miércoles, 31 de marzo de 2010

Reencarnacion Capitulo 24

Reencarnacion Capitulo 24
Valerie POV
Dos días después de que Rosalie se sentara con nosotros en el receso llegué a mi casa después de la escuela, estaba molesta, Rosalie se la vivía con nosotros y no nos dejaba estar solos a Emmett y a mí.
Entré a mi casa malhumorada y mis padres otra vez no estaban, había varias cartas tiradas en el suelo del vestíbulo, las recogí y las revisé. Eran cuentas del teléfono, del gas, la luz…y vi otra que era para mí del “Centro Especializado en Actuación de Nueva York”.
Lo abrí rápidamente y lo leí:
Estimada Valerie Kincaid:
Nos complace informarle que nuestra honorable institución le ha otorgado el privilegio de asistir a nuestra audición para recibir a la nueva generación de actores el próximo verano.
El evento contará con actores y actrices de prestigio, los cuales elegirán a las futuras estrellas de Estados Unidos, sin mencionar que a los mejores se les obsequiará una beca completa para estudiar en nuestra orgullosa institución.
Esperamos contar con su presencia y por favor confirme su asistencia al número que viene hasta el final de esta carta.
Sin más por el momento quedamos a su servicio.
Anne Fenton y Christian Vennen
Encargados de admisión.
NO lo podía creer, querían que fuera a una audición para uno de los mayores centros de actores en Estados Unidos. ¡¡Mi día estaba mejorando definitivamente!!
Esa noche hablé con mis padres y ambos se mostraron de acuerdo en que asistiera a la audición, ellos hablarían para confirmar mi asistencia a la cita y aprovecharían para aclarar cualquier duda que pudiera surgirles.
Al día siguiente llegué a la escuela completamente feliz, yo iba a ser una estrella del cine y todos estos idiotas se iban a quedar en este pueblucho por el resto de sus vidas.
- ¡¡Rose, Edward me dijo que recibiste la invitación a la audición del CEAN!! – Bella le dijo emocionada a Rosalie.
- Sí, me llegó ayer por la tarde – dijo Rosalie orgullosa de sí misma.
- Es la mejor escuela de actuación – comentó Alice – de ahí salieron Angelina Jolie, George Clooney, Demi Moore y muchos más
¿Así que Rosalie también había recibido una invitación?, no me importaba yo ganaría ese lugar y ella regresaría llorando porque no la admitirían.
Al llegar a la casa esa tarde, Emmett intentó besarme antes de que yo entrara a mi casa, pero estaba tan emocionada por saber todo acerca de la audición que me fui sin despedirme.
- ¡¡Mamá ya llegué!!
- Hola hija, ¿cómo te fue?
- Bien ¿qué te dijeron de la audición?
- Es hoy por la tarde en un pequeño teatro que hay cerca de Port Angeles, al parecer son tantos chicos los que van a hacer la audición que los están citando a cien por día y hoy es tu turno. – contestó mi madre – y de esos cien sólo uno obtendrá un lugar en la academia.
¿¡Hoy?! Pero aún no estoy lista, no sabía lo que iba a actuar pero respiré profundamente, yo era una excelente actriz, estaba segura de que me quedaría. Comí con mis padres y me arreglé para la audición.
Al llegar al lugar, había unas veinte personas formadas afuera, entre ellas, Rosalie. Me bajé del auto y mis padres me desearon suerte y se fueron, pasarían por mí cuando les hablara. Me formé en la fila, detrás de Rosalie.
- ¿Tú también vienes por la beca? – me preguntó con sarcasmo
- Sí, y ¿sabes que Rosalie? No debiste de haber venido, ese lugar es para mí
- Seguro – respondió Rosalie – tú no tienes el dinero como pagar una escuela tan cara y por eso necesitas la beca, mis padres me dijeron que ellos van a pagarme la escuela si no consigo la beca.
Yo ya no le dije nada, me limité a ignorarla mientras poco a poco los demás iban pasando. Después una señorita salió y se dirigió a nosotros.
- Bueno chicos, ustedes son los últimos veinte que participarán por la beca, nadie de los otros ochenta que vinieron la consiguieron así que mucha suerte, alguno de ustedes será nuestro siguiente estudiante – la chica nos dijo y pasó a los dos chicos que estaban hasta el frente de la fila.
- Pierdes el tiempo deberías irte Rosalie, yo voy a ganar esa beca
- En tus sueños muñequita.
Finalmente fue el turno de Rosalie y mío. La audición consistía en improvisar un poco con el tema que nos tocara. El tema: “El engaño” subimos al escenario y vimos a los cuatro jueces que ahí estaban, sin duda eran actores, él era guapísimo y las otras tres eran hermosas.
- Hola chicas, permítanme presentarnos – nos dijo el hombre – mi nombre es Eleazar, y ellas son Kate, Tanya y Carmen. Nosotros somos los maestros del Centro y quiero decirles que no aceptamos aficionados. Así que, a actuar se ha dicho.
Rosalie y yo nos paramos en el escenario frente a frente y comenzamos a improvisar. Era obvio que yo iba a ganar, Rosalie no tenía ni un pelo de actriz, cuando se acabó el tiempo de nuestra improvisación, nos encaramos a los jueces.

