viernes, 23 de abril de 2010

Una conversación necesaria – Jacob

BUENO COMO SE DARAN CUENTA AYER NO LES DEJE EL CAP DE LA NUEVA HISTORIA ASI QUE AQUI LES DEJO LOS DOS ESPERO QUE LO DISFRUTEN BUEN FIN DE SEMANA BESITOS VAMPIRESCOS P.S: COMENTEN Y POR LOS QUE NO HAN LEIDO UNA ENTRADA MAS ABAJO ESTA EL FINAL DE LA HISTORIA DE MIELI BIIE!!!

Una conversación necesaria – Jacob

¡Yo debo ser el masoquista mas grande del mundo! Yo estaba parado en una habitación llena de vampiros (mis enemigos naturales) escuchando a Nessie hablar sobre su primer día de escuela. La escuché con la desesperación de un hombre que colgaba de cada una de las palabras de esta chica. Comencé a desarmar el motor de mi Mustang GT 500 del 67 en el fondo de mi mente para no pensar en la curva de los labios de Renesmee o el increíble olor que su cabello dejaba en mi auto cada vez que se montaba.

En esto se había convertido mi vida. Yo era el idiota que se había enamorado de una chica cuyo padre podía leer mi mente. Peor aún, en vez de evitar a este loco padre lector- de mentes como si fuera la plaga, yo básicamente pasaba mis días a su alrededor para poder estar con Nessie.

Jacob Black = Grandísimo Imbécil.

Estaba bastante seguro de que si Edward se daba cuenta de cuan físicamente atraído estaba volviéndome por Nessie, me lanzaría de cabeza al bosque. A partir de eso, el motor de mi Mustang se había convertido en mi mejor amigo. Cuando terminara con eso, pensé en continuar con el motor de la Harley de Nessie.

Craso error. La siguiente imagen que surgió en mi cabeza fue la del cabello de Nessie volando en el viento mientras la miraba manejar su Harley en el bosque la semana pasada. Su cabeza estaba girada hacia el cielo y tenía una gran sonrisa en su rostro… su increíblemente hermoso rostro… basta, basta, ¡BASTA maldito idiota! Miré con horror a Edward y esperé que la ira llegara. Agradecí a mis estrellas de la suerte porque él no parecía estar escuchándome. En vez de eso, el se veía muy concentrado en Bella. Respiré aliviado y comencé a tunear mentalmente la maquina del Ferrari de Bella.

Durante todo este calvario mental, no me perdí ni una palabra del monólogo de Nessie.

Mientras ella terminaba de describir su alegría por la cara de shock de sus compañeras cuando la fui a buscar en su Harley, yo finalmente comencé a respirar otra vez con normalidad. Si su historia estuviera casi acabada, tal vez podríamos ir al jardín trasero a pasar el tiempo, o quizás podría agarrar algo de comer en la cocina para no estar parado a dos metros de un vampiro esperando a que yo pensara algo inapropiado para poder desahogar siete años de frustración en mí.

Ya era bastante malo que estuviera codiciando a su hermosa hija, pero de hecho yo había intentado robarle su esposa hace mucho tiempo atrás en otra vida.

Jacob Black = Grandísimo Imbécil.

Si yo fuera Edward Cullen, probablemente también estaría esperando por una oportunidad para patear mi trasero también.

Como la historia de Nessie había terminado y todo el mundo estaba conversando al respecto, decidí ser proactivo y excusarme para ir a buscar algo de comer.

"Bueno chicos, voy a ver que puedo rasguñar en la cocina."

Mientras me volteaba para escaparme, la voz de mis pesadillas dijo las palabras que había temido por las últimas tres semanas: "Jacob, ¿Puedo hablar contigo un momento arriba?"

Mierda. Me escuchó por completo. Soy hombre muerto.

Me voltee y el aspecto de pánico en mi rostro hizo que la suya se llenara de humor. "Uh, claro Edward."

Nessie estaba ocupada contándole otra historia a Jasper y a Alice de su primer día de escuela, así que realmente no había notado como pasaban los últimos momentos de mi vida ante mis ojos. Mientras comenzaba a subir las escaleras detrás de mi verdugo, vi a Bella dedicarme una mirada de ánimo. Quizás él la había engañado para que pensara que yo sería capaz caminar después de esta "conversación." Lo oí reírse de mis pensamientos. Sádico.

Lo seguí hasta su habitación, y me hizo un gesto con la mano para que tomara asiento en uno de los sofás que estaba en uno de los lados. Me preguntaba si había atado una corriente eléctrica al sofá.

