jueves, 25 de marzo de 2010

Reencarnacion Capitulo 21

Reencarnacion Capitulo 21
Jasper POV
Esperamos a que Emmett y Rosalie se fueran al baile para poner manos a la obra.
- Edward, Jas, ya saben que tienen que hacer – nos dijo Alice – nos vemos fuera de la escuela.
Alice se llevó a Bella y nosotros nos fuimos a casa de Valerie. Sí, de Valerie. Al llegar, nos dimos cuenta de que estaba ella sola, perfecto.
- No entiendo por qué hacemos esto – me dijo Edward.
- Porque queremos que Emmett y Rose vuelvan a estar juntos – le respondí mientras entrábamos por la puerta de atrás.
- Uy sí, va a ser grandioso, como su primera década juntos –Edward dijo y se estremeció.
Yo no quería pensar en eso, yo no había estado esa primera década, pero si de por sí estar cerca de ellos era… bueno, yo tampoco quería imaginar cómo serían estos años, tal vez deberían irse a la casa de San Francisco.
- Mejor a otro continente – me dijo Edward.
Subimos las escaleras hasta la habitación de Valerie, la escuchábamos andar de aquí allá. Pronto se quedó quieta.
- Ya se molestó porque Emmett no llega – me comentó mi hermano en un murmullo.
Pasaron otros veinte minutos sin oír nada, entonces yo noté el enojo de Valerie, era como el de un oso enfurecido.
- Listo, ahora viene lo bueno – me indicó Edward y yo me acerqué a la puerta.
Valerie quería abrir la puerta pero por más que intentaba, la puerta no cedía. ¿y por qué? Simplemente porque había dos vampiros recargados en ella.
- ¡¡Maldita puerta!! – gritaba Valerie desesperada.
Tras unos quince minutos, Valerie dejó de forcejear y oí que se sentaba en el suelo y comenzaba a llorar de pura frustración.
En ese momento Alice mandó un mensaje avisándonos que ya era suficiente, nosotros habíamos hecho nuestra parte, ahora era turno de ellas.

Bella POV
Llegamos a la escuela y vimos que Emmett y Rosalie estaban ahí. Alice me condujo entre la gente para que ninguno de ellos notara nuestra presencia. Finalmente llegamos a la urna donde estaban poniendo los votos para elegir a los reyes del baile.
Alice la tomó y salimos del gimnasio.
- Listo, ahora a cambiar los votos.
- Esto no es correcto – le dije a la duendecilla.
- ¿Qué importa?
Sacamos todos los votos…y los reemplazamos por unos que había hecho Alice y sí, todos decían Emmett Cullen y Rosalie Hale. Definitivamente este concurso estaba vendido.
Regresamos la urna antes de que el entrenador se la llevara para comenzar el conteo de votos, aunque no hacía falta que los contaran, sólo había dos nombres.
Edward y Jasper llegaron a reunirse con nosotras, por lo que nos decían, Valerie venía furiosa y yo no lo dudaba, la pobre quería ser reina del baile y no tenía ni la más mínima oportunidad de ganar.
Entró al gimnasio poco antes de que anunciaran al rey y a la reina.
- Bueno, ya sabemos que sigue ahora – Alice nos indicó y los tres asentimos.
Entramos silenciosamente al gimnasio en el momento en el que Rosalie y Emmett subían al escenario. Valerie salió corriendo y Alice y yo salimos tras ella.Mientras que Edward y Jasper se llevaban a Jonathan de ahí.
Como no queríamos que ninguno arruinara el momento de Emmett y Rose, los amarramos a unas sillas y los amordazamos. Obviamente sin que ninguno supiera quiénes éramos.
Valerie lloraba profundamente y yo sabía que sólo lo hacía porque no había sido reina ella.
Alice fue nuevamente al gimnasio y nos pidió que la esperáramos en el salón donde publicaban el periódico escolar. Edward estaba sentado en una silla y yo en sus piernas. Mientras que Jasper estaba recargado en una pared mirando con gesto ausente la puerta.
Alice regresó.
- ¿Qué hiciste? – le pregunté.
- Nada, sólo tomé unas cuantas fotos – respondió mi hermana prendiendo una computadora.
Ya después comprendí para que las fotos. Tuvimos que hacer algo más esa noche antes de regresar a la escuela. Entramos a la cafetería y después de hacer unas cuantas cosillas, nos regresamos a la casa.
Veníamos todos callados en el Volvo cuando recordé algo.
-Chicos tenemos que regresar
- ¿No me digas que quieres ir al baile? – me preguntó Alice burlonamente.
- No, simplemente quería decirles que si no regresamos Jonathan y Valerie van a pasar todo el fin de semana en la escuela atados y amordazados.
Edward regresó a la escuela a que liberáramos a Valerie y a Jonathan.

Valerie POV
Soy una buena persona, lo soy en verdad ¿por qué esto me tenía que pasar a mí? Creí que este iba a ser el mejor baile de mi vida. Me podía ver llegando del brazo de Emmett y que al final los dos llevaríamos las coronas de rey y reina del baile. Y para darle el tiro de gracia yo besaría a Emmett frente a toda la escuela.
Pero todo mi plan había fracasado. Primero, con la maldita puerta, estuve atascada en mi habitación por más de 35 minutos. Segundo, Emmett no llegó por mí, no podía creer que me había dejado plantada.
Cuando estaba a punto de darme por vencida me llegó un mensaje de Jessica
Emmett ya está aquí ¿por qué no llegaste con él?
Eso fue como una puñalada ¿cómo que Emmett había ido al baile sin mí? Eso no se lo iba a perdonar. Como pude, llegué al baile y aún no puedo digerir lo que ocurría.
Emmett y Rosalie estaban bailando muy melosamente y estaban a punto de besarse, pero yo no iba a permitir que me humillaran más. Rosalie iba a pagar muy caro todo esto y lo peor de todo ¡¡llevaba el mismo vestido que yo!! Aunque yo me veía mejor claro está.
- ¡¡Emmett Cullen se puede saber por qué no fuiste por mí!! – le grité a Emmett en frente de todos
- Pero…pero…tú me hablaste para decirme que me veías aquí – me replicó.
Emmett miró a Rosalie y ella alzó las manos. Cuando Emmett volvió su vista hacia mí vi la sonrisa de satisfacción que cruzó por la cara de Rosalie.
- ¡¡Yo no te hablé!! – le grité furiosa.
- Entonces… nena yo lo siento de verdad, Alice me dijo que hablaste y que te reunías conmigo aquí.
- Y los reyes del baile son…- el director abrió el sobre
Yo ya quería llorar, no podría ser reina del baile porque no había llegado a tiempo para inscribirme. Y todo por culpa de…
- ¡¡Rosalie Hale y Emmett Cullen!! – anunció el profesor y todos aplaudieron.
Yo no podía creerlo, no podía ser posible. Miré como Rosalie subía al escenario y le ponían la corona. Ya no vi más, porque las lágrimas corrían por mis mejillas sin control.
Y si creían que mi día no podía ponerse peor, se equivocan. Fue secuestrada ¡¡Secuestrada!! Me taparon la boca y me amarraron a una silla. Yo ya no podía parar de llorar.
¿Ven lo que les digo? Soy una buena persona que ha tenido el peor día de su vida, eso no es justo, yo no merecía esto.
Después de un rato, me desataron y yo me desmayé.
Ahora que despierto estoy en mi cama y no puedo no acordarme de cómo llegué aquí. Esto no podía estar pasándome.

No hay comentarios:

Loading...