domingo, 7 de febrero de 2010

nueva historiaaaa!!!

BUENO CHICOS A CAUSA DE QUE NUESTRA AUTORA FAVORITA NO HA TERMINADO DE ESCRIBIR UN FINAL PARA SU HISTORIA DECIDI QUE HAY QUE DARLE UN POCO M,AS DE TIEMPO PERO NO PRO ESO VOY A DEJARLOS SIN UNA DIVERSION ASI QUE ES EL INICIO DE UNA NUEVA HISTORIA ESPERO LA DISFRUTEN Y EN CUANTO SALGA UN NUEVO CAPITULO DE NUESTRA AUTORA MIELI YO SE LOS PUBLICARE ESPECIFICNDO PARQA QUE NO SE CONFUNDAN CON LA HISTYORIA ASI QUE AQUI VAAA JAJAJA ESPERO LES GUSTE SE LLAMA "RENCARNACION" POR CIERTO VA A SER PUBLICADO LOS MIERCOLES JUEVES Y VIERNES ASI QUE4 ESTEN ATENTOS Y POR SER EL INICIO DE ESTA NUEVA HISTORIA PUES LES DEJARE EL EPILOGO Y EL PRIMER CAPITULO BYEEEE BESITOS VAMPIRESCOS Y COMENTEN!!!!Ç

The Cullen Family Pictures, Images and Photos

summary
El miedo a perderlo la obligó a salvarlo,el amor que ya sentía por él a esconderle su pasado. Rosalie conoce el pasado de Emmett pero no está dispuesta a contárselo,hasta que "ella" regresa.Rose deberá encarar a Emmett y decirle por fin la verdad.


REENCARNACION:

Valerie Kincaid es una joven de 17 años, ojos azules y cabello dorado rizado. Ella vive con sus padres adoptivos en Filadelfia, ya que sus padres de sangre murieron dejándola sola en el mundo. En pocas palabras en una chica cualquiera, sin historia, sin familia.

Sin embargo las cosas están a punto de cambiar para ella. Un día común ella estaba en la habitación de su “hermano” menor de 3 años (ese pequeño sí es hijo de la pareja Smith, su nombre es Duncan) cuando Silvia, su madre adoptiva la mandó llamar, pues su padre, John, quería hablar con ella.

- Valerie, hay algo importante que queremos decirte–. Dijo John sentado tras su escritorio
- ¿Sí?
- Verás hija nuestra situación económica está mal–. Explicó Silvia – últimamente no nos ha ido bien, así que hemos decidido mudarnos a un lugar algo…diferente.
- ¿Y a dónde vamos a ir? – preguntó Valerie

- Washington, a un pueblo pequeño llamado Forks – respondió su padre inmediatamente, y obviamente algo preocupado por la reacción de la chica

Valerie no dijo nada, estaba pensando en la idea de irse de aquel estado tan maravilloso. Pero ella no podía quejarse ni protestar, finalmente sin John y Silvia ella no sabría que hubiera pasado con su vida, ni con ella misma. Se levantó de la silla donde estaba y abrazó a sus dos padres, asegurándoles que no había problema con ello.

Sus padres obviamente se sorprendieron de que se lo tomara tan bien y le dijeron que al día siguiente comprarían las cajas para que empezaran a empacar. Ella asintió comprensivamente y se retiró a su habitación con la excusa de que ya se iba a dormir.

Esa noche los sueños comenzaron. Valerie tardó en conciliar el sueño, la idea de mudarse no le hacía gracia, esa era la verdad mas no podía hacer nada al respecto, esas decisiones no las tomaba ella y no quería hacer sentir mal a sus padres.

Se quedó dormida pensando en cómo sería Forks, por ahí de las doce. En su sueño aparecía una mujer hermosa muy parecida a ella, casi idéntica, escribiendo una carta con una pluma y tinta negra. Mientras remojaba la punta de la pluma en la tinta las lágrimas surcaban sus mejillas sin control. Valerie no sabía porque lloraba, pero ella también lo sentía.

Valerie empezó a removerse inquieta entre sueños y dijo:

No…no te vayas…no me abandones…Emmett.

summary
El miedo a perderlo la obligó a salvarlo,el amor que ya sentía por él a esconderle su pasado. Rosalie conoce el pasado de Emmett pero no está dispuesta a contárselo,hasta que "ella" regresa.Rose deberá encarar a Emmett y decirle por fin la verdad.

