionan las cosas. Apuesto a que Colin se va a reír mucho por esto. El tipo parece un loco.

Su mirada se apartó de la mía cuando el profesor se paró en frente del salón para pasar lista.

"Edward Cullen" El aburrido profesor exclamó.

"Aquí", Respondí con el mismo entusiasmo. Empecé a emparejar los nombres a los rostros en un intento sin sentido de hacer pasar el tiempo.

Cuando el profesor llamo a "Nathan McFadden", vi al chico de cabello oscuro del frente levantar su mano sin decir nada.

"Señor McFadden" el profesor comenzó en un torpe intento de ganarse al muchacho, "Escuche que nuestro equipo de futbol puede tener su mejor temporada este año, que piensas de eso"

Nathan respondió arrogantemente diciendo: "Depende de cuan bien mis brazos lancen el balón y que tan bien Colin lo atrape." Hubo risas alrededor del salón y risitas tontas de las niñas.

Diablos… ya odio a este tipo y no han pasado ni cinco minutos desde que lo conocí.

En ese momento, todo mi ser se tranquilizó y sentí como ninguna de las trivialidades de los últimos minutos importaban. Parada en la puerta con una adorable apariencia de vergüenza en su rostro estaba mi Bella. Si ella pudiera ruborizarse, estaría de un rojo brillante en este momento, pensé para mi mismo mientras reía entre dientes. Así como estaba, ella caminó silenciosamente hacia el profesor y le entregó su horario.

"¿Isabella Swan?" Tome el asiento libre en frente.

Le sonreí cuando me miro de vuelta mortificada. Estaba vestida con unos jeans rectos, una simple camisa negra de botones y sandalias negras. Alice la acosó durante semanas para que usara tacones, pero su manera de rebelarse tranquilamente era que seguía coleccionando sandalias. Sus ropas eran tan caras y hechas a la medida como la de cualquiera de nosotros, pero Bella nunca se veía como si le pusiera tanto esfuerzo como Alice quería que lo hiciera. En su dedo anular estaba el anillo de diamantes de mi madre.

Me había dado un placer inimaginable el hecho de que ella continuara usándolo aun cuando técnicamente éramos chicos solteros otra vez.

La mire mientras ella se deslizo ágilmente en su escritorio. La curva de su cuerpo me distrajo por un momento mientras por mi cabeza corrían inapropiados recuerdos que me hicieron desear estar en cualquier lugar menos en un salón de clase lleno de niños. Por un momento pensé en saltarme la próxima clase con Bella.

Mi mente se estrelló de regreso a la tierra mientras procesaba los pensamientos de Nathan McFadden, el chico sentado a su lado.

Lotería. Esta chica es la mejor cosa que he visto en un tiempo. Creo que puede que sea mas linda que Sabrina. De todas maneras creo que superé mi fase rubia. Diablos ella huele muy bien. El día de hoy se ha puesto muchísimo mejor. Me voy a dar un mes. Si no anoto con ella en un mes, he perdido mí toque. Ella puede ser la afortunada numero 25.

La ira llenó mi cabeza mientras sus pensamientos se volvieron más y más obscenos, y su lenguaje corporal entero gritaba su deseo de poseer. Por su puesto, Bella estaba completamente inconciente de esto. Ella estaba mirando hacia abajo mientras garabateaba en un cuaderno que había puesto en su escritorio mientras el profesor seguía pasando la lista.

"Hola, me llamo Nate McFadden. ¿Estas disfrutando tu primer día aquí?"

Me tomo cada parte de mi auto-control el no levantarme de mi asiento y lanzarlo contra la pared por tan solo hablarle.

"Bella Swan. Es muy temprano para decir si estoy disfrutando mi primer día" dijo ella con una sonrisa de cortesía.

Ella es un poquito engreída, pero esta buena así que lo dejaré pasar

"¿De donde te mudaste?"

"Alaska. Cerca de Denali"

¿Alaska? Debe ser por eso que es tan pálida. "Bueno, espero que te guste mas el clima de aquí. ¿Ya has visitado Asheville? Hay una vista muy linda de las montañas en el hotel Grove Park. Te llevaré allí este fin de semana"

El era tan engreído, tan seguro de su mismo. Ni si quiera pensó que tenía que preguntarle. Si lo odiaba antes, palideció al lado de los escenarios que corrían por mi mente en ese momento- de los cuales todos terminaban en su muerte.