Yo no había estado en la habitación de Edward y Bella nunca, así que tomé un momento para mirar alrededor. Una pared entera estaba cubierta con CDs y LPs con un sistema de sonido de primera en frente y cornetas empotradas en cada esquina. En una de las mesas de noche, que estaban al lado de la gran cama, había un montón de libros apilados (la parte de Bella en el cuarto definitivamente). Una enorme pantalla plana colgaba de la pared frente a la cama. Las obras de arte eran abstractas y los colores eran neutrales y tierra. Una pequeña fuente de piedra en una esquina cerca de la ventana creaba un tranquilizante sonido de agua corriendo. La cama tenía un aspecto limpio y moderno, y la habitación completa tenía una sensación Zen.

"A Bella le gustan los muebles modernos y la simplicidad Zen" dijo Edward en respuesta a mis pensamientos.

"Me gusta. Se parece a ella. Limpio y sin pretensiones. ¿A ti te gustan los muebles modernos?" pregunte en un triste intento de prolongar mi vida un poco más.

"Me gusta ver feliz a mi esposa. El resto no me importa mucho."

"Así que si Bella quisiera una habitación inspirada en Las Vegas y rosada chillón, ¿Estarías de acuerdo con eso?" bromee.

Edward sonrió de forma extraña y dijo: "Si eso le trajera paz, seguro. Gracias a Dios ese no es el caso. A Emmett le toca la peor parte, Rosalie adora en encaje blanco. Mucho encaje blanco."

Mentalmente consideré la imagen del corpulento vampiro que estaba abajo, acostado en una cama de encaje blanco, y ambos Edward y yo, nos reímos juntos.

Recordé una época en la que sentarme calmadamente en una habitación compartida por Edward y Bella, sin tener la necesidad de retorcer o destruir algo, hubiese ocurrido sólo cuando el infierno se congelara. El nacimiento de Nessie había cambiado muchas cosas. También recuerdo la época en la que quería desesperadamente una excusa para desgarrar a Edward Cullen miembro por miembro. Ahora yo era el pobre tonto asustado de muerte, de que pudiera hacerme algo mucho peor. Que me dijera que ya no podría ver a Nessie nunca más.

"Yo no podría hacerte eso Jacob," dijo Edward tranquilamente. "No podría hacer nunca eso."

Apenas pude mirarlo. Estoy seguro de que lo has considerado. Yo lo haría.

"Ni si quiera en mis momentos de mayor frustración llegué a considerar el prohibirte verla. Yo sé que no podría nunca inflingirte esa clase de dolor. Una vez intenté causármelo a mi mismo por desesperación y casi enloquezco por eso. Si no pudiera ver a Bella nunca más…" el fantasma del recuerdo apareció en su rostro y yo sabía exactamente lo que él estaba pensando mientras hacía una mueca. Era difícil ver a Edward sufrir porque sus rasgos faciales y expresiones eran un espejo de las su hija… ella rodaba sus ojos de la misma manera que él y su sentido del humor negro y arrogante era el resultado absoluto de la influencia de Edward.

Me quedé sentado y quieto mientas el momento pasaba. Tomé una gran bocanada de aire. "Se que estás molesto por mis pensamientos. Estoy esforzándome mucho para no ofenderte Edward. Me esforzaré más. Por favor créeme cuando te digo que lo último que quiero es hacer que te frustres más conmigo. Lo lamento mucho."

"Por el contrario Jacob, debería disculparme contigo."

¡¿Qué, que?!

El sonrió un poco. "Sé que no puede ser fácil enamorarse de una niña cuyo padre puede ver dentro de tu mente. Probablemente debería haberte dicho algo sobre eso hace algunas semanas cuando comencé a verte desarmar todos tus autos en tu mente, creo saber más de tu Mustang de lo que jamás hubiese querido. Supongo que no dije nada antes porque una pequeña parte de mí disfrutaba tu angustia, considerando su fuente. De nuevo, lo lamento."

"De verdad lo entiendo Edward. En serio. No tienes que darme explicaciones." Estaba tan contento de que no quisiera matarme que el alivio fluyó en mi adolorida cabeza como una lluvia de agua en la sequía.

"Habiendo dicho eso, sé que las cosas van a tener que cambiar por aquí"

La lluvia cesó tan rápido como había empezado. Contuve la respiración.

Él exhaló ruidosamente. "Se que a llegado el momento de dejarte decirle tus sentimientos a Renesmee. Sé que se esta volviendo muy difícil para ti ocultarlos y sé lo astuta que es ella. Quiero que sepas que tienes el permiso de Bella y el mío para salir con Nessie."

Mi corazón dejó de latir por un momento. Me senté ahí, completamente congelado mientras la conciencia de la situación llegaba a mí. No sólo el padre de Nessie no iba a matarme por querer a su única hija, sino que me ¿estaba dando permiso para salir con ella? pensé que no era posible sentirse tan afortunado.