REENCARNACION 1er Capitulo
Bella POV


- ¿Emmett quieres darte prisa? –. Gritó Jasper desde el Jeep
- ¡¡Vamos hermano que los osos nos esperan!! – exclamó Edward en el asiento del copiloto
Sonreí al escucharlo, a veces Edward podía ser igual de impaciente que un niño humano de 6 años. Voltee y vi que Emmett le daba a Rosalie un último beso antes de que se fuera de caza. Cuando por fin la soltó corrió al Jeep, saltó al asiento del conductor y pronto los chicos se fueron.

Nos quedamos unos momentos ahí paradas en el porche, después entramos nuevamente a la casa, que se oía bastante tranquila, no se oían las risas de Emmett, las carcajadas de Jasper, ni la suave y encantadora risa de mi amado. Nos sentamos en el sillón y no pude reprimir un suspiro.

- Vamos chicas solo se fueron un fin de semana – nos animó Esme.
- Es solo que se echa en falta el buen humor que ellos contagian- explicó Alice y Rose y yo asentimos.
- Ay parece como si fuera la primera vez que se van de caza – dijo Esme

Las 4 reímos, tal vez no fuera la primera vez, pero siempre los echábamos en falta. Nos quedamos un rato ahí sentadas hasta que Rosalie dijo que tenía que hacer unos cuantos deberes escolares y que aprovecharía la ausencia de Emmett para hacerlos.

Poco rato después, decidí que era tiempo para irme a mi casa, pues tenía que prepararle a Charlie la cena, además de que no quería estar en la casa de los Cullen si Edward no estaba.
Para cenar hice pescado, como siempre, había demasiado en el congelador. Preparé una ensalada mientras el pescado se cocía. Al ver que ya estaba todo listo y Charlie no llegaba, decidí subir a mi habitación para adelantar la tarea, no había llegado ni a la puerta de la cocina cuando Charlie llegó.

- ¿Bella?
- Hola papá, ¿Te fue bien?
- Sí, gracias Bella ¿qué tal tú?
- Todo bien.

Charlie llegó y se sentó en la mesa, por lo que la cena se adelantó un poco. Como siempre cenamos en silencio. Él jamás hablaba mientras cenaba y yo no tenía nada que contar.

Extrañaba a Edward, esa era la verdad, apenas se había ido hace unas horas, pero no importaba, lo echaba tanto de menos.
- Me acabo de enterar que una familia nueva se mudará aquí – me informó Charlie mientras yo lavaba los platos.
- ¿En serio?
- Sí creo que llegan el domingo o el lunes – Charlie al parecer no le daba mucha importancia al hecho
- ¿y De dónde vienen?
- Filadelfia.

No pregunté más puesto que a mí tampoco me importaba mucho una familia que se iba a mudar a Forks. Acabé de lavar los platos y subí a mi habitación para hacer mi tarea, me bañé y decidí irme a la cama, así la noche no se me haría tan larga.

Rosalie POV
Me subí a mi habitación para hacer mi tarea, si no la hacía mientras Emmett no estaba, no la haría nunca. Acabé pronto y luego no supe que más hacer. Me metí a bañar.

Dentro de la regadera, mientras sentía las gotas de agua rodar por mi cuerpo fue cuando más noté la ausencia de Emmett, siempre nos bañábamos juntos. Me encantaba sentir como pasaba la esponja por mi cuerpo con suaves y lentos movimientos circulares mientras me besaba.

Terminé de bañarme antes de que más recuerdos me acosaran, no era el primer fin de semana que Emmett se iba de caza con Jasper y Edward, pero estaba acostumbrada a tenerlo siempre cerca de mí.

“Suerte Em…Ayyy Em te extraño demasiado.”

Jamás pensé amar de esta manera, ni siendo humana amé de la manera en que amo a Emmett y es que desde que lo encontré en el bosque mientras cazaba, me di cuenta de que era un hombre al que valía la pena salvar.

Al recordar esto un gran remordimiento me invadió, pues yo sabía algo del pasado de Emmett y que, por egoísta y por temor a perderlo, jamás se lo había dicho a nadie, menos a él.

Me arrodillé en una de las esquinas de la habitación y quité uno de los tablones del piso. De ahí saqué una caja que casi nunca sacaba, dentro había un puñado de cartas, cartas que Emmett tenía en las manos el día en que lo salvé.

Abrí una de ellas y leí el final:
“No te vayas…No me abandones…Emmett…te amo.”

También tenía una foto de ella, tenía que reconocer que era muy hermosa, era rubia al igual que yo, solo que ella tenía rizado el cabello y tenía los ojos azules.