Bella inmediatamente pareció comprender porqué el se había molestado en hablarle. Abandonó su cortés pero desinteresada mirada y lo miró directo a sus ojos.

"Ya e estado allí con mi novio"

¿Novio? No es un gran problema. Puede que me de a mi mismo otras dos semanas para perder el equipaje. "Pero no has ido conmigo. Vamos! No es una cita ni nada. Soy solo yo mostrándote las hermosas montañas de Carolina del Norte" si quieres que te muestre la habitación del hotel, es posible también.

"No gracias, pero es amable de tu parte el ofrecerte" su rostro y su lenguaje corporal indicaban que ella estaba completamente desinteresada, pero Nate no pareció notarlo o importarle.

"En otra ocasión entonces" le dijo el, muy seguro de si mismo. Me pregunto si su novio le dio esa roca en su mano izquierda. Me pregunto si es uno de esos estúpidos anillos de promesa. Hombre amo un reto. Este día se pone mejor y mejor.

En ese momento la campana del primer período sonó. Yo salte de mi asiento y me advertí a mi mismo mentalmente que debía caminar a un ritmo humano. Bella estaba esperándome con una gran sonrisa en su rostro.

Me pregunto que hace el loco pálido hace por aquí. Probablemente esta detrás de la chica nueva. Supongo que tendré que reclamar mi propiedad sobre Bella ahora mismo. El se inclinó para tomar los libros de Bella.

Mientras me paraba al lado de ella, le di a Nate una mirada oscura, y dirigí mi mano hacia el para quitarle sus libros y le dije "Soy Edward Cullen, el novio de Bella"

Hummm… esto se acaba de poner aun más interesante. Este tipo me molestaba antes. Ahora el tiene algo que yo quiero. De nuevo, no es un gran problema. Todavía me daré seis semanas a mi mismo. "Nate McFadden. Espero que te guste el lugar. No lo creo probable. Me asegurare de ello.

El sentimiento de amenaza me abrumó de nuevo… mientras pensaba que el estaba mentalmente intentando asustarme para salirse con la suya. Era muy inquietante aunque ineficaz. Y realmente no podía recordar haberme sentido así en el pasado. El me entrego los libros de ella, se giró y salió del salón con una sonrisa satisfecha de un hombre que piensa que tiene una apuesta segura.

"¿Edward? ¿Porque luces tan molesto? ¡Cálmate! Es solo un idiota. Se que me invitó a salir pero no es gran cosa! Dios!" Me dijo Bella tranquilamente mientras comenzamos a caminar a nuestra siguiente clase.

Mi furia asesina apenas estaba empezando a disiparse.

"Bella no es solo porque te halla invitado a salir. Hay algo que no esta bien en él que no puedo señalar. Además, el es un coleccionista. El enumera sus conquistas, y decidió que eras la próxima."

"ay por favor. Es ridículo que dejes que esto te afecte tanto. Jazz y Em probablemente tienen que lidiar con esto todo el tiempo por Rosalie y Alice. Tú no los ves a ellos perdiendo la compostura porque algún tipo invite a salir a sus chicas.

Tensé mi mandíbula y fruncí el seño. Sus ojos me rogaron que me calmara mientras estiró su mano hasta mi rostro. Su toque era como un bálsamo calmante para mis nervios que ardían. Cerré mis ojos y deje salir una gran bocanada de aire.

"Estoy echando esto a perder para ti. Me calmare. Se que no es una gran cosa. Es solo que odio tener que escuchar sus pensamientos cuando son tan ofensivos para mí. Al menos con Jacob, el veneraba la tierra que pisabas. A este tipo solo le importa el mismo. Estoy seguro de que a desvastado a mas de una chica de esta escuela"

"Voy a lanzarte a una clase de manejo de ira si no sonríes en este momento y prometes dejar de mirar a todo el mundo como si fueras a prenderlos en fuego" bromeó mientras tomaba mi mano. Le dediqué una sonrisa torcida, pero mi ira no se había ido completamente.