"Gracias Edward. No se que decir" susurré.

Él se quedó mirándome con una compleja mezcla de emociones atravesando su rostro. Finalmente me vio con compasión. "Se lo mucho que la amas. Lidiaré con el resto."

El siguiente pensamiento que vino corriendo a mi mente era mucho menos emocionante. ¿Y si ella no me quiere a mí? Agonía. Edward vio el dolor atravesar mi cara.

"Ni si quiera sé que voy a decirle." Le dije.

"Entiendo tu preocupación mas de lo que crees. También sé que la verdad es usualmente la mejor opción." Me dijo.

"Honestamente dime, ¿Nunca hubo alguna vez en tu mente en la que dudaras del amor de Bella por ti, no?"

"Al principio fue difícil. Yo supe rápidamente que no había vuelta atrás para mí. Pero quería que ella pudiera elegir."

Asentí con la cabeza y dije: "Yo quiero que Nessie tenga elección también. Es solo que no sé como lidiare con su decisión si ella no me elige a mí."

La compasión en el rostro de Edward se profundizó. "De nuevo Jacob Black. Te entiendo perfectamente. En mi momento más oscuro, sabía que si Bella no me elegía a mí, podría encontrar consuelo en el conocimiento de que la felicidad de ella significaba mas para mí que cualquier otra cosa. Mientras ella fuera feliz, yo podría vivir con mi descolorida existencia."

Yo podía hacer eso. Sería lo suficientemente valiente para hacer eso. Mientras Nessie estuviera feliz, yo podría obligarme a ser feliz. Bueno, quizás no feliz, pero resignado. Vi a Edward cambiar de posición en su silla incomodo. Como sabía que no había nada físico que lo hiciera sentir así, me di cuenta de que había algo más que él quería decirme. Algo que le estaba costando decir. De nuevo, una mezcla de emociones cruzó su rostro. No podía entender ninguna en particular. ¿Pánico, tal vez?

"Hay… algo… más. Yo quería… preguntar. No,… pedir…"

Yo rara vez lo había visto a él luchando con lo que iba a decir. Edward poseía un porte elegante en la mayoría de las situaciones, y su confianza en sí mismo rayaba en la presunción la mayoría de las veces. Aun cuando estaba completamente furioso, nunca le faltaban las palabras. Esto debía ser algo grande. Él hizo un gruñido de frustración mientras apretaba las palmas de sus manos contra sus ojos. Parecía recuperar el control de sí mismo.

"¿Te importaría si le pido a Bella que nos acompañe para esta parte de la conversación?" me preguntó con una marcada consternación.

"Ehh, no para nada."

No tenía idea de lo que estaba ocurriendo, pero miré a Edward llegar con un aspecto borroso a la puerta, abrirla, y murmurar el nombre de ella tan bajo como una plegaria. "Bella". En un flash, la escuché subir las escaleras y un segundo después deslizarse dentro de la habitación. Se veía un poquito perturbada al principio, pero tan pronto como vio el rostro de Edward con claridad, se relajó.

"Bella cariño, necesito que me ayudes con esto."

Yo nunca había visto a Edward pedirle ayuda Bella abiertamente. De hecho, podía contar con una mano las veces que lo había visto pedirle ayuda a alguien en lo absoluto.

Él se veía mucho más cómodo ahora que ella estaba en la habitación. Ella puso una mano en su rostro y sonrió con un amor imperturbable. Los envidiaba mucho por el hecho de que no había preguntas sin resolver entre ellos. Ya no me dolía en lo más mínimo admitir que verdaderamente eran el uno para el otro.

Se sentaron al final de su cama, y le sonreí a ella y le dije: "Al menos pudiste haberme advertido."

Ella se rió y arrugó la nariz, como si fuera imposible que su perfecto esposo vampiro con su loco temperamento y tendencia a exagerar, hiciera algo que levantara una bandera roja.

"Yo solo te advertiría si pensara que algo malo iba a pasar. Yo nunca creí que nada malo te pasaría Jake. Así que, ¿Dónde estamos en esta discusión?" la actitud calmada de Bella era un marcado contraste a mi persistente inquietud y la obvia incomodidad de Edward."

Edward forzó una sonrisa y dijo: "Acabo de decirle a Jacob que tiene nuestra bendición si quiere salir con Nessie. Realmente no e llegado a la otra parte." Él hizo una mueca. Una mirada de entendimiento atravesó el rostro de Bella y ella tomó su mano entre las suyas. En ese instante, estaba bastante seguro de que le debía mucho a Bella Cullen por mi fortuito cambio de circunstancias. Mis pensamientos lograron sacar una pequeña sonrisa de validación en el rostro de Edward.