- Bueno, Rosalie tú no sirves para actriz, eres pésima, dejas mucho que desear en el escenario, no tienes presencia ni porte, definitivamente el teatro no es para ti – le dijo Tanya a mi compañera y yo sonreí ampliamente – en cuanto a ti Valerie, muchas felicidades, bienvenida al Centro Especializado en Actuación de Nueva York
- ¡¡¡Sí!!! Muchísimas gracias, no sé como decirles lo honrada que me siento – dije llorando de la emoción.
Voltee para burlarme de Rosalie, pero ella ya estaba bajando las escaleras sollozando. Por fin le había ganado.
Mis padres llegaron por mí y esa noche nos fuimos a celebrar mi triunfo, me iría sola a estudiar a Nueva York, ya tenía todos los papeles, me iría el jueves temprano en la mañana para comenzar mis clases el viernes. Era lo mejor que me podía haber pasado, sería famosa y conocería a muchos actores.
Rosalie POV
Bajé del escenario porque no podría aguantar por más tiempo la risa. Detrás del escenario estaban Irina y Alice muertas de la risa, este montaje nuestro había quedado perfecto. Tanya, Eleazar, Kate y Carmen podrían ser actores, se habían tomado su papel muy en serio.
Cuando Valerie se fue, ellos se reunieron con nosotros, riéndose a más no poder.
- Muchas gracias por ayudarnos – agradeció Alice.
- Ni que agradezcas, fue genial, todo este montaje…Eres una genio malvada Alice – Tanya le dijo a mi hermana.
- Todo sea por Emmett y Rose – replicó mi hermana
- Pues ojalá todo salga bien Rosalie – me deseó Carmen
- Gracias, eso espero – le respondí.
Nuestros primos se fueron, nadie de la familia debía de saber lo que habíamos estado haciendo, por lo menos no Esme ni Carlisle ni Emmett…aún no. Cuando ellos se fueron, les pagamos los diez dólares prometidos a cada uno de los chicos que había hecho la fila.
Cerramos el teatro rentado, le devolvimos las llaves a la administradora, le pagamos y nos fuimos de ahí. Todo el transcurso a la casa nos la pasamos burlándonos de las caras de Valerie.
Al llegar, nos concentramos en otras cosas, todo para mantener a Edward lo menos informado posible, sabíamos que se enteraría, pero por lo pronto queríamos ser lo más discretas posible.
- ¿Dónde estaban? – nos preguntó Esme nada más entramos
- Fuimos a Port Angeles – respondí yo con calma
- ¿A qué? – me preguntó Emmett acostado en el sillón viendo la tele
- ¿Qué te importa? – le replicó Alice y las dos subimos la escalera.
Pero nada más llegamos arriba, Jasper abrazó a Alice.
- Te extrañé enana – le dijo mientras besaba su cuello y ella reía.
- Ya regresé – Alice se dio la vuelta y comenzó a besarlo.
Yo me fui a mi habitación para concederles un poco de espacio. Estaba acostada en la cama cuando llegó Edward y se sentó a mi lado.
- ¿A dónde fueron, par de mentirosas?
- No te digo
- Dime, por favor – Edward puso cara de cachorrito y yo no pude evitar contestarle
Pero no lo hice de manera habitual, en vez de ello rememoré lo que había hecho esa tarde. Edward no podía parar de reír y yo no pude más que unirme a sus risas. Poco después entró Emmett y nos miró con una ceja levantada, Edward y yo jamás estábamos juntos ni mucho menos nos reíamos juntos.
Al caer la noche, Edward se fue con Bella y Emmett entró nuevamente a nuestra habitación. Todavía estaba enfurruñado y yo sabía que era porque se había puesto celoso, yo reí y abrí mis brazos. Él, aún enfurruñado se acostó a mi lado y me abrazó. Yo lo besé en la mejilla.
- Sólo nos reíamos de un chiste que escuché en Port Angeles y se lo conté – le mentí, pero juraba que le diría la verdad…una vez que Valerie se esfumara.
- ¿Qué chiste?
¡¡Rayos!! Pensé en un chiste, el que fuera.
- ¿Qué le dijo una dona glaseada a una dona que no es glaseada?
- ¿Qué le dijo?