"¿Alguna vez te acostumbras al comienzo?" Me pregunto tranquilamente.

"Mejora cuando se dan cuenta de que no hay drama o nada remotamente interesante sobre nosotros además de nuestra extraña apariencia. Solo toma tiempo"

"Bueno, Esperemos que no tome mucho tiempo. Tú sabes cuanto me encanta cuando la gente me mira. De todas maneras ya no puedo esperar a que termine el día. Extraño a Nessie. ¿Crees que su primer día le esta yendo bien? Espero que le guste la escuela. Aun así estoy segura de que se aburrirá de ella pronto"

Me reí entre dientes al imaginar a nuestra cabezadura hija y su corto periodo de atención.

Renesmee, o Nessie, como nos gustaba llamarla estaba empezando el primer año en una escuela privada de solo niñas cerca de Asheville, la ciudad vecina. Nessie era una aprendiz voraz, pero su habilidad altamente desarrollada de procesar información suponía que a ella le tomaba una fracción de tiempo el aprender algo que un humano normal pudiera aprender. Como niña, insistía en que le leyeran literatura clásica y poesía, y desechaba los libros para niños llenos de colores con grandes imágenes esparcidas a través de las páginas porque los consideraba insultantes y por debajo de ella. Yo estaba distinguidamente orgulloso de ella, aunque ella me daba aneurismas semanales.

Nessie era valiente y obstinada. Ella amaba conducir rápido y tenía una gran pasión por la música (que me encantaba) y obsesiones con motocicletas Harley Davidson y deportes extremos. Dos Hobbies cultivados en gran medida por Jacob Black.

Jacob… apreté mis dientes cuando pensé en el. Era imposible no quererlo como un hermano, pero nuestra relación estaba por ponerse aun mas complicada con las siguientes semanas y el inminente cumpleaños de Nessie. Sus paranoicos intentos de ocultar sus pensamientos de mi se estaban volviendo mas y mas pronunciados cada vez que estaba cerca de el. Gemí para mis adentros al pensar en la conversación que íbamos a tener en apenas unos cortos días.

Bella a veces no podía creer que Renesmee era su hija. Cada instante en el que bella se protegía de la atención y estaba tranquilamente y en paz en su casa rodeada de su familia era yuxtapuesta al lado de la personalidad gregaria de Nessie y su búsqueda por el siguiente golpe de adrenalina.

La mas reciente obsesión de Nessie era el Tae Kwon do. Las artes marciales coreanas. Ella había gastado la mayor parte del último mes viendo tutoriales en Internet y practicando en el patio trasero. Bella le había exigido que mantuviera los ruidosos sonidos de madera y piedra quebrándose a un mínimo antes de que algún policía llegara a nuestra casa para asegurarse de que no estuviéramos operando maquinaria pesada en nuestro patio trasero.

Me reí para mi mismo mientras pensaba de nuevo en nuestra hermosa busca-problemas y suspiré ante el conocimiento de que tendríamos que esperar hasta el final del día para asegurarnos de que Nessie aun tenia permitido volver al colegio mañana. Alice no podía ver el futuro de Nessie porque era una hibrida. Mitad humana mitad vampiro.

Mientras caminábamos a la clase de ingles del tercer periodo, inmediatamente vi el aspecto de irritación en el rostro de Alice. Ella nos había guardado dos asientos en el fondo del salón.

Así que… conocí un amigo de ustedes en el último periodo. Que imbecil. El y su primo Colin pasaron la mayor parte de la clase hablando de bella en una forma completamente cruda, Nathan piensa que puede contigo, sin dudarlo. Ja. Me gustaría verlo intentarlo. Hay algo extraño acerca de él Edward. No es algo que pueda identificar. Es raro, casi como oler algo mal, pero en tu mente, no físicamente. Odio tener que decirte esto, como tu siempre te tomas todo a la ligera cuando se trata de Bella, pero el va a causar problemas en el almuerzo

"Hola nena!" Le dijo Alice a Bella mientras tomábamos nuestros asientos. "¿Que tal tu día por ahora? ¿No encontrado tu cantante todavía cierto?" bromeó.