Bella me miró amablemente. "Jake, sé que no tengo que decirte lo importante que es Nessie para Edward y para mí. No tenemos reservas contigo porque ambos creemos por completo en tu amor incondicional. La única cosa que tenemos es una petición, y espero que no te ofendas mucho conmigo por ser tan directa sobre algo que siempre a sido incomodo de hablar. Supongo que la mejor manera es solo decirlo y ya."

"Ay Bells, tu sabes que no vas a ofenderme, así que es completamente innecesario que te andes por las ramas."

"Bueno, tu lo pediste, sólo recuerda eso."

"¿Qué diablos?"

"Nessie será una adulta en un poco mas de seis meses. No falta mucho para eso. Si lo recuerdas, Edward y yo esperamos para hacer el amor hasta que estuvimos casados."

¡Mierda!. Con razón Edward se veía como si quisiera salir corriendo de la habitación y arrancarse los ojos.

"Ah, ustedes quieren que yo espere a que estemos casados antes de que nosotros… Um… ehh…" vi a Edward mientras se quedaba viendo el piso fijamente en un acceso de horror. Por un segundo, vi sus dedos de piedra flexionarse y contraerse. Él probablemente los estaba imaginando alrededor de mi cuello.

"No Jake. No estamos pidiéndote eso. Sería agradable, pero esa decisión no es nuestra para hacerla. Sólo estamos pidiéndote que esperes a que Nessie sea una adulta por completo para hacer esa clase de decisiones adultas."

Hombre, no podía creer que Bella lo hiciera hacer esto. Él realmente era un glotón para el castigo. Cualquier cosa que Bella le pidiera hacer, sin importar cuan repulsivo… y yo definitivamente sabía que lo encontraría menos que emocionante como padre, el tener que hablar con un chico sobre mantener sus manos lejos de mi orgullo y dicha solo por un tiempo. En mi libro, hablar no sería necesario… yo sólo preferiría entrar en fase como lobo y desgarrarlo en tiras.

Hombre esto debe apestar para Edward. Apuesto que si Bella le pide que se arranque uno de los brazos ahora mismo, su siguiente pregunta sería "¿Cuál de los dos cariño?". Por mucho que me gustara pensar que era un tonto por ser así, yo sabía que haría lo mismo por Nessie. En un segundo. Sin dudarlo.

"Y esa, Jacob Black, es la razón por la cual voy a lidiar con el resto. Te juro que lo haré. Es solo que me tomará un poco de tiempo" dijo Edward con tranquilidad.

Finalmente encontré mi voz y dije: "Gracias de nuevo a los dos. Les prometo que respetaré su petición. Es lo menos que puedo hacer."

"Gracias Jake. Nunca dudé de ti ni por un momento." Me dijo Bella amablemente. Entonces se paró, caminó hacia mí y se inclinó para darme un abrazo. Su cuerpo frío y de piedra casi me hace tiritar, pero envolví mis largos brazos a su alrededor para agradecerle. Siempre era una sensación extraña para mí el tocar a Bella desde que era vampiro. Ella era tan pequeña y aún así tan fuerte, tan dura y tan suave… los elementos conflictivos me dejaban pasmado con regularidad.

Volvió rápida y borrosamente de regreso a Edward. Se inclinó en un movimiento tan rápido que casi me lo pierdo, para darle un tierno beso a Edward en la punta de su nariz.

Su voz era tan suave que tuve que esforzarme para escucharla. "Sabía que harías lo correcto. Te amo." Se volteó de forma grácil y caminó fuera de la habitación.

Edward y yo nos levantamos con el mismo movimiento. "Ehh, gracias de todas formas por mandar a Nessie a una escuela de solo chicas. Eso definitivamente me a ayudado a respirar tranquilamente." Le dije de forma estúpida.

"Realmente no lo hice para tu beneficio."

Ambos nos reímos por la memoria distante de mí diciéndole lo mismo a él en una vida pasada con respecto a Bella. El me miró y abrió su boca como si fuera a decirme algo. Pero en vez de eso, la cerró, sonrió de forma torcida y la siguió afuera de la habitación.

Mi vida se había vuelto muchísimo mejor… y también tenía más miedo que nunca.

Una conversación Necesaria – Edward

"Bueno, creo que me iré a la cama ahora." Dijo Nessie con un bostezo. "No querría perderme la escuela ni nada. ¡Ja! Es una lástima que no me pueda enfermar. Eso sería un buen alivio temporal."

La miré mientras se levantaba del sofá donde había estado acostada con la cabeza sobre el regazo de Rosalie. Rose había estado jugando distraídamente con el cabello de Nessie mientras veía las noticias y Nessie estaba leyendo "thus spake Zarathustra". Ella estiró sus brazos sobre su cabeza, y vi a Jacob apartar sus ojos para mirar al piso mientras empezaba a añadir mentalmente un supercargador a mi X5. Yo casi sentía pena por él… casi.

