jueves, 18 de marzo de 2010

Reencarnacion Capitulo 19

Reencarnacion Capitulo 19
Emmett POV
Una vez que todos se fueron y me dejaron con Valerie, me preparé para una grande. Miré a Valerie y ella evitaba mi mirada.
- Val…
- Llévame a mi casa – me dijo cortantemente.
Suspiré y me levanté del sillón, fuimos al garaje y le abrí la puerta, ella entró sin mirarme siquiera. Recorrimos el camino hacia su casa en silencio, la miré varias veces pero ella seguía mirando por la ventana sin voltear.
Antes de llegar a su casa, detuve el Jeep.
- Val, cariño lo lamento muchísimo, no quería que nada de esto pasara – me disculpé sinceramente.
Valerie volteó y sus ojos estaban inundados en lágrimas, me partió el corazón verla así.
- ¿Cómo pudiste? ¿por qué no paraste Emmett? ¿sabes lo que fue para mí ver aquello? (N/A: noten por favor el chantaje emocional)
- Yo no, no sé que me pasó Val, te lo juro, fue muy rápido todo que no pude evitarlo, cielo de verdad perdóname
Me acerqué a ella y la abracé consoladoramente mientras maldecía a Rosalie por esto. Besé sus cabellos y escuché los sollozos de Valerie justo en mi oído. No podía sentirme peor.
“¿Ahora sí remordimiento verdad? Ahora sí te arrepientes porque ella te vio ¿no? Pero nada más estás cerca de Rosalie y la besas como si Valerie no existiera” mi conciencia comenzó a reclamarme. “estás jugando con las dos idiota y deja que Valerie se entere de todo lo que le has hecho a sus espaldas”
Esta vez no tenía nada que objetarle, tenía toda la razón.
“Pues claro que tengo la razón”
- Val, cielo de verdad perdóname
- ¿Es qué como quieres que confíe en ti? Vives en la misma casa que ella ¿Cómo sé que no volverás a besarla como la besaste hoy?
- Porque yo te doy mi palabra de que no lo haré – le dije sin mucha convicción.
Si ni yo mismo estaba seguro de poder resistirme a la tentación que implicaba ver a Rosalie.
- Te lo prometo Val, confía en mí – le pedí.
- Emmett tú la amas, lo he visto en tus ojos cuando la miras. A mí nunca me miras como a ella – me reprochó con más lágrimas.
Otro gancho al estómago. Valerie no era tonta, obvio notaba esos pequeños detalles, pero mi historia con Rosalie se remontaba a años, muchos años atrás.
- Lo que viví con Rosalie no tiene palabras Valerie, no me pidas que lo olvide fácilmente – le pedí – si estoy contigo es porque de verdad te quiero y quiero estar contigo, pero debes entender que Rosalie siempre será muy importante para mí.
- ¿y yo no? Yo estoy contigo ahora, ¿eso no es importante? ¿es que acaso yo voy a ser una más? ¿es qué a mí sí me vas a olvidar?
- Claro que no, tú eres importante y mientras viva te voy a recordar – le aseguré y ella me miró a los ojos. – te lo prometo.
Ella ya no me dijo nada más sino que me besó y yo respondí besándola dulcemente. Nos besamos por un largo momento y después reanudé el camino a su casa. Al llegar la ayudé a bajar del Jeep y volví a besarla.
- paso por ti mañana por la mañana – le prometí y me fui a mi casa.
Mientras iba por el camino pensaba en lo que iba a hacer ahora. Definitivamente tenía que dejarle las cosas claras a Rosalie y me iba a escuchar.
Llegué a la casa y no había nadie, no había ningún coche, sólo el de Rosalie; mejor. Entré a la casa dando un portazo.
- ¡¡¡Rosalie!!!
Ella no me hizo caso y yo comencé a subir la escalera.
- ¡¡Rosalie Lilian Hale Cullen no te hagas la graciosa conmigo!! – grité nuevamente e intenté abrir la puerta de nuestra habitación pero tenía seguro – Rosalie ábreme
Ella seguía ignorándome
- Voy a romper la puerta Rosalie, te lo advierto – la previne.
Otra vez silencio.
- Que no digas que te lo advertí – arranqué la puerta y vaya sorpresa.
Rosalie POV
Emmett entró a la casa azotando la puerta.
- ¡¡¡Rosalie!!! – gritó y yo lo ignoré.
Estaba acostada en la cama y lo esperaba, iba a hacerlo enojar aún más.
- ¡¡Rosalie Lilian Hale Cullen no te hagas la graciosa conmigo!! – ok, me llamó por mi nombre completo, estaba enojado.
Intentó abrir la puerta sin conseguirlo. Inhalé profundo.
- Rosalie, ábreme
Volví a ignorarlo, Emmett no era el más paciente de los vampiros así que sabía que tendría que despedirme de la puerta.
- Voy a romper la puerta Rosalie, te lo advierto – bueno, que lo hiciera, ya me sentía advertida. – que no digas que no te lo advertí
Rompió la puerta y yo lo miré fijamente. Estaba acostada leyendo una revista esperando su ataque de furia. Ya sabía lo que me esperaba y estaba lista para lidiar con él.
- ¿Con qué quieres guerra Rosalie? Sabes a lo que te enfrentas – me dijo enojado.
- Claro, yo sí he cazado osos contigo – le repuse con una sonrisa
Entonces una sonrisa diabólica curvó sus labios. Esto no estaba planeado, yo tenía que ganar y él había encontrado un as bajo la manga y yo no sabía de qué se trataba.
- Hablando de osos, Rosalie ¿no se te olvida la última vez que fuimos a cazar osos?
Si sus manos seguían acariciándome probablemente olvidaría hasta mi nombre. Entonces recordé esa ida de caza.
- no…
- oh sí querida mía, todas mis tareas un mes – entonces se quitó de encima de mí – empezando por hoy con mi tarea de matemáticas.
El desgraciado salió de la habitación y volvió a colocar la puerta en su lugar. ¡¡Rayos!! Maldita apuesta. Emmett se fue y yo tuve que hacer su tarea de matemáticas.
Pero si yo iba a hacer todas sus tareas, la habitación me la quedaba yo.