"Ugh. Gracias Alice. Honestamente, creo que el temperamento de Edward podría ser un problema mucho antes de que yo haga algo mal. Deberías haberlo visto casi morder la cabeza de un chico en clases" Bella puso los ojos en blanco hacia Alice para acentuar mi reacción exagerada.

¿McFadden?Asentí imperceptiblemente.

"Ese chico podría usar un poco de humildad. Yo tuve mi ultima clase con el, y había una linda chica rubia que parecía estar a punto de llorar cuando lo escuchó tramar como iba a robarte del lado de Edward" Dijo Alice entre dientes.

"¡Ja! Esta a punto de tener un duro despertar" dijo Bella mientras se inclinaba hacia mí con una sonrisa.

"En mas formas que una" Estuve de acuerdo en una voz tan baja que solo nosotros pudimos escuchar.

Luego de la advertencia de Alice, mi atención se dirigió hacia el almuerzo y a cualquier escena que Nathan hubiese decidido hacer en nuestra presencia. Escuché en la mente de los otros estudiantes varones que Nate McFadden ya había reclamado a Isabella Swan. Algunos de los otros muchachos habían estado decepcionados, pero ellos entendían la forma en el que el sistema funcionaba. Apreté aun mas mis dientes por la noción de que este chico humano pudiera manipular a aquellos a su alrededor tan hábilmente para hacer rendir sus ambiciones individuales ante la luz de su propia ambición.

Yo sabia que rápidamente me estaba volviendo muy preocupado por el ego de este tonto chico, pero no podía sacudirme la sensación de presentimiento maléfico de mi mente.

Comencé a recolectar más información acerca de Nate en la mente de los otros estudiantes. La mayoría de ellos habían ido juntos al colegio desde niños.

Nate era un atleta talentoso y casi el primero de su clase. El había pasado por cada chica atractiva en la secundaria y había muchos muchachos que se amagargaban por la forma en que conquistaba y desechaba a las mujeres. A el le gustaba especialmente el reto implícito de una chica que estuviese involucrada con otro muchacho. Ninguno de esos náufragos eventuales tuvo el valor de reclamarle algo a Nate. El era popular poderoso y rico… me di cuenta por la mente de otro chico que estaba envidiando mentalmente el Corvette negro de Nate.

Su mejor amigo era su primo, Colin McFadden. Un lacayo de la peor calaña.

Mientras caminábamos al salir de nuestra clase de ingles del tercer período, note con mi visión periférica que Nate nos estaba viendo desde el fondo del pasillo con un grupo de varios muchachos de aspecto atlético y varias chicas jóvenes con miradas de adoración.

Yo lo estaba mirando con extremo desagrado cuando escuché a Bella reír tranquilamente detrás de mí y puso sus brazos alrededor de mi cuello.

Ella se paró en la punta de sus pies y susurró en mi oído, "Edward Cullen. No es tierno si tus celos hacen que lo notes más a él de lo que me notas a mí. ¿A quien le importa? No es posible para un ave el volar con una sola ala. Somos inseparables… ningún niño tonto lo va a cambiar o si acaso hacer el mas ligero impacto. DETENTE. Estas alimentando su obsesión"

Ella beso mi cuello son suavidad y luego movió su cara hacia arriba para un beso. Sonreí ante la repentina irritación de Nate y luego me incline para besar a mi esposa. Diablos. Que mal que aun estuviéramos rodeados de niños.

"¿Que va a pasar en el almuerzo Alice?" Le pregunte mientras esperábamos afuera de la cafetería por Rosalie, Jasper y Emmett luego del cuarto periodo.

"No estoy segura. Él esta buscando una ventana de oportunidad. Lo que mas quiere es mostrarle a Bella lo mucho mejor que estaría su situación si ella estuviera con él. Él quiere que ella sepa que es un gran partido y que es deseado. Es realmente insultante como él verdaderamente cree que mujeres felices y seguras pueden ser engañadas por él al pensar que estarían mejor si fueran otro hoyo de su cinturón. Y estoy aun mas sorprendida por el hecho de que le ha funcionado antes"

"Esto es realmente ridículo. ¿No han tenido que lidiar con esta clase de cosas antes?" Preguntó Bella.