Durante toda la noche estuve pensando en nuestra conversación, y sabía que la tarea de darme cuenta de que mi hija ya no era la niñita que chillaba con alegría y se aferraba a mi espalda mientras corríamos por el bosque, no sería nada fácil para mí.

Recordé la primera vez que Alice había metido a Nessie en un vestido formal para asistir a la boda de Kate y Garrett en Denali el verano pasado. Ella se veía absolutamente impresionante. Había sido una de las pocas veces donde otros miembros de mi familia me habían apoyado en mis objeciones con respecto a Nessie. Emmett y Jasper estuvieron de acuerdo conmigo inmediatamente. El vestido rojo strapless que envolvía las curvas de Nessie tenía que irse.

Estuve discutiendo con Alice durante unos buenos veinte minutos antes de que ella dijera tranquilamente "Edward, puedes cubrirla con un saco de estopa si quieres. Eso no cambiará el hecho de que ha crecido casi por completo. Es hora de que te acostumbres a eso. Y tienes que acostumbrarte pronto". Fruncí el ceño mientras veía de nuevo a Nessie caminar por la habitación y abrazar y besar todo el mundo para darle las buenas noches.

Como comenzaba a hacerse tarde para él, Jacob se puso de pie y simplemente dijo: "Buenas noches Nessie" y se volteó para caminar hacia afuera antes de que ella pudiera venir para abrazarlo. Renesmee frunció el ceño con irritación.

¿Cuál es su problema? Definitivamente hablaré con él sobre esto mañana. Realmente esta comenzando a molestarme. ¿Acaso huelo raro? Que imbécil.

Sonreí mientras me daba cuenta de que Bella había tenido razón por insistir en que habláramos con Jacob esta noche. Nessie no se dio cuenta de nada.

"Buenas noches papá" dijo Nessie mientras se inclinaba para darme un beso de buenas noches.

"Buenas noches cariño. Deshazte del esmalte de uñas antes de la escuela mañana." La escuché rechinar los dientes juntos.

Mientas se alejaba caminando, ella exclamó con una voz despreocupada: "¡ah! Se me olvidó. ¿Ustedes conocieron a alguien llamado Nate en la escuela hoy?" Escuché la respiración sorprendida de bella.

Emmett respondió primero. "Si, es una verdadera joya. ¿Por qué?"

"Bueno Yuri dijo que él era un idiota. Ella me dijo que estuviera pendiente. Se que suena tonto, pero parecía que lo decía muy en serio, solo quería que lo supieran."

"Gracias dulzura. Estaremos pendientes." Dijo Rosalie con una sonrisa brillante y poco convincente.

"OK. Bueno, ¡Buenas noches a todos!" dijo ella mientras corría escaleras arriba.

Yo exhalé ruidosamente. Por mucho que intentara olvidarme de este muchacho durante todo el día, parecía que su presencia se estaba volviendo rápidamente en un asunto inevitable que necesitaba ser resuelto pronto. Su notoriedad había incluso encontrado su camino hasta el mundo de Nessie. Todos esperamos hasta escuchar la puerta cerrarse y el sonido de la ducha abriéndose.

"¿Qué esta sucediendo aquí? Dijo Carlisle con preocupación, ¿Ocurrió algo?"

Jasper comenzó a comentarle a Carlisle acerca de la extraña amenaza del muchacho de la escuela. Luego de relatar los eventos del almuerzo y el dolor de cabeza de Bella. Jasper se dirigió a todos nosotros diciendo: "Creo que ya me di cuenta de que tiene de malo la forma en que huele. No me sentí atraído por él. En lo absoluto. Nunca e encontrado un humano cuya sangre no atraiga mi atención. Es como si su sangre estuviera atada a algo desagradable para mí. Algo que vuelve nulo el deseo de alimentarme.

"Bueno, ¿Entonces porque yo no me siento así?" Preguntó Rosalie dudosa.

"Bueno, ustedes se han entrenado a sí mismos mucho mas tiempo que yo en el arte de desensibilización en cuanto a los humanos. Es bastante simple para mí. Yo siempre deseo sangre humana, esta es la primera vez que no tuve ninguna atracción desde que cambié."

La mirada de desconcierto en el rostro de Carlisle se profundizó considerablemente. "Yo nunca e experimentado algo así personalmente, pero suena como si este humano tuviera una habilidad similar a la de Jasper. Quizás el puede controlar las mentes de los demás en ciertas circunstancias."

"Edward, ¿Él sabe que puede hacer esto?" preguntó Alice alarmada.