Jasper POV
Al día siguiente fuimos a la escuela y todo normal. Emmett había aclarado las cosas con Valerie y ahora Rosalie tenía que hacer las tareas de Emmett por una apuesta que había hecho con él.
Así que en todas las clases que tenían juntos, Rosalie hacía los trabajos de Emmett y Emmett estaba encantado con la situación.
En el receso Alice y yo nos sentamos en una mesa, Edward estaba sentado con Bella y Rosalie, sí aunque no lo crean Rosalie estaba sentada con Edward y Bella, les estaba contando de las cartas que habían encontrado Bella y Alice en casa de Valerie, a mí me había contado Alice la tarde anterior y ahora más que nunca deseaba que Valerie se fuera.
- Hola chicos – y hablando de la bruja… Valerie se sentó con nosotros.
- Hola Valerie – respondimos los dos sin emoción.
- ¿Cómo están?
- Bien – respondió Alice - ¿qué tal tú?
- Excelente.
De veras no podía haber nadie peor que Valerie. Sus emociones se centraban en ella, se sentía tan satisfecha, tan orgullosa de sí misma que daba asco.
- ¿Qué me decías de la apuesta que hicieron Rosalie y Emmett? – le pregunté a Alice de manera intencionada
- ¿Emmett y Rosalie apostaron? – preguntó Valerie mientras comía su almuerzo.
- Sí, Rosalie retó a Emmett a que… pues a que anduviera contigo – Alice le dijo con tono informal – y pues, como sabrás Emmett ganó, así que Rosalie tiene que hacer todas las tareas de Emmett por un mes.
Valerie no dijo nada, pero yo podía sentir su confusión y sus ganas de creer que nosotros mentíamos.
- Oye Jas, cambiando el tema, recuerda que el viernes ya es el baile – me dijo Alice
- Claro y ¿quieres venir, preciosa? – le pregunté mientras la abrazaba.
- No lo sé, prefiero que nos vayamos tú y yo a un lugar muy especial – me respondió Alice abrazándome aún más
- Me parece una idea perfecta mi amor – y dicho esto la besé.
Alice y yo nos ahogábamos en la satisfacción pues sabíamos que Valerie se sentía celosa de que yo tratara a Alice así y Emmett a ella no. Poco a poco la vergüenza de Valerie se transformó en furia y yo besé más profundamente a Alice.
- ¿Valerie tú vas a venir con Emmett al baile cierto? – le preguntó Alice a Valerie una vez que nos separamos
- pues no me lo ha pedido pero yo supongo que sí – le respondió la chica.
- Pues estoy segura que se la pasarán muy bien – Alice se levantó – Jas, mi amor ¿me puedes acompañar?
-Claro que sí mi amor.
Nos fuimos abrazados de la mesa y cuando le dimos la espalda a Valerie, nos sonreímos con malicia. Cuando pasamos por la mesa de Rose la miré y le guiñé un ojo.
- Tengo una fantástica idea – me dijo Alice una vez que salimos de la cafetería.
Y Alice me contó su plan al oído. Yo sonreí, sería simplemente perfecto.