"Honestamente no, Bells. Muchos chicos se interesan por Rosalie al principio, pero ella es tan mala con ellos y Emmett es simplemente intimidante, así que nunca es más que una esperanza fugaz. Ningún chico como Nate a decidido alguna vez crear algún deporte para ir detrás de Rose o de mí. Yo soy muy rara y Rose es muy fría. Desafortunadamente, tú aparentas tener una perfecta mezcla de vulnerabilidad e inconciencia. Sin ofender. Los chicos como Nate les gustan las chicas que no ponen resistencia" dijo Alice y luego se rió para sí misma. "lo gracioso es que tu definitivamente personificas la frase: las apariencias engañan."

"No importa. El renunciará a su juego pronto. Si el quiere seguir pavoneándose por la escuela tendrá que renunciar HOY. No tengo ningún problema en ponerlo en su lugar" dije tranquilamente.

Había establecido el control sobre mi mismo en el periodo antes del almuerzo. Bella tenía razón. Esto apenas era una molestia insultante. Necesitaba afrontarlo pronto antes de que mi personalidad obsesiva lo hiciera mucho peor que la pequeña molestia que era en este momento.

Jasper caminó directo hacia Alice con un visible sentido de paz que prevaleció en el por la presencia de ella. Emmett y Rosalie caminaron hacia nosotros tomados de la mano.

"Lo lograste hasta el almuerzo Bella! ¿Has estado conteniendo la respiración todo el día por miedo?" escuché que le llamaste la atención a un entupido chico de primero. ¿Aún sigue vivo o Edward salió por algunos momentos?" Emmett se rió mientras Rosalie fruncía el ceño. A Rose aún no le gustaba cuando la atención era desviada de ella. Aun cuando era atención no deseada.

"No te preocupes Rosalie", le dije suavemente, "La mayoría de los chicos de esta escuela darían su brazo derecho por estar en el lugar de Emmett. Es solo que le tienen miedo. Además, tu no eres muy amable con ellos tampoco."

"Bueno Bella", Rosalie se animó mientras empezamos a caminar hacia la fila del almuerzo. "Tal vez deberías dejar de ser amable y hacerlos darse cuenta de que nunca serán dignos. Eso funciona para mí" la risa corrió a través de mi familia mientras tomábamos nuestros lugares en la fila.

Puse mi mano en la nuca de Bella para masajear la tensión que sentía en ella. Ella puso su brazo alrededor de mi cintura y me apretó para hacerme saber que le gustaba.

Mientras todos llenábamos las bandejas de comida que no teníamos intención de comer, un chico en la fila frente a nosotros se volteó y me miro con tristeza.

Me siento mal por Edward Cullen. El se ve feliz en este momento. Es tan malo que Nate está a punto de arruinarlo. Probablemente yo me veía así también el año pasado con Brina. Me gustaría poder decirle que no se rinda. Supongo que yo podría estar bien con esto si pensara que Brina es feliz. Ella ya no esta feliz. Odio a Nate McFadden. Es un cabrón. Esa chica Bella es realmente bonita. Parece una modelo. No es una sorpresa que Nate esté tras ella. Que lástima de verdad.

Deje que la ira creciera en mí de nuevo al ver el dolor de este pobre chico por una muchacha que claramente le importaba profundamente. Una chica que Nate había descartado como la basura de ayer. Mantuve la furia a raya mientras la miraba a ella. Yo sabia que no había ninguna manera posible en que pudiera perder a Bella de la forma en que este chico había perdido a Brina, pero eso no cambiaba el hecho de que a chicos como Nate no debería permitírseles andar por la vida con un sentido de auto-derecho.