Pensé por un momento. "Él sabe que tiene formas de atracción mas allá de las normales en lo que se refiere a mujeres. Él sabe que si ellas lo miran a los ojos, se derretirán considerablemente. No estoy seguro de si lo atribuye a su atractivo o a su "encanto abrumador" o a alguna habilidad sobrenatural. Su ego se atraviesa en el camino de cualquier nivel de reflexión personal. No hay lugar en su mente para considerar porqué es especial. Él solo sabe que lo es. Fue interesante porque podría decir que cuando me estaba viendo, también estaba intentando asustarme para salir de su camino respecto a Bella. No estaba funcionando, pero la sensación era algo adormecedora sin embargo.

Él no estaba feliz de que sus esfuerzos no produjeran los resultados que él quería."

Bella había estado callada durante todo este tiempo. Finalmente dijo con tranquilidad "¿Qué necesita tomar para que nos deje tranquilos? Si él tiene algún tipo de poder sobre la mente, sería mejor si limitamos su interés en nosotros.

"No estoy seguro de que eso funcione, amor. Si su ego predomina en su decisión, puedo asumir que atacar su ego producirá resultados." Murmuré en respuesta.

"El problema es" consideró Esme "que no sabemos si el resultado producido sea una de dos maneras: el se rinde, o redoble sus esfuerzos."

"De cualquier manera no me importa mucho" exclamó Emmett con arrogancia. "Si el se rinde, entonces nos libramos bien. Pero si se esfuerza más, entonces obtendrá muchos más problemas de los que buscó por nosotros. El escudo de Bella bloquea esa porquería que hace con su mente, y realmente no parecía afectar a Edward tampoco. Si él sigue acosando a mi hermanita, solo lo va a herir mucho mas al final."

"No me siento cómodo con dejar que las cosas lleguen a esos extremos Emmett." Dije molesto.

"Oh por favor Edward. Tampoco es como si él pudiera herir a Bella. De hecho, sería bastante gracioso ver como su trasero es pateado por 50 kilos de gatita enfurecida"

"¡Emmett!" dijo Alice con frustración. "Nosotros claramente no podemos dejar que Bella le de una paliza a Nate. Él ya cree que hay algo extraño con nosotros porque sus poderes de influencia no parecen funcionar. ¿Tú crees que va a renunciar a averiguar que sucede con los Cullen si Bella le da el golpe que rompa su mandíbula en pequeños pedacitos? No. De hecho, ninguno de nosotros puede realmente tocarlo a menos que sea para detenerlo si quiere hacer algo. Nuestra fuerza debe estar controlada"

"Alice tiene razón." Dijo Carlisle como confirmación. "Nosotros no podemos intentar dominar físicamente al muchacho sin levantar mas sospechas. En ese caso solo nos queda la dominación mental. ¿Alguna idea de cómo podríamos hacer eso?" Nos miró puntualmente a Alice y a mí.

Suspiré para mi mismo. Sabía por la discusión que ellos estaban en el enfoque correcto. Si el interés de Nate por Bella partía desde su ego, entonces la única forma de sofocar su interés sería hacerlo creer que perseguir a Bella no valía la pena de arriesgar su ego o su imagen.

Alice habló primero. "Puedo ver entre sus planes que él cree que siempre es la mejor opción cuando persigue a una chica que ya tiene novio. Él simplemente no cree que haya nadie mejor que él y asume que todas las mujeres llegarán a la misma conclusión con un poco de tiempo y la influencia correcta."

"Su éxito solo a promovido su mal-ganada creencia en su poder de ser deseado. Él nunca ha fallado en el pasado en obtener lo que ha querido. Nunca antes." Intervine.

"Bueno entonces" dijo Bella. "Supongo que tendré que convencerlo de que no hay nadie mejor que Edward Cullen. Eso no debería ser muy difícil." La tensión en la habitación se aligeró un poco cuando la risa retumbó a través de mi familia.

"Atácalo donde mas le duele. Como el cree que todas las mujeres pueden ser influenciadas por la apariencia, el poder y el dinero, asegúrate de que se de cuenta de su propia insignificancia en las tres categorías: Él cree que nadie es más guapo. Quizás no haría ningún daño el ayudar a las chicas humanas a darse cuenta de que ese no es el caso. Él cree que no hay nadie más poderoso. Apuesto a que Emmett puede ocuparse de eso. Él cree que nadie es más rico. No será muy difícil demostrar que es incorrecto." Dijo Jasper con una sonrisa anticipatoria que sólo reservaba para el momento previo a una batalla inminente. Como la historia de Jasper giraba en torno a la experiencia militar, el siempre saboreaba las oportunidades de enfocar las cosas desde un ángulo estratégico.

"¿Esto quiere decir que puedo jugar deportes?" preguntó Emmett con alegría.

"Algo que no tenga contacto. Como nadar, o carreras." Rosalie reflexionó.