Valerie POV
¿Dónde se había metido Emmett? Como odiaba que la gente me viera sola en la cafetería. Acabando de comer llevé mi charola al bote de la basura y salí de ahí apresurada.
Me encontré a Emmett y a Rosalie hablando en un pasillo, me acerqué sin que me vieran.
- Aquí está tu tarea de matemáticas, tu ensayo de literatura y tu exposición de derecho – Rosalie le dio a Emmett dos hojas engrapadas, un fólder y una memoria USB
- Gracias Rosalie
- ¿algo más? – le preguntó ella molesta.
- Nada hermosa, esas han sido todas mis tareas para hoy – Emmett le dio un beso en la mejilla y se fue de ahí
- Nunca más vuelvo a apostar contigo Emmett Cullen – le dijo ella.
- Es tu culpa ¿para qué me retas si sabes que siempre gano? – le preguntó Emmett con una enorme sonrisa en los labios.
Así que sí habían apostado y Emmett me había pedido que fuera su novia por apuesta con Rosalie. Me sentí horriblemente y en ese momento Rosalie llegó y me barrió.
- Hola Valerie ¿qué tal tu día? – me saludó con hipocresía.
- Muy bien ¿qué tal el tuyo Rosalie? – le pregunté - ¿Cómo está tu novio de 60 años?
- Se fue
- Uy qué pena, ¿sabes Rosalie? Los hombres nunca se fijan en las chicas fáciles como tú – le dije con toda la saña que pude.
La furia centelleó por unos momentos en sus ojos y luego una sonrisa malévola curvó sus labios.
- Ay Valerie, ahora que sabes que Emmett puede volver conmigo ya te pusiste a la defensiva ¿verdad? A propósito, no sé si lo notaste pero ayer que nos besamos ¿viste como el respondió a mi beso? Él no me apartó de su lado, al contrario me besó como siempre me ha besado y me acarició ¿lo viste? Justo en tus narices Valerie. Creo que la fácil eres tú Valerie, porque no te das a respetar, si tú hubieras sido inteligente habrías botado a Emmett por haberme besado justo frente a ti.
Me llené de furia así que le respondí.
- Rosalie tú eres una fácil, por eso no me afecta. Lo que tú estás haciendo es pedirle a Emmett a gritos que regrese contigo, porque tú sin Emmett no eres nada, no eres nadie Rosalie.
- Eso dices muñeca pero la verdad es que Emmett me ama y yo lo amo, lo perdí por una estupidez, una estupidez que tiene nombre y que justo estoy viendo – me barrió y continuó – pero no te preocupes, como ya te lo dije, pronto la mujer entre sus brazos volveré a ser yo.
Rosalie se dio la vuelta y me dejó ahí parada con la furia corriéndome por las venas. Pero claro que Emmett no iba a regresar con Rosalie, yo me iba a encargar de eso, yo iba a ser la única mujer entre sus brazos. Pues Emmett es lo que yo siempre he querido, un chavo guapo y con mucho, mucho dinero. No iba a perderlo tan fácil.
A la salida Emmett me llevó a mi casa. Una vez frente a ella me acerqué a él y comencé a besarlo apasionadamente y Emmett se alejó.
- Val…estamos frente a tu casa ¿qué tal si tus papás nos ven?
- Sí, tienes razón – le respondí molesta
- Nena
- Claro a ti te preocupa que Mis padres nos vean besándonos pero no te preocupa que yo te vea besándote con Rosalie ¿verdad?
Me bajé del Jeep y comencé a llorar, no de verdad obviamente, lo único que quería era hacer que Emmett se sintiera mal y lo logré. Me abrazó.
- Nena ya hablamos de esto ayer, te dije que lo siento muchísimo pero no es lo mismo, tú eres mi novia y no quiero que tus padres tengan una mala impresión de mí – él me alzó la cara y yo seguía llorando.
- Me siento muy mal Emmett de verdad, nadie ha herido mis sentimientos tanto como tú lo hiciste ayer – le dije intentando zafarme de su abrazo
- Val lo siento de veras que sí y haré lo que sea para que me perdones.
- ¿Vamos a ir al baile del viernes verdad? – a eso era a lo que yo quería llegar.
- Claro que sí, sí tú quieres – me dijo y me besó suavemente.
- Emmett quiero que tú y yo seamos los reyes del baile.
- Lo seremos nena, lo prometo – me besó de nuevo y yo entré.
Claro que seríamos los reyes, yo me iba a encargar de ello.

1 comentario:

..:://((^aLex^))//::.. dijo...

no lo puedo creer encerio esta esta muy pero muy padre oie una pregunta me perdi esta la publicas cuando los miercoles, jueves y viernes o ke dias peron eske ma ekiboco bueno cuidate y EXELENTE historia encerio mis felicitaciones

Loading...