Aún después de tantos años me remuerde la conciencia el no habérselas enseñado. Sabía que la mujer que había amado a Emmett ya estaría muerta, pero si antes no se las había enseñado por miedo a que fuera con ella y me abandonara, ahora no quería por miedo a que se enojara conmigo y dejara de amarme.
Guardé las cartas nuevamente en la caja y puse bien el tablón. Volví a cama y me acosté, vaya si las horas eran largas sin él.
- ¿Rose puedo pasar? – Al parecer Esme tampoco sabía que hacer.
- Claro, pasa.
- ¿Qué haces hija?
- Nada, acabé la tarea y me bañe.
- ¿Lavanda? – me preguntó al percibir mi olor
- Sí.

Nos quedamos platicando un buen rato hasta que Carlisle llegó, lo fuimos a saludar y nos quedamos los cuatro platicando, la ventaja era que, como éramos más mujeres ahora, nos tocaba desquitarnos, pues al ser ellos cuatro y nosotras tres, siempre acabábamos perdiendo.
La noche pasó más rápidamente de cómo lo esperaba. Ahora pedía por que el domingo se fuera con igual rapidez.
Emmett POV
Estaba conduciendo el Jeep de vuelta a casa, era domingo y eran como las cinco de la tarde. Los tres veníamos muy entusiasmados y completamente saciados…en cuestión de sed, pues yo me moría por estar a solas con Rose después de este fin de semana.

Jasper venía en el asiento trasero y Edward venía a mi lado. Veníamos muy contentos pues la caza había estado muy divertida, llena de competencias entre nosotros, y llena de grandes retos, pues los osos acaban de salir de la hibernación y estaban mucho más irritables.
- Que buena caza la de este fin ¿no lo creen? – Edward parecía más contento que de costumbre.
- Sí, fue muy…interesante – Jasper bromeó y los tres reímos.
- Sobre todo cuando casi te caes del acantilado ¿Verdad Edward? – le di un codazo en las costillas y los dos nos reímos.
- Fue por tu culpa Emmett- Jasper me acusó.
“Mentira, solo lo empujé, un poquito”.
- ¿qué es poquito para ti Emmett? – Edward preguntó y los tres volvimos a reír.

La verdad me encantaba pasar tiempo a solas con mis hermanos, nos la pasábamos muy bien y desde que la familia se formó jamás nos hemos peleado fuerte ni mucho menos.

Después de un rato Edward volteó a mirar por la ventana y se quedó pensativo. Sin duda pensaba en Bella, seguro la extrañaba. Igual que yo a Rose.
- ¡¡ugh!! ¡¡Qué asco!! – Jasper se quejó desde atrás.
- ¿Qué pasa?
- Ustedes, par de sentimentales, ya me empalagué de tanto amor – Jasper se quejó
- Bien que te mueres por ver a Alice – Edward se defendió.
- Exacto, deja que la vea y la casa se va a inundar de amor.

Volvimos a reír y no paramos de hacernos bromas con respecto a ello todo el camino. Ya caída la tarde llegamos a la casa. Metimos el Jeep al garaje y entramos a la casa.

En la sala estaban Esme y Carlisle que nos vieron y nos preguntaron que tal nos había ido. Edward nada más llegó, tomó su Volvo y se fue a ver a Bella, mientras que Jasper y yo subimos las escaleras.

Cuando estuvimos frente a la puerta de nuestra respectiva habitación, nos volteamos a ver y sonreímos. Abrí la puerta y me di cuenta de que todo estaba iluminado con velas y había pétalos de rosa sobre la cama.
- Espero que no vengas muy cansado Em – Rose salió del baño con un camisón rojo que dejaba al descubierto sus magníficas piernas.
- Para ti nunca estoy cansado – me abalancé sobre ella y la tiré a la cama mientras ella se reía. – te extrañé.
- Y yo a ti mi oso pardo – Rosalie rió y me rodeó el cuello con los brazos – por eso he decidido que no irás más de caza sin mí.
- Como tu digas – le besé los hombros, el cuello, las mejillas – tú me mandas yo obedezco.
Esa noche la pasamos juntos a todo momento, después de la cama fuimos a la regadera y nuevamente en la cama. Como siempre, evitamos emitir sonidos muy altos por respeto a la familia.
Antes de irnos a la escuela los dos estábamos abrazados en la cama, Rose movía su dedo en círculos por mi pecho mientras que yo enroenrollaba mi dedo en su pelo.
- Te amo – me dijo Rose volteando a verme.
- Y yo a ti Rose – respondí sinceramente.
- ¿Cuánto?
- Mucho, para siempre, por siempre – le juré.

No hay comentarios:

Loading...