Caminamos hacia una mesa vacía en la parte de atrás de la cafetería. Jasper giró su silla para apoyarse en el respaldo distraídamente. Alice inclinó su cabeza hacia su hombro y jugó despreocupadamente con una manzana. Em y Rose se sentaron juntos, y yo jalé a Bella hasta mi regazo y puse mis manos en su cintura. Ella se inclinó hacia mí y abrió su libro. Ella había comenzado a leer El corredor de cometas de Hosseini anoche con Nessie, y yo las había sorprendido a ambas y me acurruque con ellas en nuestra cama. Yo había estallado en risas a la vista de que Nessie lloraba profusamente y Bella decía que el libro casi la lleva a la situación fisiológicamente imposible de llorar. Nessie se había rehusado a leer más por algunos días, pero Bella, la obsesiva comelibros no podía apartarlo.

Distraído por mis recuerdos, no escuché a Alice advertirme con su mente ni noté cuando el muchacho triste con los pensamientos amables se acercó a nuestra mesa.

"Hola," dijo brevemente. "Lamento molestarlos. Mi nombre es Alex Morales. Me preguntaba si podría hablar con Edward un momento."

"Seguro Alex" levanté a bella de mi regazo y mire a los rostros sorprendidos de mi familia antes de seguir a Alex a una esquina del comedor.

Hombre espero que el no piense que soy un loco al acercarme así a el, pero él se ve como un chico confiable. Tal vez el pueda poner al cabrón en su lugar. "Se que es totalmente inesperado, pero quería advertirte que Nate McFadden quiere a Bella. No como novia, sino como su derecho de fanfarrón. Su rostro se crispó mientras decía las palabras.

Escuche todas las dolorosas cosas en su mente que él había escuchado acerca de su Brina a través de la conducta poco caballerosa de Nate.

"Muchas gracias por venir y decírmelo. Me di cuenta de eso bastante rápido, pero no estoy muy preocupado. Bella y yo hemos estado juntos por mucho tiempo. El no es su tipo en lo absoluto.

"Si, eso es exactamente lo que pensé. Pero… hombre el va a pensar que estoy loco por decir esto… hay algo acerca de Nate. Sabrina y yo estuvimos juntos durante casi un año, y yo sabía que ella y yo teníamos algo real. Hasta el final del año pasado, se puso lentes de contacto y empezó a parecerle más atractiva a Nate.

Ví en su mente el dolor de ver a su novia florecer hasta convertirse en un ser hermoso.

"Nunca pensé que a ella le gustaría un chico como Nate. Ella siempre lo había odiado. Era extraño ver como un día ella estaba totalmente asqueada por el, y al otro lo seguía alrededor con ojitos de cachorro. Casi como si la hubiera embrujado o algo. Ella me dejó como si fuera un mal hábito después de eso. Fue difícil para mí por un tiempo. Estoy bastante seguro de que Nate ha terminado con Brina ahora." Me dijo de manera extraña. "Mira, tu pareces ser una buena persona, y Bella parece estar muy enamorada de ti. Solo quería hacerte saber que no debes subestimar a Nate."

La última vez que escuché a un tipo advertirme de no subestimar a alguien había sido la noche del inolvidable juego de baseball en el campo de Forks. La noche que Laurent me había dicho que James era letal y que no debía subestimarlo a el ni a victoria.

"En serio Alex. Realmente aprecio que hayas venido a decirme esto. Lamento mucho lo de Sabrina" le dije sinceramente.

"Yo también hombre. Yo También." Dijo Alex tristemente. "Hey, Nate esta caminando hacia tu mesa. Es mejor que vuelvas"

"Gracias de nuevo" Le dije mientras me volteaba y caminaba de regreso a la mesa.

De manera segura, Nate caminó puntualmente hacia la mesa en la que se sentó mi familia. Emmett le dio su mejor mirada de "Vete al Diablo" y Jasper miró de manera amenazadora a la cara de engreído de Nate. Él ni si quiera se molesto en mirar en mi dirección mientras jaló una silla para sentarse justo al lado de Bella. Bella no apartó su libro y su despido silencioso de la presencia de Nate me agradó a mi y lo irritó a el.

"Hola hermosa" dijo imperturbablemente. "Me preguntaba si podría persuadirte de ver una película conmigo y un par de amigos en mi casa mas tarde, en la noche. Pero no traigas a Cullen, el no se va a divertir."

"Yo creo que la voy a pasar genial Nate" dije tranquilamente mientras me movía hacia Bella. "¿Que película querías ver?