- Eres una desglaseada
Yo sabía que era un chiste muy, muy, pero muy malo sin embargo Emmett se empezó a reír como loco y al oír su risa, yo no pude evitar reírme también. Y es que estando con él todo era perfecto. Cuando finalmente dejamos de reírnos nos quedamos abrazados sin decirnos nada.
Al la mañana siguiente nos levantamos para ir a la escuela. Nos vestimos y nos fuimos. Alice me miraba sonriente, muy sonriente. Cuando Valerie llegó asintió con la cabeza y yo reí feliz.
- Emmett, tenemos que hablar – le dijo.
- Claro
Edward, Bella y Jasper ya estaban enterados de todo así que también estaban a punto de estallar en carcajadas. Sin embargo debíamos acordarnos de que yo no me había quedado en el Centro, así que puse mi mejor cara triste y Edward y Jasper me abrazaron.
- No te preocupes hermanita, estamos seguros que encontrarás otra mejor escuela de teatro – Jasper me dijo.
- Pero esa era la mejor – protesté.
- No te preocupes, debe de haber mejores en Europa – Edward me dijo y los cinco nos fuimos de ahí.
Claro que nos quedamos por ahí escondidos para escuchar lo que Valerie le diría a Emmett
Emmett POV
¿De qué escuela de teatro estaban hablando
Edward y Jasper? Rosalie ya había ido a la
mejor Academia de Artes en Nueva York. En
fin, seguí a Valerie a una banca y nos
sentamos.
Yo intenté besarla y ella se apartó.
- ¿Val qué ocurre?
- Es que, ¿recuerdas de la audición a la
que me invitaron?
- Sí – me lo había dicho anteayer obvio
que me acordaba
- Pues ayer fui a hacerla y pues pasé, me
gané la beca – me dijo completamente
feliz.
- Ah, que bueno nena, muchas felicidades.
Entonces escuché las risitas de mis
hermanos.
- Sí y pues, me voy mañana mismo a Nueva
York así que, creo que lo mejor es que
terminemos –Valerie me dijo como si nada
– mira yo te quiero, pero tú sabes, voy a
ser una estrella y pues…una estrella no
puede salir con un chico…normal, no me lo
tomes a mal, pero Emmett, tenemos que
juntarnos con miembros de nuestra misma clase
social
Ahora oí carcajadas, no risas. Yo quería
reírme también, la verdad me alegraba que
Valerie me estuviera cortando, yo no quería
hacerlo así que me facilitaba las cosas.
- Claro, entiendo
- ¿en serio? Que bueno, porque ahora que
seré una estrella pues, conoceré a otro
nivel de personas y pues estoy segura que
tú, encontrarás a alguien
Las carcajadas de mis hermanos no podían ser
más notorias, sólo que ahora sólo
escuchaba las de Edward, las de Jasper y las
de Bella. ¿A dónde se habrían metido Alice
y Rosalie?
Entonces Valerie comenzó a platicarme de su
audición. Al oír que Rosalie también
había ido, me llené de sospechas.
- … y luego los jueces eran tan guapos
- ¿Cómo se llamaban los jueces? – le
pregunté, aunque ya sospechaba la
respuesta.
- Eleazar, Carmen, Kate y Tanya y la chica
que me dio mis papeles se llamaba Irina
Claro que sí, ya sabía por qué Rosalie y
Alice se habían ido.
- me da gusto Valerie, ojalá te vaya bien
con tus personas de “otro nivel” – me
paré y me fui de ahí.
Pasé por donde mis hermanos estaban muertos
de la risa.
- Díganle a los profesores que me sentí mal
y regresé a la casa
No esperé su respuesta, me fui directamente
a mi casa, Rosalie me tenía que dar unas
cuantas explicaciones

2 comentarios:

..:://((^aLex^))//::.. dijo...

oie una pregunta cada cuando publicas esta historia eske no puedo creer ke nos tengas una semana con la insertidumb re eske esta genial la historia espero ke siga asi y no me digas ke ahi se termina porfavor
..:://((^bLoodkiss^))//::..

Anónimo dijo...

Holaa tengo una duda el libro mieli ya se acabo??? es que yo hasta ahora lo estoy leyendo voy x el capitulo 22 y wow esta muy buenisimo ... y el de reencarnacion me encanta!!!

Loading...