"Nadar no. Supongo que serán las carreras entonces" dijo Emmett con un obvio placer por ser la primera vez que alguien le había permitido tomar parte en los deportes escolares.

"Emmett" le advirtió Alice. "Siempre puedes ganar por márgenes enormes. Vas a tener que practicar para ser solo un poco más rápido que todos los demás. Si no lo haces solo vas a atraer mas atención negativa hacia nosotros."

"No te preocupes, no te preocupes. Trabajaré en ello." Dijo emocionado.

"Vaya. Después de todos estos años de luchar para encajar, ahora vamos a tener que trabajar en sobresalir solo lo suficiente. Esto será interesante." Dijo Alice riéndose.

"No se si esto me gusta." Respondió Carlisle. "He estado considerando el mudarnos de nuevo solo para evitar todo esto, pero confío en que lo manejaran pronto, creo en mis hijos. Sé que esto no va a salirse de sus manos. Pero de todas maneras, si Nathan McFadden no pierde interés en la familia Cullen para el final del semestre, probablemente sería una buena idea el considerar reubicarnos para no atraer ningún escrutinio desfavorable. Estoy acostumbrado a que la gente nos cuestione por un tiempo, pero no quiero que la curiosidad se convierta en obsesión. Supongo que ésta es la verdadera prueba entonces. ¿Podemos ser completamente humanos y funcionar sin generar dudas, junto a ellos en todos los aspectos de sus vidas?" Reflexionó Carlisle en voz alta.

"Siempre y cuando nadie resulte herido, estoy de acuerdo con el experimento." Dijo Esme con confianza.

"¡Excelente! Hemos librado guerras acompañados de vampiros, con hombres lobo, y en contra de vampiros. ¡Guerra psicológica, aquí vamos!" Emmett coreó.

Mientras una creciente parte de mí disfrutaba la idea de poner a Nate en su lugar, deseaba poder compartir el entusiasmo de Emmett. Aun me preocupaba el hecho de que no supiéramos la fuente de su inusual habilidad.

No me gustaba la idea de meternos con Nathan McFadden.

Pero me encantaba la idea de presenciar su inevitable caída.

Esperaba que el precio a pagar valiera la pena.

"Bueno, si esta discusión esta terminada," dijo Alice con anticipación, "¿Puedo hablarles de nuevo sobre lo que haremos en el cumpleaños de Nessie por favor?

Emmett gruño junto a mí.

"¡Vamos ustedes dos! Ya es el final de agosto… ¡solo nos quedan dos semanas para finalizarlo todo! Bella, ¿No me vas a ayudar por el bien de tu hija? ¿Tu propia sangre?"

"Alice Cullen tu sabes muy bien que Nessie estará completamente feliz sin una grandiosa fiesta. Esto se trata de ti por completo, pero te quiero tanto que me olvidaré de eso y planearé una gran y rosada fiesta contigo." Dijo Bella sonriendo. "Podríamos invitar a su nueva amiga Yuri."

"Así que, ¿alguien quiere venir conmigo afuera y entrenarme para correr como humano? Nos preguntó Emmett a Jasper y a mí con una clara intención de evitar el asunto.

"Por mucho que me gustaría ayudar a Alice y a Bella con los planes para la fiesta, creo que iré afuera con Emmett. ¿Jazz? Pregunté conteniendo la risa.

"Ya voy."

Mientras comenzamos a caminar hacia afuera, Emmett desapareció en una carrera para "calentar" mientas Jasper y yo nos quedamos viendo a un lado. Yo sabía que él quería hablarme. Vi a Jacob en la distancia caminando de ida y vuelta debajo de un gran árbol de roble.

¿Así que hablaron con Jacob sobre Nessie esta noche?

Yo asentí.

Me preguntaba cuando iba a suceder. Sus emociones se han llenado de pánico en gran medida en los últimos días. Yo realmente no e hecho un gran trabajo para calmarlo como debería. Creo que es porque no estoy preparado para verlo como el chico de Nessie todavía. Tampoco me ha preocupado mucho verlo sudar.

"Ni a ti, ni a mí" dije con una sonrisa.

Edward, se que no es fácil para ti. Puedo decir lo contrariado que estás. Pero con toda honestidad, Jacob es realmente un buen tipo. El va a atesorarla en la forma que ella merece ser atesorada. De la misma forma en que tu atesoras a Bella.

"Lo sé Jazz" suspiré al rendirme por centésima vez el día de hoy. Jasper se me quedó mirando con una sonrisa divertida.

Las mujeres en tu vida si que saben darte ulceras figurativas ¿no?, Me alegro que aparte de ser una clarividente, compradora compulsiva y una pequeña pesadilla planeadora de fiestas, no hay mucho que pueda decir para quejarme de Alice.