Bella se levanto silenciosamente para dejarme sentarme, y entonces se sentó en mi regazo sin quitar los ojos de las páginas. Yo empecé a enroscar un mechón del cabello de bella entre mis dedos.

"Honestamente Cullen, no estas invitado" dijo Nate mientras estrechaba un poco sus ojos en dirección hacia Bella. Solo mírame nena, solo mira.

Comencé a notar una mirada de consternación en los ojos de Bella. Como si algo le estuviera causando dolor. El sentimiento inexplicable de peligro que había sentido antes en la presencia de Nate se hizo mas pronunciado, vi como cada uno de los miembros de mi familia se inquietaron.

"Hermosa, ¿ni si quiera vas a mirarme? Le ronroneó a Bella como si ninguno de nosotros estuviera aquí. Algo esta mal aquí. Algo que no entiendo.

La ira me invadió de nuevo a pesar de mi cuidadoso intento de controlarlo. La amenaza creció hasta ser mas palpable mientras la mirada dolorosa de Bella se volvió mas pronunciada, pero aun así ella se negó a reconocerlo a él.

"Creo que deberías irte McFadden. Creo que deberías irte ahora mismo" escupí. Ante mis palabras Jasper y Emmett se levantaron lentamente de sus sillas.

"Bueno, supongo que tendré que hacer amigos en otro momento" dijo Nate mientras aparentaba las primeras señales notables de rabia y frustración que había visto en su rostro.

"No lo intentes nunca" dijo Rosalie desagradablemente.

"las personas que saben lo buenas que están siempre tienen las peores actitudes. Buena suerte domándola" le dijo Nate a Emmett. Emmett solo gruñó entre dientes. "te veo luego hermosa… definitivamente habrá otra oportunidad" le dijo suavemente a Bella. Hay algo realmente echado a perder con esta gente. No se que es, pero lo voy a averiguar.

La ira era tan intensa que estaba a punto de hacerme temblar. Me le quede mirando y abracé fuerte a Bella para no salir corriendo y aplastar su cráneo entre mis manos.

Entonces vi a Bella dejarse caer pesadamente hacia la mesa. Ella sostenía su frente entre sus manos y gimió suavemente. "¡Bella! Cariño ¿que tienes?" exclamé distraído de mi ira por el dolor de Bella.

"Algo muy extraño acaba de pasarme. Es casi como si tuviera un dolor de cabeza o algo. Podía sentir que el quería que lo viera, y mi escudo estaba bloqueando algo que venía desde él, algo que no había visto nunca antes. Se puso más y mas intenso, y ahora me siento como cuando era humana y comía mucho chocolate. Mi cabeza me duele mucho"

"Hermano de verdad, hay algo malo en ese chico. Incluso yo pude sentirlo" dijo Emmett.

Jasper miró hacia otro lado mientras decía "Intente controlar la malicia que sentí venir de el, pero me tomó mucho esfuerzo conseguir que se calmara y retrocediera. Mucho mas esfuerzo que el que haya tenido que ejercer nunca con un humano. Hay algo extraño en la manera en que huele también…"

"Dios mío Bella. Deduzco que un primer día de escuela contigo involucrada debe ser unas cien veces mas interesante que cualquiera en nuestro pasado!" Dijo Alice con una risa ligera. Mire directamente hacia ella. Sus ojos eran estrechos. Edward él sabe que hay algo malo con nosotros, ¿no es así? Bueno. Hay algo de malo con él. Necesitamos encontrar que es antes de que él deduzca lo que somos. Incliné mi cabeza hacia ella como señal de estar de acuerdo.

"¿Quieres ir a casa Bella?" le dije mientras la halaba de vuelta a mis brazos.

Ella se recostó en mi pecho y dijo "Esta mejorando. Debería estar bien en un par de minutos, no te preocupes".

Si claro.

1 comentario:

..:://((^aLex cullen^))//::.. dijo...

ola oie no es la historia ke estaba publicando como por septiembre en tu hi?? en fin como sea esta genial espero con ansias el sig cap cada cuando la publicas??? cuidate bay bay

Loading...