"Supongo que eso es mi culpa," dije con un intento de humor, "Yo simplemente amo rodearme de mujeres que se meten en problemas. Todos tenemos nuestras debilidades."

Jasper se rió con tanta fuerza que distrajo a Jacob.

"Creo que quizás debería ir a ayudar a Jacob a calmarse un poco antes de que desgaste el suelo debajo de ese árbol con su caminata nerviosa." Dijo Jasper con una sonrisa. Él caminó hacia Jacob, y yo procedí a decirle a Emmett que crear agujeros en el suelo cuando exageraba cada paso que daba en un intento de hacerlo mas lento, no se veía muy humano que digamos.

"Es sólo que es tan condenadamente lento" se quejó.

"Bueno al menos tienes permitido ganar, así que eso debe ser algún tipo de ayuda para alimentar tu ego."

Siempre le habíamos prohibido a Emmett el sobresalir en cualquier deporte simplemente porque su naturaleza competitiva le hacía perder contacto con la realidad a menudo.

"Em, sabes que no te puedes sobrepasar ¿no? Tienes que ser solo lo suficientemente bueno para que Nate dude si en realidad él es o no el mejor atleta en la Secundaria Brevard. Él es humano así que no debería ser muy difícil lograr eso."

"Todos parecen creer que no tengo auto-control. No voy a arruinar esto Edward. ¡Ten un poco de fe! Dijo animadamente mientras echaba a correr de nuevo.

Yo todavía no estaba seguro de que estuviéramos manejando esto desde el ángulo correcto, pero sabía que no podía pasar un día mas ignorando a Nathan McFadden y sus odiosos intentos de seducir a mi esposa con humo y espejos.

"¿Edward? Puedo ver lo que quieres conseguirle a Nessie para su cumpleaños. ¿Podrías por favor escoger uno para que pueda incorporarlo al tema de la fiesta y así decidir que voy a regalarle? Alice pidió imperiosamente mientras sacaba su cabeza hacia afuera.

Me reí mientras caminaba de vuelta a la casa con Emmett y Jasper a mi lado. El año pasado le había comprado a Nessie una motocicleta Harley Davidson luego de que me rogó por dos sólidos meses. Se la compré con la condición de que esperaría hasta su cumpleaños para obtener su licencia para poder manejarla. Nunca me había emocionado mucho el hecho de que a ella le gustaran las motocicletas porque me recordaba mucho una época en la que casi pierdo a Bella, así que decidí que quería regalarle un auto para su cumpleaños. Un auto que quizás la hiciera pensar dos veces antes de manejar su moto.

"Bueno, ¿Qué creen ustedes que Nessie va a preferir? Teniendo en cuenta su amor por los autos potentes y la velocidad, las opciones son un Saleen S7 Twin Turbo negro, o un Dodge Viper SRT 10 rojo"

"Hmmm," Alice consideró. "A Nessie tienden a gustarle más los autos negros."

"Pero ese Viper te da un viaje enfermizo" bromeó Rosalie mientras soñaba despierta con los autos. Rose era la única en mi familia que apreciaba los automóviles tanto como yo.

"Creo que el auto negro es mejor idea," dijo Bella pensativamente. "Ella ya atrae demasiada atención a si misma. Al menos es un poco mas discreto el tener un auto negro."

Claramente, Bella no sabía que no había absolutamente nada discreto en ninguno de los dos autos. Pero decidí ir por la preferencia de Bella.

"Esta acordado entonces. Le regalaré el Saleen."

"¿Qué acabas de decir?" Exclamó Jacob con incredulidad mientras caminábamos de regreso a la puerta. "¿Le vas a regalar a Nessie un Saleen?" muchas gracias Edward. ¿Ahora que se supone que voy a regalarle? Él gruño y comenzó a desechar rápidamente algunas ideas que había estado considerando en su mente.

"¿Por que no le haces algo Jacob? el regalo favorito que me has dado es el que hiciste para mí." Dijo Bella con amabilidad.

"¡Oh!" exclamó Alice. "Jacob, ven conmigo. Sé exactamente que puedes regalarle. De hecho, Bella decidió por ti, pero será muy tarde para cuando se te ocurra. Nos ocuparemos de eso ahora."

Alice salio volando de la habitación luego de tomar la mano protestante de Jacob, antes de que pudiera entender la mezcla de pensamientos que tenía en su mente. ¿Un lobo de Plata? Decidí dejarlo pasar.

Estaba bastante seguro de que nada de lo que a Jacob se le pudiera ocurrir, llegaría al menos a competir con este auto, pero aún así le desee mentalmente buena suerte.

Él definitivamente iba a necesitarla.

No hay comentarios:

Loading...